Guia del Mundo - Portada
PortadaPaísesTemasActualizaciónBúsquedaCorreo
5.gif (35 bytes)
600.gif (62 bytes)
5.gif (35 bytes)
Mujeres (2650 bytes)
Deuda externa: las cifras se quedan cortas
icono.gif (225 bytes)
EL ANÁLISIS CONJUNTO del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI) se basa en criterios de sustentabilidad de la deuda demasiado estrechos y en nociones macroeconómicas demasiado optimistas. Ocho países tienen una carga de la deuda no sustentable, y otros doce están "en una posible situación difícil", según el análisis conjunto del FMI y el Banco Mundial acerca de los problemas de endeudamiento de los Países Pobres Muy Endeudados. Esta estimación se basa en 23 estudios de países y evaluaciones preliminares de otros 16 países de esa categoría, pero son muchos más los que enfrentan un problema de endeudamiento.

Definición de la sustentabilidad de la deuda

Según el Banco Mundial y el FMI, una carga de la deuda es sustentable cuando "un país logra cumplir totalmente sus obligaciones externas presentes y futuras sin  tener que recurrir a medidas de mitigación o a la reprogramación de deudas o de la acumulación de atrasos, y sin comprometer indebidamente su crecimiento económico".

Para calcular la sustentabilidad de la deuda se escoge un cierto parámetro temporal -en general de 10 a 20 años- y se hace una estimación de las tasas de crecimiento de las principales variables económicas (tales como Producto Interno Bruto, exportaciones, importaciones) así como de los futuros ingresos de capital extranjero. Al final del período el país debe tener un nivel de deuda sustentable. Partiendo de la evidencia empírica, las variantes para un nivel de endeudamiento sustentable son (a) un valor actual neto (VAN) de relación deuda-exportaciones de entre 200 y 250 por ciento, y (b) una relación servicio de la deuda-exportaciones de entre 20 y 25 por ciento.

Cabe destacar que el análisis conjunto abandona la condición de que un país no debe necesitar financiamiento excepcional. Si dicha condición se aplicara, 39 de los 41 países pobres muy endeudados cabrían dentro de la definición de "insustentables".

Los posibles parámetros

Los parámetros de 20-25 por ciento y 200-250 por ciento son arbitrarios. En anteriores publicaciones el Banco utilizó proporciones de 20 por ciento y 200 por ciento. Además, el uso del VAN es cuestionable. La tasa de descuento utilizada para determinar este valor es probablemente demasiado alta. Comparada con una tasa de descuento del 8 por ciento, una tasa de 6,5 por ciento aumentaría la corriente de pago de servicios de una deuda en un 10 por ciento. Además, para medir la deuda pendiente lo que importa es el valor nominal, no el valor actual. Por otra parte, el VAN se calcula para determinado momento del futuro: 10 años para la mayoría de los países mencionados en el documento, y cinco años para algunos. De manera que lo que se está calculando no es la sustentabilidad actual, sino la futura. Para los países a los que se les da el certificado de salud, las proyecciones tan sólo indican que la sustentabilidad puede lograrse dentro de 10 años, siempre y cuando se cumplan todos los presupuestos sobre los cuales se basan las proyecciones.

Más allá del criterio actual

Los criterios de elección deben ir más allá del criterio actual utilizado por el Banco Mundial y el FMI. La sustentabilidad de la deuda no debe basarse exclusivamente en indicadores vinculados a las exportaciones y al Producto Nacional Bruto:

  • Los indicadores de la deuda deben estar vinculados a relaciones presupuestarias, es decir a la capacidad de pago expresada como porcentaje del presupuesto nacional, en sí y en comparación con otros gastos, tales como salud, educación y defensa.
  • En particular, los indicadores de la deuda deben estar relacionados con indicadores de desarrollo social, ya que la carga de la deuda es una causa importante de falta de desarrollo social y humano sustentable en los países pobres. La UNICEF ha calculado que sería necesario una inversión aproximada de 9.000 millones de dólares estadounidenses en recursos adicionales para que el África Subsahariana realice inversiones que salvarían las vidas de 21 millones de niños y ofrecerían educación básica a 90 millones de niñas. Esto es bastante menos que los 13.000 millones de dólares que la región destina actualmente para el pago de la deuda.
  • Como muchos "Países Pobres muy Endeudados" tienen grandes déficit comerciales, tendría más sentido vincular la sustentabilidad de la deuda con las "exportaciones netas" (exportaciones menos importaciones para supervivencia), en lugar de con las exportaciones brutas.
  • Es necesario tomar en cuenta el monto de los vencimientos.
  • Es necesario medir adecuadamente los indicadores fiscales.

Si se asumieran parámetros más amplios de indicadores más realistas de la deuda, alrededor de 32 países serían clasificados como no sustentables. Pero incluso esta cifra podría ser demasiado optimista, ya que el análisis conjunto también se basa en nociones optimistas relativas al crecimiento de las exportaciones, nuevos flujos de ayuda e inversiones privadas.

¿Cuántos "países problema" hay?

Según el Banco Mundial y el FMI, ocho países tienen una carga de la deuda no sustentable: Mozambique, Sudán, Zaire, Zambia, Burundi, Guinea Bissau, Nicaragua y Sao Tome y Príncipe. Otros doce países están en la categoría de "en una posible situación difícil": Bolivia, Camerún, Côte d'Ivoire, Tanzania, Uganda, Congo, Etiopía, Guyana, Madagascar, Myanmar, Níger y Rwanda. (Total: 8+12.)

Los tres países que no están incluidos en el análisis (Liberia, Somalia y Nigeria) tienen todos una carga de la deuda  no sustentable. Uganda, con una relación insostenible deuda-exportaciones de 488% en el 2005, está erróneamente clasificado como "en una posible situación difícil". (Total: 12+11.)

Si se toman en cuenta los indicadores fiscales, Camerún, Côte d'Ivoire y Tanzania pasarían de "en una posible situación difícil" a no sustentables; Benin, Kenya y Togo de sustentables a en posible situación difícil; y Honduras y Senegal de sustentables a no sustentables. (Total: 17+11.)

Madagascar, Guyana y Etiopía serían clasificados como no sustentables en lugar de en posible situación difícil y Angola como en posible situación difícil si no se considera el alivio de la deuda aportado por Rusia (una ayuda comparable con los Términos de Nápoles o Trinidad). (Total: 20+9.)

Por último, si se adopta un marco temporal más corto (de 3 a 5 años), y se utilizan relaciones de la deuda de 200 por ciento o 20 por ciento, Burkina Faso, Kenya, Sierra Leona, Guinea (y Honduras) pasarían al grupo de no sustentables. Además, los 11 países primeros clasificados como "en posible situación difícil" pasarían todos a la categoría de no sustentables. (Total: 29+3.)

En suma, los análisis de sustentabilidad de la deuda deben basarse en nociones más realistas e incluir una gama más amplia de criterios realistas.

Fuente: Eurodad, 1996

además...

x_textos.gif (278 bytes)
Los espejismos
de la deuda

x_textos.gif (278 bytes)
Deuda externa: las cifras se quedan cortas

Cuadro
Deuda en cifras
  

 

600.gif (845 bytes)

Portada | Países  | Temas | Actualización | Búsqueda | Correo

© Instituto del Tercer Mundo. Juan Jackson 1136. Tel. (598-2) 49 61 92. Fax: (598-2) 41 92 22
  e-mail: item@chasque.apc.org