Guia del Mundo - Portada
PortadaPaísesTemasActualizaciónBúsquedaCorreo
5.gif (35 bytes)
600.gif (62 bytes)
5.gif (35 bytes)
Mujeres (2650 bytes)
Diferencias sociales en EEUU
icono.gif (225 bytes)
ESTAS GRÁFICAS MUESTRAN el porcentaje de individuos en Estados Unidos que declaran tener un computador en su hogar y acceder a servicios de red, como una función de la categoría de ingresos del hogar. Distinguimos cuatro categorías; la categoría más baja, por ejemplo, incluye el 25 por ciento de la población con el ingreso familiar más bajo. En 1993, los niveles de ingreso fueron de 15.000, 30.0000 y 50.000 dólares estadounidenses al año. Como resulta claro de esta cifra, existen diferencias muy grandes de acceso a un computador según las cateogrías de ingresos familiares. En 1993, poco más de un 7 por ciento de los hogares con menores ingresos tenían computadora, mientras que en el grupo de mayores ingresos el porcentaje era cercano al 55 por ciento. Cuatro años antes, las cifras respectivas eran de casi 6 por ciento y 35 por ciento. Esos datos, por lo tanto, reflejan diferencias altamente significativas según el grupo de ingresos, en cuanto al acceso de los hogares a una computadora.

F2_1.gif (4073 bytes)

Además,  si bien la diferencia de ingresos en el acceso de los hogares a una computadora fue muy grande en 1989, fue mayor aun en 1993. En 1989, los individuos del grupo ubicado en el nivel más alto de la distribución por ingresos tenían seis veces más posibilidades de poseer una computadora en su hogar que los individuos del grupo más bajo. En 1993, esta diferencia de posibilidades se había ahondado a más de siete veces. Las disparidades netas, controladas por las otras características socioeconómicas claves, no son tan grandes, pero siguen siendo sustanciales. Por ejemplo, en 1993, los individuos del grupo de ingresos más elevados tenían cuatro veces y media más posibilidades de poseer una compuadora en su hogar que los del grupo más bajo. Esta diferencia neta de ingresos es menor que la de la cifra bruta, principalmente porque los individuos de ingresos bajos tienden a tener un nivel de educación por debajo de la media. Aproximadamente un tercio de la disparidad de ingresos se atribuye, pues, a un efecto concomitante de las diferencias de educación. La diferencia neta de ingresos en 1993 representa un profundización significativa con relación a 1989.

Si bien el uso de los servicios de red a nivel familiar o laboral es mucho menor a la disponibilidad de computadoras en el hogar, en general aparecen modelos similares para el uso de red como una función del nivel de ingreso familiar. Nuevamente encontramos grandes diferencias entre las categorías, que con el tiempo se ahondan aún más. En 1989, cerca del 2 por ciento de los individuos del grupo de menores ingresos utilizaban servicios de red en el hogar o el trabajo, mientras que  los del grupo de mayores ingresos superaban el 11 por ciento. Para 1993, estas fracciones habían aumentado un 3 por ciento y un 23 por ciento respectivamente. Igual que antes, las disparidades brutas son en parte atribuibles a la correlación de ingresos familiares con otros factores demográficos, es especial el nivel educativo. Las diferencias netas continuaron siendo muy marcadas, pero se ampliaron significativamente entre 1989 y 1993.

Como conclusión, pues, puede decirse que entre las categorías de ingresos existen grandes diferencias tanto en el acceso familiar a una computadora como en el uso de los servicios de red. Estas diferencias se deben en parte a otras características socioeconómicas, pero siguen siendo significativamente altas después de ser controladas a través de esas otras características. La diferencia entre individuos de ingresos elevados e ingresos bajos no sólo es grande, sino que también se ahondó entre 1989 y 1993; aparentemente, los individuos de ingresos altos adoptaron más rápidamente las nuevas tecnologías. Es interesante observar que las diferencias netas son menores para el uso de red que para el acceso familiar a una computadora. Esto puede deberse a una ampliación del acceso a los servicios de red en los lugares de trabajo, donde no es necesario que los usuarios individuales deban invertir en equipos.

Fuente: Tora K. Bikson y Constantjin W.A. Panis en "Universal access to e-mail Feasibility and Societal Implications"

además...


x_textos.gif (278 bytes)
APC: Una red mundial de computadoras para el cambio

x_textos.gif (278 bytes)
Diferencias sociales en EEUU

Cuadro
Teléfonos
    

 

600.gif (845 bytes)

Portada | Países  | Temas | Actualización | Búsqueda | Correo

© Instituto del Tercer Mundo. Juan Jackson 1136. Tel. (598-2) 49 61 92. Fax: (598-2) 41 92 22
  e-mail: item@chasque.apc.org