Guia del Mundo - Portada
PortadaPaísesTemasActualizaciónBúsquedaCorreo
5.gif (35 bytes)
600.gif (62 bytes)
5.gif (35 bytes)

Tanzania
Tanzania

Sinopsis | Historia | Estadísticas | Mapa |

  
5.gif (35 bytes)
Historia

EN LA GARGANTA DE OLDUVAI, al norte de Tanzania, se han encontrado los más antiguos restos fósiles de nuestra especie, que datan de millones de años atrás. Desde entonces hasta el siglo VII de nuestra era, casi nada sabemos de lo que ocurrió en la mayor parte del continente africano.

2 Entre el año 695 y1550 floreció en la región una civilización mercantil arabizada (ver recuadro: "La cultura zandj") que fue destruída por los invasores portugueses. Un siglo y medio más tarde, bajo la dirección del sultán de Omán, los árabes consiguieron expulsar a los lusitanos. Pero la rica vida cultural y comercial de antaño no volvió: lo que se intensificó fue el tráfico de esclavos, del que Kilua y Zanzíbar se transformaron en centros principales.

3 Entre 1698 y 1830 Zanzíbar y la costa fueron gobernados por un representante del sultán de Omán, que en esa fecha resolvió fijar residencia en Zanzíbar. Pero sus hijos, presionados por los ingleses, dividieron la herencia, separando definitivamente los dos sultanatos.

4 A fines del siglo XIX un aventurero alemán, fundó una compañía que obtuvo de inmediato el aval imperial y arrendó al sultán de Zanzíbar la faja costera del continente. Pero como también los ingleses habían hecho un negocio semejante, la Conferencia de Berlín, en la que las potencias europeas se repartieron Africa, debió reconocer los derechos de ambas potencias y, por añadidura, acordó la "cesión de derechos" alemana en favor de Inglaterra.

5 El ajuste de zonas de influencia se realizó en 1886, reconociendo a Alemania la posesión de Tanganica, Rwanda y Burundi (Africa oriental alemana), mientras que el pasaje de Zanzíbar a protectorado británico se formalizó en 1890. La rebelión musulmana en la costa de Tanganica fue sofocada en 1905, en operación conjunta, por tropas alemanas y barcos de guerra ingleses.

6 Tras la derrota alemana en la Primera Guerra Mundial, Tanganica fue puesta por la Sociedad de Naciones bajo mandato británico, mientras Rwanda-Burundi fue adjudicada a los belgas.

7 Los sentimientos nacionalistas e independentistas del pueblo de Tanganica fueron canalizados en el TANU (Tanganykan African National Union), partido fundado en 1954 por Julius Nyerere, maestro de escuela a quien su pueblo llama Mwalimu (maestro).

8 Después de siete años de organización y lucha contra la discriminación racial, la apropiación de tierras tribales por colonos blancos y otros males del colonialismo, Tanganica conquistó la independencia en 1961. Nyerere fue elegido presidente por abrumadora mayoría.

9 Mientras tanto, en Zanzíbar, dos organizaciones nacionalistas que existían en la isla desde la década de1930 como entidades culturales y deportivas se fusionaron, en febrero de1957, en el Partido Afro-Shirazi. Sin embargo, el poder fue transferido en diciembre de 1963 por los británicos a la minoría árabe. Apenas un mes después, ese gobierno impopular fue derrocado por una rebelión liderada por el Afro-Shirazi. Tres meses más tarde Tanganica y Zanzíbar se federaban en la República Unida de Tanzania.

10 Bajo la dirección de Nyerere, Tanzania emprendió una política externa basada en el no alineamiento, la defensa de la unidad africana y el apoyo incondicional a los movimientos de liberación, particularmente el FRELIMO del vecino Mozambique.

11 En febrero de 1967, el TANU definió el socialismo como su objetivo, en un documento conocido como "Declaración de Arusha". En él se anunciaba el principio de autosuficiencia, con prioridad en el desarrollo de la agricultura, bajo un sistema comunitario de propiedad, llamado ujamaa, vocablo suahili que significa familia y, por extensión, socialismo.

12 Diez años más tarde, el TANU y el Partido Afro-Shirazi se unificaron en el Chama Cha Mapinduzi (CCM), que oficializó en su programa la meta de "construir el socialismo sobre la base de la autosuficiencia".

13 En octubre de 1978, Tanzania fue invadida por tropas ugandesas, en un claro intento del dictador Idi Amín por consolidar su frente interno y, al mismo tiempo, debilitar la activa solidaridad de Tanzania con las luchas de liberación de Africa austral. La agresión fue repelida en pocas semanas y las tropas de Tanzania cooperaron estrechamente en el derrocamiento de Amín.

14 Los gastos militares, sobre todo el costo de mantenimiento de las tropas de intervención en Uganda, pesaron decisivamente en el presupuesto estatal, que hacia fines de los años 70 enfrentaba serias dificultades. Influyeron también la caída de los precios de los productos de exportación -café, especias, algodón, pelitre y castañas de cajú-, sumado al aumento de los productos manufacturados, por lo cual se generaron desequilibrios financieros. Se redujeron los recursos destinados a la ampliación del sistema de aldeas comunitarias.

15 Las ujamaa, que eran el núcleo de la economía de Tanzania, estaban dedicadas básicamente a autoabastecerse. Al comienzo requirieron apoyo oficial, y después comenzaron a producir en forma autónoma. A pesar del gran esfuerzo desplegado por el gobierno de Julius Nyerere, esas aldeas crecieron lentamente, debido a problemas naturales, al lado de las tierras de pequeños y medianos agricultores. Las aldeas no consiguieron eliminar la necesidad de importar alimentos y, con la reducción de los subsidios estatales, muchas de ellas entraron en crisis.

16 A partir del segundo congreso del CCM en 1982, una nueva generación de dirigentes, en su mayoría comprometidos con la profundización de la experiencia socialista, asumió los puestos claves en el gobierno y en el partido. Con Edward Sokoine, en el cargo de primer ministro a partir de 1983, el gobierno comenzaba una campaña contra la corrupción mientras que adoptó una política más flexible con relación al capital extranjero. Sokoine fue también el artífice de una reaproximación entre Tanzania y Kenia, después de la ruptura de 1977, cuando fue disuelta la Comunidad Económica de Africa oriental, de Tanzania, Kenia y Uganda. Después de su muerte, su sucesor, Salim Ahmed Salim, nacido en Zanzíbar, mantuvo estas orientaciones.

17 En el plano político se inició una discusión nacional sobre una reforma constitucional destinada a reorganizar el poder ejecutivo, ampliar la participación de las mujeres en la política, aumentar la democracia en las bases del CCM y prohibir más de dos reelecciones consecutivas del presidente.

18 Tras ocupar durante 24 años la Jefatura del Estado, el 25 de noviembre de 1985 el presidente Julius Nyerere traspasó los emblemas del poder a Ali Hassan Mwinyi, elegido en los comicios del 27 de octubre, con el 92,20% de los votos. Nyerere pasó a presidir la Comisión Sur-Sur, con sede en Ginebra, que se propone fortalecer la unidad del Tercer Mundo y su capacidad de negociación con el Norte.

19 En 1986 comenzó a ser aplicado un plan de recuperación económica trazado por el gobierno de Alí Hassan Mwinyi, de acuerdo con las orientaciones del FMI y el Banco Mundial. Las medidas aplicadas pusieron énfasis en la reducción de las barreras arancelarias a la importación, dando incentivos al capital privado.

20 El rendimiento de la producción agrícola privada mejoró y algunas empresas industriales aumentaron sus beneficios. Paralelamente se acentuó la crisis del modelo ujamaa, tanto a nivel de rendimientos deficientes como por una creciente resistencia de parte de la población contra los reasentamientos, en parte forzosos, de aldeas enteras. La recuperación del conjunto de la economía pasó a depender de los créditos que los organismos internacionales prometieron otorgar, cuando se introdujeran las reformas estructurales reclamadas.

21 La apertura a los capitales privados no ha solucionado los problemas graves del país. Según estudios de la UNICEF, la mitad de los niños siguieron con problemas de malnutrición y Tanzania no abandonaba el grupo de los 30 países más pobres del mundo, aunque sin padecer hambrunas parecidas a otras naciones de Africa Oriental.

22 El trabajo en la agricultura descansaba fundamentalmente sobre las mujeres. Mientras casi la mitad de la mano de obra de la economía en su conjunto eran mujeres, en las tareas agrícolas constituían 85% del total de la mano de obra. Desde hace varios años, la población femenina de los suburbios de las ciudades opta en forma creciente por el trabajo informal.

23 Los datos económicos de 1989 revelan, que el sector agrícola aportó 51% al PIB, la industria 10,2%, el comercio 13,3% y los servicios 25%. Con solamente 10% de la mano de obra empleada, este sector resultó ser el más competitivo, siendo la agricultura la actividad menos intensiva de capital, pero más intensiva de mano de obra, con 85,6% del total de la mano de obra.

24 A comienzos de 1990 el ex presidente Julius Nyerere abandonó su resistencia contra un sistema multipartidario. Según Nyerere, la ausencia de un partido de oposición contribuyó a que el CCM abandonase su programa y sus compromisos sociales, para transformarce en una clase política alejada del pueblo. En febrero de 1991, bajo la dirección de Abdullah Fundikira, se formó una comisión para encaminar la transformación del sistema político de Tanzania

25 En su informe del año 1991, Amnistía Internacional señaló la existencia de 120 presos en la isla de Zanzíbar, de los cuales por lo menos 40 eran presos políticos. El gobierno de Mwinyi negó que se hayan realizado detenciones políticas e invitó a la entidad defensora de los derechos humanos a comprobarlo.

26 En marzo del mismo año, la Organización de Trabajadores de Tanzania (JUWATA), cortó su vinculación orgánica con el CCM.

27 En diciembre, el líder opositor Oscar Kambona anunció sus planes de volver a Tanzania, después de 23 años de exilio en Inglaterra, a fin de liderar la lucha por la pluralidad de partidos. El líder opositor informó asimismo sobre la fundación del partido Alianza Democrática de Tanzania. Pero las elecciones nacionales de abril de 1993 ratificaron una vez más el rol dominante del gobernante Chama cha Mapinduzi, al obtener 89% de los votos, contra 11% del resto de los partidos.

28 Sin embargo, la difícil situación socioeconómica del país genera una creciente resistencia. Con una deuda externa de 6.500 millones de dólares en 1991-equivalente a 26% del valor de las exportaciones- Tanzania recibió la promesa de una continuada ayuda financiera de los países occidentales, por 1.200 millones de dólares durante 1993 y 1994. El problema básico queda sin resolver, es decir, la creciente apertura del mercado hacia las importaciones que, en 1993, equivalieron a 1.500 millones de dólares, y la caída del valor de las exportaciones a apenas 370 millones de dólares, debido sobre todo a la caída del precio del algodón.

29 El gobierno se comprometió ante el FMI a implementar un severo programa de ajuste económico, que incluía, entre otras medidas, la eliminación de 20.000 empleos públicos y la reducción del déficit fiscal. Para ello disminuyó el presupuesto de la educación --que era de 30% en 1960-- a 5% del gasto público total y en febrero de 1994, autorizó el aumento de 68% de la energía eléctrica y de 233% de diversos impuestos locales.

30 En marzo el Banco Mundial elogió a Tanzania, considerada el segundo "mejor alumno" africano, después de Ghana. La difícil situación social del país se agravó aun más por la llegada masiva de refugiados ruandeses, tras las matanzas de más de 500.000 personas en el estado vecino.

31 El año 1995 estuvo dominado por las elecciones legislativas y presidenciales multipartidarias realizadas en octubre, en las que el CCM volvió a triunfar gracias al apoyo de Nyerere. Benjamin Mkapa se convirtió en el nuevo presidente en octubre y nombró primer ministro a Frederick Sumaye.

32 En diciembre de 1996 el gobierno decidió expulsar a la mayor parte de los 540.000 refugiados ruandeses que estaban en el país sin dejarles opción a mantenerse en los campos de refugiados. El ejército se encargó de evitar las fugas y dirigió a los ruandeses hasta la frontera. La suerte corrida por muchos de ellos fue fatal, al reencontrarse con los mismos conflictos de los que habían escapado tres años atrás. Tanzania todavía alberga 230.000 refugiados hutu de Burundi y cerca de 50,000 zaireños.

 

 

 

5.gif (35 bytes)
600.gif (62 bytes)
5.gif (35 bytes)
Sinopsis | Historia | Estadísticas | Mapa |

ARRIBA

5.gif (35 bytes)
600.gif (62 bytes)
5.gif (35 bytes)
600.gif (845 bytes)

Portada | Países  | Temas | Actualización | Búsqueda | Correo

© Instituto del Tercer Mundo. Juan Jackson 1136. Tel. (598-2) 49 61 92. Fax: (598-2) 41 92 22
  e-mail: item@chasque.apc.org