Guia del Mundo - Portada
PortadaPaísesTemasActualizaciónBúsquedaCorreo
5.gif (35 bytes)
600.gif (62 bytes)
5.gif (35 bytes)

Sahara
Sahara Occidental

Sinopsis | Historia | Mapa |

  
5.gif (35 bytes)
Historia

DESDE EL SIGLO V, el extremo occidental del Sahara está poblado por los moros, tuaregs y tubus. Estos pueblos son la resultante de movimientos originados por la desecación milenaria que sufre la zona desde el neolítico. Entre otros rastros, la presencia de los antiguos pobladores se ha podido documentar por las pinturas rupestres del Tassilih. En el siglo VII, llegaron migraciones provenientes de Yemen y se mezclaron con los lugareños. Cuatrocientos años más adelante, apareció la primera confederación de pueblos con base saharaui.

2 El motivo básico de la ocupación española de la costa sahariana fue estratégico: cubrir el flanco de las Islas Canarias. La colonización prácticamente se limitó a Villa Cisneros (actual Dakhla) hasta 1886. Ese año, como consecuencia de la Conferencia de Berlín (ver cuadro en Zaire), Madrid resolvió no dejar un "espacio vacío" a otra potencia. Sin embargo, una vez concluido el acuerdo de 1904 con Francia, que estableció las fronteras del Sahara español, se volvió a la situación anterior: las etnias nómadas vivían en total independencia, en un territorio que el colonialismo dividió entre cuatro países; y los pueblos involucrados ignoraron los acuerdos elaborados en los gabinetes europeos.

3 En 1895, el sheik Ma al-Aini funda la ciudadela de Smara y, hasta 1910, combatió la presencia hispano-francesa con el apoyo del sultán de Marruecos. Este terminó cediendo ante presiones europeas y restó apoyo a los rebeldes, los que extendieron su acción hasta Marruecos e incluso amenazaron Marrakesh. El contraataque galo consistió en una intromisión dentro de territorio "español" y en la conquista de Smara, en 1913, aunque la resistencia continuó hasta el 1920.

4 Los franceses presionaban a España para que aumentara su control del territorio, y en el año 1932 se produce la fundación de Aaiún. En 1933, la victoria de las fuerzas de Mohamed al Mamún, primo de Ma al-Aini y emir de Adrad, obliga a un cambio de táctica dentro de filas colonialistas. Francia ocupó la base rebelde del oasis de Tindouf; avanzó sobre Argelia, Mauritania y Marruecos, mientras tropas españolas tomaron Smara, imponiéndose sobre los insurrectos en 1934.

5 Cuando los franceses depusieron al sultán Mohamed V, se creó en Marruecos el Ejército de Liberación Nacional (ALN), cuya División Sur cooperó estrechamente con las poblaciones saharauis. Tras la independencia de Marruecos, en 1956, y con la disolución del ALN-Sur, los saharauis quedaron solos frente a España y a la fuerza aérea francesa, obligando al repliegue de la resistencia en 1958.

6 A partir de entonces, comenzó la explotación de los fosfatos descubiertos en Bu-Craa. Capitales trasnacionales, con la anuencia del gobierno franquista, invirtieron más de 160 millones de dólares, cambiando la fisonomía del país en lo relativo a la distribución de la población. En 1959, al-Aiún tenía 6.000 habitantes y en 1974 alcanzó los 28.000, mientras que el porcentaje de la población nómada bajó del 90% al 16% en idéntico período.

7 Con el abandono progresivo de la tradicional vida nómada, los lazos y las relaciones tribales comenzaron a disgregarse, aunque la administración colonial mantuvo latente la división tribal mediante el reconocimiento político de los shiuj (jefes de clanes) y notables de las diversas agrupaciones tribales. El propio sistema de identificación de los individuos contribuyó con este propósito, puesto que el documento nacional de identidad especificaba a qué tribu o fracción pertenecía su poseedor. No obstante, poco a poco se fue conformando una nueva identidad nacional por encima de las primitivas divisiones.

8 Los saharauis fundaron el movimiento Al Muslim en 1967, y un año más tarde el Frente de Liberación del Sahara. En 1973, la dirigencia revolucionaria optó por la lucha armada, y se creo el Frente Polisario. Fue conducido por Mustafá Seyid ElUali, quien luego murió en combate. La guerra y las resoluciones de las Naciones Unidas, favorables a los independentistas, determinaron que el gobierno franquista reconociera el derecho de autodeterminación, pero para no perder el control formó el Partido de la Unión Nacional Saharaui (PUNS).

9 Al retirarse España, lo hizo a cambio de quedarse con 33,7% de las minas de fosfato y que en los diez años siguientes, los barcos españoles pudieran seguir faenando en las aguas saharianas. Además obtuvo el compromiso de Marruecos de no reivindicar Ceuta y Melilla.

10 En 1974, el Banco Mundial difinió al Sahara Occidental como el territorio más rico de todo el Magreb, por contar con el banco pesquero más importante del mundo, y por sus reservas de fosfato. Estas últimas se elevaban a 1.700 millones de toneladas en la zona de Bu-Craa, pero se calcula que puede haber otros 10.000 millones de toneladas en la región.

11 En 1975, Marruecos reclamó su soberanía sobre la zona, pero la Corte Internacional de Justicia de La Haya desoyó sus planteos y prescribió la descolonización. El rey marroquí Hassan II organizó la llamada "Marcha verde" sobre el Sahara, un operativo propagandístico que movilizó a 350.000 marroquíes que cruzaron la frontera, hacia el sur, para presionar una salida en respuesta a la decisión del Tribunal de La Haya.

12 El gobierno español cedió la posesión del Sahara a Marruecos y Mauritania en 1975, pero los saharauis proclamaron la República Arabe Democrática el 27 de febrero del año siguiente. La nueva república africana nació en Bir Lahlu, un punto del desierto ubicado en Saguia El Hamra, a escasos quilómetros de la frontera con Mauritania. Pocas horas antes, en El Aaiun, el último representante de la administración colonial había anunciado oficialmente el fin de la presencia española.

13 Varios países reconocieron la nueva nación, pero igual se desató la guerra con marroquíes y mauritanos. En 1979, Mauritania, al borde de la quiebra, decidió detener el conflicto bélico y firmar la paz con el Frente Polisario. Las tropas de Hassan, por el contrario, recrudecieron sus ataques, con apoyo francés y estadounidense.

14 Los avances militares del Frente Polisario posibilitaron, en el mes de julio de 1980, un éxito diplomático en la conferencia cumbre de la OUA, en Freetown. En esa ocasión, veintiséis países africanos anunciaron el reconocimiento de la RASD como representante legítimo del pueblo saharaui. Y cuatro meses más tarde fue la ONU quien pidió la retirada de Marruecos del Sahara. Entre 1980 y 1981, cincuenta países mantenían vínculos diplomáticos con la RASD. La ofensiva militar prosiguió, en marzo de 1981, con la toma de la ciudad de Guelta Zemmur.

15 Mientras tanto la guerra continuaba. El Frente Polisario controlaba las costas e incluso cobraba derechos de pesca a los 1.200 barcos extranjeros que explotaban el banco pesquero sahariano. Sólo España pagaba a Marruecos por ese concepto unos 500.000 dólares estadounidenses al año. Asimismo, a través de los Fondos de Ayuda al Desarrollo, España ha concedido 25.000 millones de pesetas a Marruecos, destinados, en realidad, a la compra de armamentos.

16 La RASD fue aceptada en noviembre de 1984 como miembro pleno de la OUA. Marruecos se retiró de la organización, como había anunciado. El 14 de noviembre de 1985 el Comité de Descolonización de las Naciones Unidas reconoció los derechos a la autodeterminación del pueblo saharaui.

17 Desde el comienzo de la guerra, las Naciones Unidas se empeñaron en tender puentes entre el Frente Polisario y Hassan II. Con el apoyo de Argelia, las negociaciones auspiciadas por la ONU cobraron impulso.

18 El 26 de marzo de 1988, el plan de paz recibió el espaldarazo norteamericano, cuando el Secretario de Estado adjunto, Richard Murphy, declaró ante el Senado que los Estados Unidos no reconocían la soberanía morroquí sobre el Sahara Occidental. Además agregó que la solución al conflicto debía ser por la vía de las negociaciones. Marruecos y los dirigentes del Frente Polisario aceptaron la realización de un referéndum en el Sahara para que la población local optara entre la independencia y la anexión a Marruecos.

19 En julio de 1990, en Ginebra, representantes de Marruecos y el Frente Polisario debatieron un código de procedimientos para realizar el referéndum. La dificultad mayor fue definir quiénes serían los votantes. El último censo de la población del Sahara data de 1974 y Marruecos quería que su personal en la zona ocupada fuera autorizado a votar. Ambas partes estaban de acuerdo en que la ONU tuviera el control "único y exclusivo" de la votación, del escrutinio y del anuncio de los resultados.

20 Las partes también acordaron el cese de hostilidades para la celebración del referéndum, la reducción gradual de las tropas marroquíes en el territorio -calculadas en 160 mil- hasta cerca de 25 mil y la retirada de éstas últimas 24 horas después de la divulgación del resultado del plebiscito. A su vez, las fuerzas del Frente Polisario serían retiradas a un área cerca de Tindouf, en Argelia.

21 El 29 de abril de 1991 el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó un plan de paz que preveía el cese del fuego -puesto en vigencia a partir del 6 de setiembre- y la creación de la Misión para la Organización de un Referéndum en el Sahara Occidental (MINURSO). La realización del referéndum fue fijada para enero de 1992.

22 En los meses siguientes, Rabat continuó la instalación de miles de ciudadanos marroquíes en territorio saharaui, para acreditarlos como votantes; violó en varias ocasiones el cese del fuego y creó obstáculos a la labor de la prensa internacional. También prohibió el ingreso de observadores internacionales mientras recrudecía la represión contra los saharauis y desarrolló una intensa campaña propagandística en la que el referéndum era considerado la confirmación de la pertenencia del Sahara a Marruecos.

23 En un giro inesperado de su política exterior, Hassan II decidió establecer las relaciones diplomáticas con Argelia, interrumpidas desde marzo de 1976. Este cambio dio origen a diversas especulaciones acerca del posible desentendimiento de Argelia respecto a la ayuda que hasta ese momento brindaba al Frente Polisario. Sin embargo, la reanudación de relaciones con Argelia favoreció la aplicación del plan de paz, porque este país no dejó de obrar en favor del diálogo directo entre Marruecos y el Frente Polisario.

24 La MINURSO fue encargada de confeccionar el padrón electoral basándose en el censo de población de 1974. Esto implicaba que una cantidad indeterminada de saharauis no podrían votar pero, como contrapartida, los inmigrantes marroquíes posteriores a 1976 serían excluidos del referéndum. Los saharauis en edad de votar que se encontraban en campos de refugiados en Argelia serían trasladados desde los campamentos hasta sus poblados de origen.

25 En diciembre de 1991 renunció el representante especial del secretario general de la ONU en Sahara Occidental, Johannes Manz, lo que evidenció las dificultades que enfrentaba el cumplimiento del plan de descolonización.

26 En enero de 1992, fecha prevista para la realización del referéndum, la MINURSO estaba lejos de cumplir el programa de identificación de votantes y el plan de repatriación de saharauis no pudo ser completado. Mientras tanto, en Sahara permanecían asentados 60 mil soldados marroquíes. Brahim Hakim, miembro de la dirección del Frente Polisario, terminó, en 1992, con su exilio en Argelia y retornó a Marruecos. Hakim afirmó que la lucha armada se había tornado inútil, e instó a sus seguidores a abandonarla. En los últimos años, un creciente número de disidentes se han alejado del Frente Polisario, en medio de reveses militares.

27 Por su parte, Argelia, que anteriormente había apoyado la lucha del Polisario, cambió su política, recortando la cooperación y urgiendo al Frente a conducir el conflicto por la vía de las negociaciones de la ONU.

28 El Frente Polisario acusó a Marruecos de violar el cese del fuego mediado por la ONU. La capital, El Aaiún, y Smara estaban prácticamente cercadas por el ejército marroquí.

29 El secretario general de Naciones Unidas, Boutros Ghali, informó en agosto de 1992, ante el Consejo de Seguridad, que las conversaciones acerca del plebiscito habían arrojado pocos resultados hasta el momento.

30 El 4 de setiembre de 1992 marcó la tercera oportunidad en que los residentes del Sahara Occidental votaron en elecciones marroquíes, en ocasión de someterse a referéndum una reforma constitucional propuesta por el rey Hassan (ver Marruecos). Este hecho fue interpretado por fuentes diplomáticas como un intento de las autoridades marroquíes de incorporar el territorio disputado, antes de la celebración del plebiscito sobre su status.

31 Marruecos siguió tratando de obstaculizar la realización del referéndum, convencido, según numerosos observadores, de que el tiempo jugaba en su favor. Tras varios aplazamientos de la consulta popular en los años siguientes, el Polisario amenazó con reiniciar la guerra. Al ritmo que iba, el programa de identificación de votantes recién se completaría en el año 2005, dijo el presidente del Polisario, Mohamed Abdelaziz, en mayo de 1996.

32 Mientras tanto 170.000 saharauis permanecían en campos de refugiados en la región de Tindouf, una zona desértica de Argelia, próxima al Sahara Occidental, en donde el Polisario había organizado escuelas y otros servicios.

 

 

 

5.gif (35 bytes)
600.gif (62 bytes)
5.gif (35 bytes)
Sinopsis | Historia | Mapa |

ARRIBA

5.gif (35 bytes)
600.gif (62 bytes)
5.gif (35 bytes)
600.gif (845 bytes)

Portada | Países  | Temas | Actualización | Búsqueda | Correo

© Instituto del Tercer Mundo. Juan Jackson 1136. Tel. (598-2) 49 61 92. Fax: (598-2) 41 92 22
  e-mail: item@chasque.apc.org