Guia del Mundo - Portada
PortadaPaísesTemasActualizaciónBúsquedaCorreo
5.gif (35 bytes)
600.gif (62 bytes)
5.gif (35 bytes)

Palestina
Palestine

Sinopsis | Historia | Estadísticas | Mapa |

  
5.gif (35 bytes)
Historia

CUATRO MIL AÑOS A.C. los cananeos, un pueblo semita procedente del interior de la Península Arábiga, se instalaron en las tierras desde entonces conocidas como Canaan y que más tarde se llamaría Palestina. Los jebuseos, una de las tribus cananeas, levantaron un poblado al que llamaron Urusalim, (Jerusalén) o sea "ciudad de la paz"

2 Los faraones egipcios ocuparon parte de Canaan en el 3200 a.C. y construyeron fortalezas para proteger sus rutas comerciales, pero el país conservó su autonomía. Hacia el año 2000 a.C. pasó por Palestina, en su ruta al sur, otro pueblo semita nómada, el de los hebreos, conducido por Abraham. Siete siglos más tarde volvieron, procedentes de Egipto, doce tribus hebreas al mando de Moisés. Se trabaron violentos combates por la posesión de la tierra.

3 Sólo cuatro siglos después consiguió David derrotar a los jebuseos y unificar el reino judío. Pero tras la muerte de su hijo, Salomón, los hebreos se dividieron en dos reinos -Israel y Judea- que más tarde cayeron en manos de los asirios (721 a.C.) y los caldeos (587 a.C.) respectivamente. En esta última fecha Nabucodonosor destruyó Jerusalén y llevó a los judíos en cautiverio a Babilonia.

4 Palestina fue conquistada por Alejandro Magno en el 332 a.C. Luego de la muerte del generalísimo heleno, retornó al imperio egipcio de los Ptolomeos. Más tarde fue dominada por los seléucidas de Siria. Una rebelión encabezada por Judas Macabeo restableció el Estado judío en el año 67 a.C., pero éste pronto fue sometido a vasallaje por el entonces invencible Imperio Romano, que tomó Jerusalén a sangre y fuego, en el año 63 a.C. Los romanos reprimieron severamente la resistencia de los macabeos, zelotas y otras tribus judías. Como parte de esa represión fueron crucificados miles de rebeldes, entre ellos Jesús de Nazareth, alrededor del año 30 d.C.; fue demolido el Templo de Salomón, en el 70 d.C., y los judíos fueron expulsados de Jerusalén, en el año 135 d.C.

5 Los romanos dieron a Palestina su actual denominación. La dominación de Roma y, luego, la del Imperio Bizantino -o Romano de Oriente- se extendió hasta el año 611, cuando la provincia fue invadida por los persas. Los árabes, un pueblo semita procedente del interior de la península, conquistaron Palestina en el año 634. Según la leyenda, en Jerusalén ascendió al cielo el profeta Mohammed (Mahoma), con lo que la ciudad adquirió carácter sagrado para las tres grandes religiones monoteístas, nacidas de un tronco común. La fe islámica y el idioma árabe unificaron a los pueblos semitas, excepto los judíos. Con breves intervalos de dominación parcial de los cruzados cristianos y los mongoles -en los siglos XI, XII y XIII- Palestina tuvo gobiernos árabes durante casi un milenio e islámicos durante un milenio y medio.

6 En 1516 el Imperio Otomano conquistó Jerusalén. Mantuvo allí su hegemonía hasta el fin de la Primera Guerra Mundial. Durante el conflicto, Londres prometió al jerife Hussein la independencia de las tierras árabes a cambio de su colaboración en la lucha antiturca. Al mismo tiempo, el ministro de Relaciones Exteriores británico Lord Balfour prometía en 1917 al movimiento sionista el establecimiento de un "hogar nacional judío" en Palestina.

7 Inglaterra no tenía entonces ningún poder sobre el territorio, ni de hecho ni de derecho. Pero sí lo tuvo poco después al derrotar militarmente a los turcos -en alianza con los árabes- y al obtener de la Sociedad de Naciones un mandato, en 1922. La inmigración masiva elevó la población judía de Palestina de 50.000 a comienzos de siglo a 300.000 en vísperas de la Segunda Guerra Mundial (ver Israel). Los palestinos desencadenaron una huelga general, en abril de 1936, en protesta contra la inmigración, que veían como una amenaza a sus derechos. Los británicos propusieron dividir Palestina en dos estados: uno judío y otro árabe, y dejar bajo administración inglesa el corredor Jerusalén-Jaffa (Tel Aviv). Los árabes rechazaron la partición e iniciaron una rebelión que sólo terminó en 1939, cuando Londres abandonó la idea y limitó la inmigración.

8 Terminada la Segunda Guerra Mundial, Gran Bretaña pasó el problema a la recién creada Organización de Naciones Unidas (ONU).

9 En 1947 la Asamblea General de la ONU aprobó un nuevo Plan de Partición. En ese momento había 749.000 árabes y 9.250 judíos en la mitad que correspondería al estado árabe y en la parte adjudicada al estado judío vivían 497.000 árabes y 498.000 judíos.

10 Para forzar a los palestinos a abandonar sus tierras, algunos grupos sionistas recurrieron al terrorismo. El 9 de abril de 1948 un destacamento de la organización Irgun, al mando de Menahem Begin, penetró en la aldea de Deir Yassin y dio muerte a 254 civiles. El terror provocó el éxodo de 10.000 palestinos.

11 El 14 de mayo de 1948 Israel se proclamó unilateralmente país independiente. Los ejércitos de los países árabes vecinos atacaron de inmediato, pero no lograron impedir la consolidación del estado judío. Por el contrario, éste emergió de la guerra, en 1949, con un territorio mayor que el que proponían las Naciones Unidas. Más de la mitad de los palestinos habían abandonado sus hogares. La mayoría de ellos vivían como refugiados en Cisjordania, territorio que fue anexado por el reino hachemita de Transjordania, y en la Franja de Gaza, que pasó a ser administrada por Egipto.

12 Para las Naciones Unidas y, por lo tanto, para el derecho internacional, los palestinos no eran un pueblo, sino apenas refugiados, un "problema" a resolver.

13 Las decisiones políticas en relación a la causa palestina eran adoptadas por los gobiernos árabes, que nombraban, incluso, al representante del territorio ante la Liga Arabe. A instancias del presidente egipcio Gamal Abdel Nasser, en 1964 una reunión cumbre árabe le encomendó la tarea de forjar una organización palestina unificada. El Consejo Nacional Palestino (que hasta hoy funciona como una especie de Parlamento en el exilio), reunido por primera vez el 27 de mayo de ese año en Jerusalén con 422 asistentes -personalidades, empresarios, representantes de los campos de refugiados y de organizaciones sindicales, femeninas y juveniles- , fundó la Organización para la Liberación de Palestina (OLP).

14 Los grupos palestinos que ya estaban actuando en la clandestinidad, como Al Fatah, desconfiaban de esa organización promovida por los gobiernos árabes y también de su énfasis en la lucha diplomática. Estaban convencidos de que la recuperación del territorio sólo sería posible a través de operaciones militares. El primero de enero de 1965 se efectuó la primera operación armada en Israel. Las acciones se intensificaron en los meses siguientes, hasta que en 1967 estalló la Guerra de los Seis Días, en la cual Israel ocupó todo Jerusalén, el Golán sirio, el Sinaí de Egipto y los territorios palestinos de Cisjordania y Gaza. La derrota de los ejércitos regulares árabes reforzó la convicción de que la lucha guerrillera era el único camino. En marzo de 1968, durante un combate en el pueblo de Al Karameh, los combatientes palestinos obligaron a los israelíes a replegarse. La escaramuza pasó a la historia como la primera victoria de las armas palestinas.

15 Con el prestigio así ganado, los grupos armados se integraron a la OLP y obtuvieron el respaldo de los gobiernos árabes. En febrero de 1969 Yasser Arafat fue elegido presidente de la Organización.

16 El fortalecimiento político y militar de los palestinos era percibido como una amenaza por el rey Hussein de Jordania, que hasta entonces actuaba como su representante y portavoz. Las tensiones entre el rey y los palestinos se volvieron explosivas. Después de cruentos combates, la OLP fue expulsada de Jordania en setiembre de 1970 e instaló su cuartel general en Beirut.

17 El nuevo exilio redujo la posibilidad de realizar acciones armadas dentro de Israel y surgieron grupos radicalizados como "Setiembre Negro", que realizaron atentados contra instituciones y empresas israelíes en Europa y otras partes del mundo.

18 La dirección de la OLP pronto comprendió la necesidad de cambiar su táctica; sin abandonar la lucha armada, inició una gran ofensiva diplomática y pasó a dedicar gran parte de sus esfuerzos a consolidar la unidad e identidad palestinas. La Conferencia de Argel de los No Alineados, celebrada en 1973, identificó por primera vez el problema palestino -en lugar de la rivalidad entre Israel y los países árabes- como la clave del conflicto en Oriente Medio.

19 En 1974 una conferencia cumbre de la Liga Arabe reconoció a la OLP como "único representante legítimo del pueblo palestino". En octubre de ese mismo año la OLP fue admitida como observadora por la Asamblea General de la ONU, que reconoció el derecho del pueblo palestino a la autodeterminación e independencia y condenó al sionismo como "una forma de racismo".

20 El programa de la OLP postulaba "el establecimiento de un Estado laico e independiente en todo el territorio palestino, donde musulmanes, cristianos y judíos vivan en paz, con los mismos derechos y deberes". Ello implicaba, necesariamente, el fin del actual estado de Israel. No obstante, sin renunciar a esta meta, la OLP pasó a admitir como "solución temporal" el establecimiento de un estado palestino independiente "en cualquier parte del territorio eventualmente liberado por las armas o del que Israel se retire".

21 En 1980 el primer ministro del Likud, Menahem Begin, y el presidente egipcio Anwar Sadat firman un acuerdo de paz en Camp David, con mediación norteamericana. Poco después Begin anexó formalmente la parte árabe de Jerusalén y la proclamó "capital única e indivisible" de Israel. Se multiplicaron los asentamientos en Cisjordania, apropiándose de tierras palestinas y aumentando la tensión en los territorios ocupados. Sucesivas votaciones contrarias a estas medidas en las Naciones Unidas quedaron desprovistas de todo efecto práctico por el veto norteamericano en el Consejo de Seguridad, a cualquier tipo de sanción contra Israel.

22 En julio de 1982, en un intento de "resolver definitivamente" el problema palestino, fuerzas israelíes invadieron el Líbano. Se buscaba, como después se supo, destruir la estructura militar de la OLP, capturar el mayor número posible de sus dirigentes y combatientes, anexar la parte sur del Líbano e instalar en Beirut un gobierno dócil. Cercadas en Beirut, las fuerzas palestinas sólo accedieron a retirarse cuando obtuvieron garantías de protección a los civiles por parte de una Fuerza Internacional de Paz. Las masacres ocurridas en los campamentos de refugiados de Sabra y Shatila demostraron lo ineficaz de tal protección, pero la OLP logró transformar en victoria política y diplomática lo que parecía una derrota total. El cuartel general de la organización pasó a instalarse en Túnez y en recorrida por Europa Yasser Arafat fue recibido con honras de Jefe de Estado en varios países, en particular el Vaticano.

23 Discretamente la OLP inició conversaciones con dirigentes israelíes proclives a una solución negociada con los palestinos. La invasión del Líbano dio lugar a que surgieran grupos pacifistas pequeños pero activos dentro de Israel, que reclamaban un diálogo con la OLP. Algunos grupos palestinos radicales cuestionaron esa aproximación y discreparon con la línea política de Yasser Arafat. La OLP se dividió y sus fracciones se enfrentaron, a veces violentamente.

24 En 1987, tras años de dificultades internas se reunió en Argel el Congreso Nacional Palestino, con representación de organizaciones palestinas, (exceptuando algunos grupos de acción directa) y se recompuso la unidad interna de la OLP.

25 En noviembre de 1987, un camión militar atropelló a varios trabajadores palestinos en la franja de Gaza. En protesta, los comercios palestinos cerraron sus puertas y el pueblo se volcó a las calles.

26 En respuesta a las protestas árabes, el gobierno aumentó la represión. Pero a diferencia de lo que había sucedido en ocasiones anteriores, lo único que produjo la intervención de los militares fue el aumento del número de mujeres, ancianos y niños que participaban en las manifestaciones. Cuanto mayor era la cantidad de víctimas civiles, mayor era el odio, más manifestaciones y huelgas había, más comercios cerraban, y más funerales se transformaban en actos de abierto desafío político. Fue el comienzo de la intifada (rebelión, en árabe).

27 Durante los primeros meses de 1988 hubo una masiva participación de palestinos con ciudadanía israelí en huelgas organizadas por la llamada "Dirección Unificada del Levantamiento Popular en los Territorios Ocupados". Estas fueron las primeras instancias de expresión política conjunta con los palestinos de los territorios ocupados.

28 En julio de 1988 el rey Hussein, de Jordania, anunció la ruptura de todos los vínculos económicos y políticos con los habitantes de Cisjordania. A partir de ese momento la OLP pasó a ser la única responsable por la población del territorio.

29 Reunido en Argel el 14 de noviembre de 1988, el Consejo Nacional Palestino proclamó el estado palestino independiente en los territorios ocupados por Israel en 1967, reivindicando a Jerusalén como capital. El CNP aprobó asimismo las resoluciones 181 y 242 de la ONU, lo que de hecho significó la aceptación del derecho a la existencia del estado de Israel. Menos de 10 días después, 54 países del mundo habían reconocido al nuevo estado.

30 Arafat, elegido presidente del nuevo estado, fue recibido en Ginebra por la Asamblea General de la ONU, que se había reunido especialmente para escucharlo. El líder palestino repudió el terrorismo, aceptó la existencia de Israel y solicitó el envío de fuerzas internacionales para los territorios ocupados. Como consecuencia de su discurso, el presidente Reagan decidió iniciar conversaciones con la OLP.

31 El Consejo de Seguridad de la ONU se reunió en Ginebra a petición de los gobiernos árabes y escuchó un relato de Arafat sobre la violencia en los territorios ocupados. El líder palestino exhortó a la ONU a convocar con urgencia una conferencia internacional de paz para el Oriente Medio.

32 Al producirse tensiones entre Irak y Kuwait, a mediados de 1990, Arafat intentó sin éxito establecer una negociación entre ambos países. Producida la invasión, los palestinos intentaron establecer una relación entre la situación de Kuwait y Palestina: si Irak era obligado a cumplir las resoluciones de la ONU, Israel también debería serlo.

33 Al estallar la guerra, las simpatías proiraquíes del pueblo palestino se expresaron claramente. Este apoyo privó a la OLP del sostén financiero de las ricas monarquías del Golfo, contrarias al régimen de Irak. Derrotado éste, en marzo de 1991, en los territorios ocupados las tensiones se habían exacerbado por la imposición del toque de queda. Sin embargo, a nivel diplomático, una declaración norteamericano-soviética expresó la esperanza de lograr un acuerdo de paz entre árabes e israelíes, evidenciando un distanciamiento entre la posición de Estados Unidos y la de Israel.

34 La situación de los habitantes de los territorios ocupados se hizo cada vez más difícil pues las condiciones de vida se volvieron deplorables. La repercusión sobre la salud de los niños era grave. Según las zonas, el índice de mortalidad infantil variaba de 40 a 80 muertes por cada 1000 nacimientos (en Israel este índice era de 14). El nivel de desnutrición entre los niños palestinos oscilaba entre 34% en las zonas rurales cercanas a Jerusalén, a 55% entre los niños de la región Ain Al-Dyok del Valle del Jordán.

35 En setiembre de 1991, en la clausura del Consejo Nacional Palestino, Yasser Arafat fue confirmado como presidente de Palestina y de la OLP. Dicho organismo aceptó la renuncia de Abu Abbas, líder del Frente de Liberación de Palestina. Abbas fue condenado en rebeldía por un tribunal italiano a cadena perpetua por el secuestro del transatlántico "Achille Lauro", en 1985.

36 Del 30 de octubre al 4 de noviembre de 1991 se celebró en Madrid, auspiciada por Estados Unidos y la ex URSS, la primera Conferencia de Paz para Oriente Medio. Las delegaciones árabes exigieron unánimemente que las negociaciones se desarrollaran sobre la base de las resoluciones 242 y 338 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, que rechazaban la adquisición de territorios por la fuerza y recomendaban la cesión de territorios a cambio de compromisos de paz.

37 Luego de la Conferencia tres cuestiones quedaron planteadas en lo referente a la posible autonomía de los territorios de Palestina: el fin de los asentamientos judíos en los territorios ocupados; el futuro régimen jurídico de Jerusalén y los procedimientos para la autodeterminación de Palestina.

38 La Conferencia para Oriente Medio continuó en diciembre, en Washington. No se avanzó en lo relativo a la situación de Palestina. Israel reafirmó la validez de su propia interpretación de las resoluciones de la ONU. La delegación israelí se retiró satisfecha de la Conferencia por la eliminación de la resolución 337 de la ONU que definía el sionismo como una forma de racismo.

39 Luego de las elecciones israelíes de junio de 1992, el laborista Yitzhak Rabin, nuevo primer ministro, congeló el asentamiento de colonos en Gaza y Cisjordania. Sin embargo, fue difícil relanzar las negociaciones, interrumpidas por la expulsión al Líbano de 415 palestinos del grupo Hamas.

40 Las negociaciones secretas entre la OLP y el gobierno israelí, con la activa participación de la diplomacia noruega, dieron como resultado el histórico reconocimiento mutuo del 13 de setiembre de 1993, en Washington, donde además, Arafat y Rabin firmaron una Declaración de Principios sobre la autonomía de los territorios ocupados, primer documento de paz entre el Estado de Israel y el movimiento nacional palestino. En virtud de este entendimiento, se preveía una autonomía limitada para la Franja de Gaza y la ciudad de Jericó, por un período de cinco años. A partir de ese momento, la autonomía se extendería también a Cisjordania.

41 Pocos días después, el parlamento israelí ratificó, por 61 votos a favor, 50 en contra y 8 abstenciones, el reconocimiento de la OLP y la Declaración de Principios.

42 El Consejo Central de la OLP aprobó, por su parte, el texto acerca de la autonomía por 63 votos afirmativos, 8 negativos y 9 abstenciones. No obstante, el grupo radical Hamas y el proiraní Hezbollah se opusieron a los acuerdos de paz y continuaron con los enfrentamientos armados contra soldados y civiles israelíes.

43 Las negociaciones secretas entre la OLP e Israel, con la activa participación de la diplomacia noruega, desembocaron en un reconocimiento mutuo en setiembre de 1993. La Declaración de Principios sobre la autonomía de los territorios ocupados otorgaba a los palestinos una autonomía limitada en la franja de Gaza y la pequeña ciudad de Jericó, en Cisjordania. Esta autonomía debía extenderse al resto de Cisjordania y, cinco años después, se negociaría un estatus definitivo para los territorios ocupados y la parte de Jerusalén ocupada por Israel desde 1967.

44 Hamas y  Hezbollah en el campo palestino, así como los colonos de los asentamientos ubicados en los territorios ocupados y la extrema derecha, del lado israelí, se opusieron al acuerdo. En un clima de hostilidad, se pospuso la retirada militar israelí de Gaza y Jericó, prevista para el 13 de diciembre.

45 Tras la muerte en febrero de 1994 de Salim Muafi, comandante del grupo armado "Halcones de Al Fatah", a manos de tropas israelíes, Al Fatah proclamó una huelga general que paralizó la franja de Gaza durante tres días. En mayo Rabin y Arafat firmaron el acuerdo de autonomía "Gaza y Jericó primero", mientras continuaba la retirada israelí, lo que permitió el regreso de contingentes de soldados del Ejército de Liberación de Palestina exiliados en Egipto, Yemen, Libia, Jordania o Argelia.

46 Arafat llegó a Gaza en julio y asumió su cargo de jefe del Ejecutivo de la Autoridad Nacional Palestina (AP). La lucha entre el líder de la OLP y sus adversarios islamistas, opuestos a los acuerdos con Israel, se hizo cada vez más violenta. Tras la muerte del dirigente del Djihad Islámico, Hani Abed, atribuido a los servicios secretos de Tel Aviv, tres soldados israelíes fueron asesinados en noviembre de 1994. Una semana después, la recién creada policía palestina le disparó a un grupo de personas que salían de una mezquita adonde concurrían militantes fundamentalistas, provocando la muerte de 13 personas.

47 Gaza volvió a estar al borde de la guerra civil en abril de 1995, cuando un edificio fue destrozado por una explosión, matando a siete personas, entre ellas Kamal Kaheil, uno de los dirigentes de las brigadas Ezzedín-El-Kassam. En represalia, atentados suicidas de Hamas y el Djihad Islámico provocaron la muerte de siete soldados israelíes y una turista estadounidense e hirieron a unas 40 personas. El ala militar del Djihad calificó el ataque de "operación suicida heroica" y de "regalo para el alma de los mártires de la masacre criminal", refiriéndose a la explosión del edificio.

48 La tensión continuó, al igual que las negociaciones entre islamistas y dirigentes de la OLP. Entre otras cosas, Arafat quería que Hamas participara en las elecciones generales palestinas de enero de 1996, lo que le hubiera dado mayor legitimidad a su liderazgo. Tras idas y venidas, los fundamentalistas decidieron boicotear los comicios. Arafat fue elegido presidente con 87% de los votos y los candidatos oficialistas obtuvieron 66 bancas de las 88 en juego.

49 La lucha entre Arafat y la oposición islamista no cesó. Alrededor de mil personas fueron arrestadas en marzo --tras nuevos atentados suicidas, principalmente en Jerusalén-- y el presidente palestino puso todas las mezquitas de Palestina bajo su autoridad directa.

50 La elección de Benyamin Netanyahu como primer ministro israelí (ver Israel) en mayo agravó la tensión entre ambos países, desembocando en nuevos enfrentamientos como los de setiembre, tras la apertura de un polémico túnel bajo la mezquita de El-Aqsa en Jerusalem por parte de las autoridades de Tel Aviv. En los disturbios perecieron decenas de palestinos e israelíes y la explosiva situación tuvo que ser discutida en una cumbre entre Arafat y Netanyahu con la participación del presidente estadounidense Bill Cllinton.

51 Las difíciles negociaciones que culminaron en el retiro de las tropas israelíes de la ciudad de Hebrón dieron un nuevo espaldarazo al gobierno dirigido por Yasser Arafat. En enero de 1997 el presidente palestino volvió a recordar que todavía faltaba definir el estatus de Jerusalén y que éste, junto con el tema de la construcción del estado palestino, eran los próximos puntos en la agenda política.

52 La decisión israelí de construir un nuevo asentamiento en las colinas de Har Homa, en el sector palestino de Jerusalén, fue rechazado enérgicamente por la AP y diplomáticos occidentales. El comienzo de las obras en marzo de 1997 provocó fuertes enfrentamientos entre palestinos y efectivos del ejército y terminó de paralizar el proceso de paz. Simultáneamente con el comienzo de las obras, el gobierno israelí anunció que sólo estaba dispuesto a devolver el 2% del Cisjordania a la AP. El presidente israelí, Ezer Weizman, se entrevistó con Arafat como muestra de buena voluntad, pero no consiguió cambiar la actitud de Netanyahu ni la violenta reacción de los palestinos. Poco tiempo después, la AP decidió aplicar la pena de muerte a aquellos de sus ciudadanos que vendieran tierras o viviendas a los israelíes.

 

 

 

5.gif (35 bytes)
600.gif (62 bytes)
5.gif (35 bytes)
Sinopsis | Historia | Estadísticas | Mapa |

ARRIBA

5.gif (35 bytes)
600.gif (62 bytes)
5.gif (35 bytes)
600.gif (845 bytes)

Portada | Países  | Temas | Actualización | Búsqueda | Correo

© Instituto del Tercer Mundo. Juan Jackson 1136. Tel. (598-2) 49 61 92. Fax: (598-2) 41 92 22
  e-mail: item@chasque.apc.org