Guia del Mundo - Portada
PortadaPaísesTemasActualizaciónBúsquedaCorreo
5.gif (35 bytes)
600.gif (62 bytes)
5.gif (35 bytes)

Libia
Libiya

Sinopsis | Historia | Estadísticas | Mapa |

  
5.gif (35 bytes)
Historia

YAMAHIRIYA ARABE POPULAR Y SOCIALISTA (conocida como Libia), ocupó siempre una posición intermedia en las relaciones político-económicas del norte de Africa. Su situación fronteriza con el Egipto faraónico la hizo partícipe de su clima cultural pero, aunque entre los siglos X y VIII a.C dos dinastías libias reinaron en Egipto, eso no se tradujo en la formación de un estado unificado. El nacimiento de otro polo político-económico en su frontera occidental (el imperio cartaginés, y luego el romano) acentuó esa bipolaridad. Luego de la conquista árabe en el siglo VII, los nuevos centros de poder fueron Túnez y Marruecos de un lado, y Egipto de otro, manteniendo una situación de frontera que se completaría también en el sentido norte-sur.

2 El desarrollo del comercio marítimo y de la piratería convirtieron a Trípoli (Tarabulus) en uno de los principales puertos del Mediterráneo, determinando intervenciones europeas y éstas, a su vez, la del sultán turco. En 1551 Solimán el Magnífico incorporó la región al Imperio Otomano. Con el debilitamiento de la autoridad central, sin embargo, los gobernadores adquirieron cada vez más autonomía, haciendo nacer proyectos independentistas. A comienzos del siglo XIX la piratería fue también pretexto de la primera intervención militar de las fuerzas norteamericanas en el exterior. Estados Unidos bombardeó Trípoli en 1804.

3 En 1837 Mohamed al-Sanusi fundó una hermandad musulmana clandestina, conocida como Sanusiya, que se dedicó a promover la resistencia contra el gobierno turco, actuando también en Egipto. Pero el enemigo principal pasó a ser otro: ante la decadencia del imperio otomano, Italia le declaró la guerra en 1911 y ocupó el litoral libio, última posesión turca en el norte de Africa. Con el comienzo de la Primera Guerra Mundial, la presencia italiana se redujo a los puertos de Trípoli y Homs (Al-Khums) mientras el resto del territorio se mantenía virtualmente independiente. Terminada la guerra, la nueva conquista italiana debió enfrentar una obstinada resistencia armada encabezada por Sidi Omar al-Mukhtar. Sólo en 1931, con su captura y ahorcamiento pudieron controlar el territorio e incorporarlo al reino de Italia.

4 Desde Egipto y Túnez, los Sanusiya se mantenían activos y cooperaron con los aliados en la Segunda Guerra Mundial. Idris al-Sanusi, jefe de la hermandad, fue reconocido por los ingleses como Emir de Cirenaica. Terminado el conflicto, el país fue dividido en una zona de administración inglesa (Tripolitania y Cirenaica) y otra (Fezzan) que los franceses administraban desde el Chad. En 1949, por decisión de la ONU, ambas se unieron en el reino independiente de Libia, cuyo trono fue ocupado por Idris al-Sanusi.

5 Como base de su poder, Idris sumó a su autoridad religiosa el apoyo de las familias poderosas turco-libias, asesores militares de Estados Unidos y Gran Bretaña (ambos países establecieron bases en Libia) y las trasnacionales petroleras que se instalaron en el país cuando el oro negro comenzó a brotar en grandes cantidades, en 1960.

6 Muammar al-Khaddafi, hijo de beduinos nómadas, ingresó al ejército siendo un joven nacionalista. Mientras realizaba estudios militares en Londres, fundó en 1966 la Unión de Oficiales Libres. De regreso a su patria, continuó la labor política y conspirativa en el seno del ejército. El 1º de setiembre de 1969 inició en Sebha una insurrección que rápidamente derrocó a la monarquía.

7 El Consejo de la Revolución, dirigido por Khaddafi, se proclamó musulmán, nasserista y socialista; eliminó las bases militares norteamericanas e inglesas, impuso drásticas limitaciones a la actividad de las casi 60 firmas trasnacionales instaladas en el país, y asumió el control de la producción de petróleo sin romper totalmente con las compañías extranjeras.

8 Khaddafi puso en marcha un ambicioso proyecto de modernización, con énfasis en el desarrollo agrícola. Cada familia rural tuvo derecho a un promedio de diez hectáreas de tierra, un tractor, vivienda, herramientas y riego. Se abrieron más de mil quinientos pozos artesianos y dos millones de hectáreas desérticas comenzaron a recibir riego artificial.

9 Debido al crecimiento rápido Libia debió recurrir a la inmigración de trabajadores de otros países árabes y a técnicos de todo el mundo. En el plano político interno, en 1973, a partir de la publicación del Libro Verde -en el que Khaddafi expone sus fundamentos éticos y políticos que niegan el capitalismo y el marxismo- creó una estructura de participación popular, a través de comités populares y del Congreso General del Pueblo.

10 En las ciudades creó un sistema de previsión social, con asistencia médica gratuita y estímulos a familias numerosas. A los trabajadores industriales les concedió una participación de 25% en las ganancias de las empresas. Datos oficiales sostienen que las inversiones en la industria fueron 11 veces mayores que en la época de la monarquía; en la agricultura se destinaron recursos 30 veces mayores a los que dedicó el rey Idris. El resultado de este plan, fue que Libia, en cinco años, dejó de ser el país más pobre del norte de Africa y alcanzó el ingreso per cápita más alto del continente: 4 mil dólares anuales.

11 En 1977, Libia pasó a llamarse Yamahiriya Arabe Popular y Socialista (Yamahiriya es un neologismo que significa "Estado de masas"). Si bien Khaddafi obtuvo resultados ampliamente positivos en lo interno, en el plano diplomático los logros no fueron similares. Fracasaron las tentativas de integración con Siria, Egipto y Túnez. Khaddafi cuestionó la política de reconciliación entre Egipto e Israel, lo que le valió fricciones con la monarquía saudita, los emiratos y Marruecos.

12 Desde 1980 la diplomacia libia desplegó una gran actividad en el Africa subsahariana y América Latina. Apoyó a los guerrilleros del Frente Polisario y participó directamente en la guerra civil de Chad, en defensa del Gobierno Transitorio de Unión Nacional (GUNT) dirigido por Goukouni Oueddei.

13 A través de una amplia campaña propagandística internacional Reagan vinculó a Khaddafi con el terrorismo mundial. En agosto de1981 en el Golfo de Sidra, la Sexta Flota de la marina norteamericana derribó dos aviones libios. Khaddafi evitó una respuesta violenta y obtuvo el apoyo político de regímenes árabes conservadores, antes hostiles a Trípoli.

14 En 1983, Libia inició una aproximación a Marruecos, que culminó en agosto de 1984, con la firma de un acuerdo entre los dos gobiernos. Marruecos quería neutralizar el apoyo libio al Frente Polisario, mientras que Libia buscaba contener la asistencia marroquí al régimen de Habré en Chad.

15 En enero de 1986 Estados Unidos acusó a Libia de actos de terrorismo, le impuso un bloqueo económico y en abril bombardeó Trípoli y Benghazi, causando decenas de víctimas entre la población civil. Revelaciones posteriores demostraron que el verdadero objetivo era eliminar al coronel Khaddafi.

16 En noviembre de 1991, la justicia norteamericana y británica culparon al gobierno libio por los atentados de 1988 a los aviones de Pan Am, en Inglaterra -270 muertos, de los cuales 189 eran norteamericanos-, y de UTA, en Nigeria, con 170 víctimas. Interpol libró una orden de captura internacional sobre dos agentes libios acusados de ejecutar la acción. En enero de 1992, Libia se declaró dispuesta a colaborar con la ONU en el esclarecimiento de los dos atentados.

17 Khaddafi, no obstante, rechazó un pedido de extradición exigido por la ONU, y propuso, sin éxito, la realización del juicio en Trípoli.

18 La inflexibilidad de Libia endureció los reclamos de la ONU, que entre febrero y marzo exigió nuevamente la extradición de los inculpados y dio a su vez un ultimátum para una renuncia explícita al terrorismo, con un plazo hasta el 15 de abril de 1992 bajo amenaza de sanciones, bloqueo y hasta medidas militares.

19 Pasado ese límite, la CEE y los siete países más industrializados adoptaron sanciones económicas, y Khaddafi apeló ante la Corte Internacional de Justicia.

20 En agosto, al renovarse el embargo, Khaddafi impulsó un cambio en la política exterior, designando canciller a un "moderado", susceptible de acercar las posiciones libias y estadounidenses. En 1993 Trípoli prosiguió la liberalización económica, iniciada en 1989, al tiempo que rompía sus relaciones diplomáticas con Irán.

21 El aislamiento de Libia se acentuó en 1994. La ONU intensificó el embargo, pese a las concesiones de Khaddafi, quien finalmente había aceptado que los dos acusados fueran juzgados en Escocia. Dentro de su país, esta situación dio mayor popularidad al jefe de Estado, ya que parte de la opinión pública responsabilizó a Estados Unidos por las dificultades que atravesaba.

22 Sin embargo, algunas concesiones también produjeron resistencias. En la región sureña de Fezzan, la población se mostró descontenta por la entrega a Chad de la franja de Aouzou, decidida por Khaddafi tras un fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya. Por otra parte, Trípoli logró comenzar la concreción un viejo proyecto, al firmarse un contrato para la construcción de un acueducto que permita importar agua de otros países.

23 En 1995 el país siguió aislado, pese a las constantes propuestas de diálogo efectuadas por Libia a los países occidentales. Esto no impidió el crecimiento del sector privado ni de las inversiones extranjeras. Varias compañías internacionales se mostraron dispuestas a participar en nuevos proyectos de explotación de recursos petrolíferos.

24  Por otra parte, Trípoli procedió a la expulsión de unos 10.000 palestinos residentes en Libia y anunció que los inmigrantes de países árabes vecinos y sus familias también debían abandonar el país. La situación social se siguió deteriorando, lo que parecía favorecer a los cada vez más influyentes grupos fundamentalistas islámicos.

 

 

 

5.gif (35 bytes)
600.gif (62 bytes)
5.gif (35 bytes)
Sinopsis | Historia | Estadísticas | Mapa |

ARRIBA

5.gif (35 bytes)
600.gif (62 bytes)
5.gif (35 bytes)
600.gif (845 bytes)

Portada | Países  | Temas | Actualización | Búsqueda | Correo

© Instituto del Tercer Mundo. Juan Jackson 1136. Tel. (598-2) 49 61 92. Fax: (598-2) 41 92 22
  e-mail: item@chasque.apc.org