Guia del Mundo - Portada
PortadaPaísesTemasActualizaciónBúsquedaCorreo
5.gif (35 bytes)
600.gif (62 bytes)
5.gif (35 bytes)

Etiopía
Yaitopya

Sinopsis | Historia | Estadísticas | Mapa |

  
5.gif (35 bytes)
Historia

EL TERMINO "ETIOPE" ("cara quemada", en griego) se aplicaba en la antigüedad a todos los africanos. El otro nombre del país, Abisinia, derivaría del árabe habbashat, que designa a una de las etnias del Yemen que emigró hacia Africa por el año 2000 a.C. El ghezo, lengua de los etíopes, pertenece al tronco semita y deriva del sabana o sabeo, árabe del sur.

2 Axum, al norte de la actual Etiopía, alcanzó su apogeo al inicio de la era cristiana, siendo el centro del tráfico entre el valle del alto Nilo (Nahr-an-Nil) y los puertos del mar Rojo que comerciaban con Arabia y la India. Estado próspero y rico, llegó a dominar el actual Yemen, pero sufrió una crisis en el siglo VII, porque los circuitos comerciales se modificaron con la unificación y expansión de los árabes y la subsecuente conquista de Egipto.

3 La conversión al cristianismo de la clase dirigente etíope, en el siglo IV, creó un factor adicional de aislamiento. La posterior expansión hacia el sur, la hipertrofia del clero y la decadencia comercial, trajeron un proceso de feudalización semejante al del occidente europeo. Hacia el siglo XVI, un tercio de la tierra pertenecía al "rey de reyes, otro tercio a los monasterios y el resto se dividía entre la nobleza y la población en general.

4 La sublevación de la población musulmana de la costa del mar Rojo, que había desarrollado una economía mercantil de gran vitalidad (ver recuadro en Tanzania: "La cultura Zandj), llevó a los etíopes a reanudar sus contactos con Europa para pedir ayuda. El socorro demoró casi un siglo en llegar, pero fue eficiente: la flota portuguesa tuvo un papel decisivo en la destrucción del sultanato de Adal, (ver Somalia).

5 La atención prestada por los emperadores al litoral, durante un siglo y medio, creó la oportunidad para que los gallas (pueblo afín a los haussas) penetrasen desde el oeste gradualmente, hasta llegar a convertirse en el elemento mayoritario de la población. Su gravitación llegó hasta tal punto que, entre 1755 y 1769 hubo un emperador galla, que la aristocracia ahmara consiguió trabajosamente destronar.

6 Esa situación se mantuvo hasta 1889, cuando Menelik II subió al trono: designado heredero en 1869, tuvo 20 años para preparar un ejército con ayuda inglesa e italiana y organizar la administración de su feudo personal, el reino de Choa. Tal eficiencia fue providencial, pues en 1895 sus ex aliados italianos invadieron el país, alegando el no cumplimiento de compromisos anteriores. En la batalla decisiva, en Adua, en 1896, murieron 4.000 de los 10.000 soldados italianos: fue la más aplastante derrota sufrida por europeos en Africa hasta la guerra de Argelia.

7 No obstante, Italia obtuvo, en las negociaciones diplomáticas, dos territorios que Etiopía en realidad no controlaba: Eritrea y el sur de la costa somalí. En 1906, las potencias reconocieron la independencia y la integridad territorial del país, a cambio de ventajas económicas en Abisinia.

8 Este arreglo salvó al país del colonialismo directo hasta 1936, cuando el dictador Benito Mussolini invadió Etiopía aprovechándose de la lucha interna entre los candidatos a la sucesión de Menelik. El heredero del trono, Haile Selassie pidió ayuda a la Sociedad de Naciones, pero no consiguió apoyos concretos.

9 En los cinco años de ocupación, Italia montó varias industrias de transformación, así como plantaciones de café, e implantó un sistema de discriminación racial semejante al apartheid sudafricano (ver Sudáfrica).

10 Los etíopes reconquistaron la independencia en 1948, de las manos del Reino Unido, que asumió el control del país a la caída de Mussolini. Haile Selassie volvió al trono, pero encontró a la nación en una crisis sin precedentes. La estructura productiva estaba desorganizada; los movimientos nacionalistas que habían luchado contra el invasor no aceptaban el retorno a una situación feudal, y la miseria en el interior se había agravado .

11 El emperador denunció al colonialismo, apoyó al Movimiento de Países no Alineados y a la Organización de la Unidad Africana (OUA), cuya sede se instaló en Adisa la vez que mantuvo vínculos estrechos con Israel. Bajo Selassie se creó una burocracia estatal, un sistema educativo inspirado en el de Estados Unidos y el mayor ejército del Africa subsahariana.

12 La estructura agraria cambió poco: los terratenientes feudales y la iglesia ortodoxa controlaban ochenta por ciento de las tierras fértiles del país. Las plantaciones para la exportación (algodón, azúcar) comenzaron a crecer a partir de los años 50, mientras que el principal producto, el café, era cultivado sobre todo por poequeños agricultores. Selassie fue depuesto en 1974, al final de una sucesión de huelgas, manifestaciones estudiantiles y protestas generalizadas contra el absolutismo y la falta de alimentos.

13 Un Comité Coordinador de las Fuerzas Armadas, Dergue (comité, en amhárico), encabezado por el general Aman Andom, abolió la monarquía y proclamó la república. La Constitución fue suspendida y el parlamento clausurado.

14 Tras sucesivas crisis internas, en diciembre de 1977 asumió el poder el coronel Mengistu Haile Mariam, que consiguió consolidar el Dergue y poner fin a la lucha interna en las Fuerzas Armadas.

15 El gobierno militar nacionalizó los bancos, los seguros y las grandes industrias del capital extranjero y cerró las bases militares norteamericanas. La clave de la «revolución nacional democrática» fue la estatización del suelo y del subsuelo, que puso fin al poder de los terratenientes. El «socialismo científico» fue adoptado como ideología oficial en junio de 1976. La oposición fue aplastada mediante el «terror rojo» entre 1977 y 1978, periodo en el cual fueron ejecutadas sumariamente varios miles de personas.

16 Superada esta crisis, el gobierno enfrentó las rebeliones en Eritrea y el Ogadén, en aumento desde 1977. Los eritreos consideraban que su lucha independentista no se detenía por la existencia de un gobierno de signo socialista en AdisAbeba. A su vez, los somalíes del desierto reivindicado por Somalia aprovecharon la crisis etíope para impulsar sus propósitos separatistas.

17 Ante el intento somalí de anexar el Ogadén, la URSS rompió los acuerdos militares con el presidente Siad Barre. El apoyo soviético y cubano a Etiopía fue decisivo para la derrota de las tropas somalíes, en una moderna guerra de blindados. Las tropas cubanas no participaron en la lucha contra los eriteros, pero éstos fueron forzados a retroceder tras una gran ofensiva en 1979. Mientras tanto, una guerrilla de base campesina había comenzado en la región de Tigray.

18 Controlada provisoriamente la situación militar, Mengistu volvió su atención a la política interna. En 1979, el gobierno creó la Comisión Organizadora del Partido de los Trabajadores de Etiopía (COPWE). Ese año se amplió en 15% el área total de tierras cultivadas, lo que provocó un aumento de 6% en el PNB.

19 En 1984 el país comenzó a sufrir los efectos de un período de sequías que se prolongaba desde 1982 y que provocó miles de muertes por hambre y desnutrición. Doce provincias fueron afectadas por la sequía que mató más de medio millón de campesinos y amenazó la supervivencia de cinco millones más.

20 En el mismo año se realizó el congreso de fundación del Partido de los Trabajadores de Etiopía (PWE), que aprobó el programa de transformación del país en un estado socialista.

21 El 12 de setiembre, el Parlamento (Shengo) proclamó la República Popular Democrática y ratificó a Mengistu en la jefatura del Estado. Los separatistas pasaron a actuar tanto en las provincias de Eritrea y Tigray, como en Wollo, Gondar y en Oromo, en el sur.

22 La nueva Constitución estableció cinco regiones autónomas y veinticinco regiones administrativas. Eritrea podía elaborar leyes en cualquier terreno menos la defensa y la seguridad nacional, la política exterior y las relaciones con el gobierno central. Los rebeldes eritreos consideraron "colonial la propuesta.

23 En diciembre de 1987 los eritreos conquistaron la localidad de Af Abed, tras una cruenta batalla, en la que fueron capturados 18.000 soldados etíopes, tres asesores soviéticos y el comandante del ejército de la región norte.

24 A la vez, el Frente de Liberación del Pueblo de Tigray tomó ciudades importantes, como Wukro, un centro de ayuda internacional para las víctimas del hambre. Desde entonces, tigreos y eritreos firmaron acuerdos de cooperación y elaboraron una estrategia militar conjunta.

25 La actividad militar rebelde impuso nuevas y pesadas bajas al ejército etíope y el comando de las 12 divisiones 150 mil efectivos destacadas en el frente de guerra intentó un golpe de Estado, en 1989. Mengistu volvió rápidamente al país, desde Alemania oriental y abortó la intentona.

26 A fines de la década de 1980, la guerra consumía 60% del presupuesto etíope y la producción agrícola estaba disminuyendo. En 1989, por mediación del ex presidente estadounidense James Carter, en Atlanta, Estados Unidos, se reunió una delegación gubernamental con otra del FPLE. El FPLE propuso un plebiscito sobre el futuro de Eritrea. Pero el presidente Mengistu no aceptó.

27 En setiembre de 1989 los últimos soldados cubanos se retiraron de Etiopía, a pedido del gobierno, que en abril de 1988 había firmado la paz con Somalia.

28 Etiopía se acercó a Israel, país con el cual había roto relaciones después de la guerra árabe-israelí de 1973. Mengistu estaba interesado en la ayuda militar de Tel Aviv y la emigración de 17 mil judíos etíopes. La situación de millones de habitantes se agravó en Eritrea y Tigray, donde la sequía redujo la cosecha de granos en casi 80%.

29 En 1990, en el marco de los cambios políticos en el bloque socialista, la dirección del PWE decidió sustituir el nombre de la agrupación por Partido Democrático de la Unidad Etíope (PDUE) y modificó su estructura interna. Sin abandonar el unipartidismo, el partido eliminó la definición marxista-leninista y llamó a sus filas a todos los etíopes, incluso opositores. A la vez, el gobierno decidió implantar una economía mixta, formada por empresas estatales, cooperativas y empresas privadas.

30 En marzo de 1990 la ex URSS retiró sus consejeros militares de Eritrea y el FPLE tomó el puerto de Massaua. Controló así casi todo el territorio eritreo, con excepción de Asmera, que quedó aislada, sin conexión terrestre con el resto de Etiopía.

31 En mayo de 1991, Mengistu Mariam huyó en forma sorpresiva del país, apremiado por los triunfos de la guerrilla en el norte. El gobierno quedó a cargo del vicepresidente Tesfaye Gabre Kidane, considerado un "moderado, que instituyó un gobierno de transición negociando un cese del fuego con los rebeldes eritreos.

32 El gobierno de Kidane participó en el diálogo de paz celebrado en Londres, presidido por Estados Unidos, con la participación de los más importantes grupos rebeldes, para llegar a un acuerdo que impidiera la guerra civil. Kidane renunció a fines de mayo, cuando los norteamericanos aconsejaron a las fuerzas del Frente Revolucionario Democrático del Pueblo Etíope (FRDPE) que asumieran el control de Adis-Abeba.

33 Meles Zenawi, de 36 años, líder del FRDPE, asumió el cargo de presidente interino hasta la realización de una conferencia multipartidaria y prometió poner fin a la guerra civil y sacar el país del hambre. Tres meses después, al reabrir el Parlamento y promulgar una nueva Constitución, Meles se comprometió a realizar elecciones en el plazo de un año.

34 El presidente interino etíope aseguró también que cumpliría los compromisos económicos asumidos por el gobierno depuesto y que respetaría la voluntad del pueblo eritreo, que poco después se pronunció en referendum por la independencia (ver Eritrea).

35 Se calcula que, en los últimos 20 años, más de un millón de etíopes han muerto de inanición y otro millón tuvo que refugiarse en los países vecinos.

36 En marzo de 1992, se eligieron los nuevos consejos regionales, pero el Frente de Liberación Oromo anunció su retiro del Consejo de Representantes, integrado por 87 miembros, que legitimizaba al gobierno provisorio.

37 El gobierno de transición se comprometió a impulsar la economía de mercado, estimular la producción agrícola y reducir la pobreza, en el marco de un programa de cinco años coordinado por organismos de Naciones Unidas y el Banco Mundial. En enero de 1993, importantes manifestaciones estudiantiles durante una visita del secretario general de la ONU, Butros Butros-Ghali, reflejaron una vez más la tensa situación social del país.

38 En 1994, la entrega de los 1.200 millones de dólares en cinco años prevista en el programa económico se enlenteció sensiblemente, ya que los organismos internacionales estimaron insuficiente el ritmo de privatización del gobierno etíope. En una crítica al programa preconizado por el FMI y el Banco Mundial, organizaciones humanitarias que asistían a Etiopía,dijeron que urgía efectuar mayores inversiones en semillas, herramientas y ganado.

39 La hambruna volvió a ser crítica durante los primeros seis meses de 1994, causando la muerte de 5.000 personas en el distrito de Wolayata, en el sur del país. En mayo, el Consejo de Representantes, un organismo transitorio de 87 miembros, aprobó el proyecto de Constitución que creaba la República Democrática Federal de Etiopía. Dicho proyecto se basaba en la docrina del "federalismo étnico", que rompía con la anterior visión oficial unitaria del país. Según el texto aprobado, la "soberanía reside en las naciones, nacionalidades y pueblos de Etiopía" y no en el pueblo en su conjunto.

40 En junio se realizaron comicios para elegir una Asamblea Constituyente, boicoteados por los principales partidos de oposición, como el Frente de Liberación Oromo y el Frente de Liberación Nacional de Ogaden. En setiembre la policía efectuó arrestos masivos en el oeste del país, una zona habitada principalmente por oromos. Varias organizaciones de derechos humanos, como Amnistía Internacional, expresaron su preocupación por la situación del país.

41 En mayo y junio de 1995, tuvieron lugar las elecciones parlamentarias, las que también fueron boicoteadas por la mayoría de los partidos opositores. La nueva república federal quedó establecida oficialmente en agosto, al asumir la presidencia Negasso Gidada, un oromo cristiano de la región de Welega, en el oeste de Etiopía. El presidente saliente, Meles Zenawi, asumió el cargo de primer ministro y los 17 miembros del gobierno fueron cuidadosamente seleccionados para que reflejaran "los equilibrios étnicos" del país.

42 Los juicios contra representantes del antiguo régimen de Mengistu se pospusieron por segunda vez y las tentativas por lograr la extradición del ex presidente, refugiado en Zimbabwe, fueron infructuosas. Amnistía Internacional volvió a condenar al gobierno etíope, tras el arresto en junio de cinco políticos opositores.

43 El gobierno prosiguió la privatización de empresas estatales --144 de ellas fueron vendidas en 1995-- y el déficit anual de granos fue del orden de un millón de toneladas.

 

 

 

5.gif (35 bytes)
600.gif (62 bytes)
5.gif (35 bytes)
Sinopsis | Historia | Estadísticas | Mapa |

ARRIBA

5.gif (35 bytes)
600.gif (62 bytes)
5.gif (35 bytes)
600.gif (845 bytes)

Portada | Países  | Temas | Actualización | Búsqueda | Correo

© Instituto del Tercer Mundo. Juan Jackson 1136. Tel. (598-2) 49 61 92. Fax: (598-2) 41 92 22
  e-mail: item@chasque.apc.org