Guia del Mundo - Portada
PortadaPaísesTemasActualizaciónBúsquedaCorreo
5.gif (35 bytes)
600.gif (62 bytes)
5.gif (35 bytes)

Emiratos Arabes Unidos
Ittihad al-Imarat al-´Arabiyah

Sinopsis | Historia | Estadísticas | Mapa |

  
5.gif (35 bytes)
Historia

EN EL RINCON SURESTE de la península arábiga, entre las cadenas montañosas Jabal Ajdar en Omán y la estepa pedregosa Najd desde el centro de la península y su prolongación hasta las costas del Golfo (al- Hasa), se encuentra el desierto de Rub al-Khali que ocupa parte del territorio de la actual Arabia Saudita y la casi totalidad del de los Emiratos Arabes Unidos.

2 Hacia el siglo VI, los oasis diseminados por el territorio suministraban agua suficiente para practicar cultivos regulares a la escasa población estable. Los habitantes de estas zonas hablaban diferentes dialectos del árabe y combinaban distintas formas de vida. Algunos eran agricultores de granos, otros comerciantes o artesanos en los pequeños pueblos y otros, a los que se conocía genéricamente con el nombre de "beduinos", eran nómades que criaban camellos, ovejas y cabras aprovechando los pocos recursos hídricos del desierto. Los pueblos de la costa sumaban a estas actividades la pesca en aguas del Golfo.

3 Pese a ser minoría, los nómades, aprovechando su condición de grupo móvil y armado y unidos a los mercaderes, dominaban a los agricultores y artesanos. Reunidos en torno a jefes familiares más o menos estables, poseían una organización típicamente tribal.

4 Entre pastores y agricultores, la religión se había constituido en otra forma de control social. Esta no tenía, al parecer, una forma definida. Los dioses locales se identificaban con los objetos celestes y podían corporizarse en piedras, árboles o animales. Algunas familias, manifestando poseer la facultad de interpretar el lenguajes de esos dioses, lograban cierto control sobre las demás.

5 Hasta principios del siglo VII, los imperios Bizantino y Sasánida mantuvieron una larga guerra con continuos avances y retrocesos que involucró a la península aunque no directamente al territorio de los Emiratos. Igualmente, tal movimiento y la apertura de rutas comerciales trajo inmigrantes (mercaderes, traficantes y artesanos en su mayoría) que aportaron conocimientos del mundo exterior y su cultura.

6 La religión islámica fue adoptada pacíficamente en la zona mientras Mahoma aún vivía. Se afianzó el poder de los jefes tribales pero no se modificó sustancialmente el modo de vida de los todavía escasos habitantes.

7 Con la muerte del profeta, surgieron diferentes grupos que se disputaron su herencia espiritual. Uno de ellos, el de los Ibadíes (que se decían descendientes directos de Mahoma), creó el imanato de Umán (Omán) a mediados del siglo VIII. Este se mantuvo hasta fines del siglo IX cuando fue suprimido por los Abásidas (califas que reclamaban autoridad universal y cuya capital principal era Bagdad).

8 A partir del siglo XI, la forma sunnita del Islam pasó gradualmente, de ser la religión de los gobernantes y grupos dominantes, a la población en general. Igualmente, las comunidades ibadíes continuaron existiendo hasta el siglo XV y ejerciendo una fuerte autoridad religiosa.

9 Los puertos del Golfo eran ya de gran importancia para el tráfico de mercancías que venían de China (textiles, vidrio, porcelana y especias), desde donde continuaban, utilizando la cadena de oasis, hasta el Mar Rojo.

10 Durante los siglos XVII y XVIII, el Imperio Otomano ocupaba gran parte de la península pero no llegaba a la costa del golfo en la región sureste. Los ibadíes habían restablecido su imanato bajo una dinastía Yaribi. Más al norte, Bahrein estaba bajo el dominio iraní.

11 Fuera del alcance de los otomanos (ocupados en luchas constantes en Europa, Africa y Asia), la región sureste de la península se dedicaba al comercio. Surgieron familias gobernantes vinculadas directamente con los mercaderes y se desarrolló la piratería aprovechando las ventajas naturales de las accidentadas costas. Se llegó a conocer la zona con el nombre de "Costa de los piratas".

12 Un importante cambio comenzó a producirse cuando las flotas europeas aumentaron el uso de la ruta marítima a través del Cabo. Poco a poco se iría incrementando la influencia de los británicos, quienes utilizaban los puertos del Golfo como escala en la ruta a India y combatían la piratería.

13 A principos del siglo XIX, estableciendo acuerdos con los jefes locales y pequeños gobernantes de los puertos, Gran Bretaña tenía el control total de la región. Los llamados "Estados de la Tregua", nombre con que se conoció desde entonces a la Costa de los Piratas, estaban integrados, entre otros, por Abu Dhabi, Dubai y Sharja. Esta relación con Gran Bretaña continuó en los mismos términos hasta las primeras décadas del siglo XX.

14 Hacia 1914 el estado saudita pareció resurgir con mucha fuerza en Arabia central ,amenazando incluso el poder otomano. Rusia, Francia y Alemania pretendían, a su vez, fortalecer su presencia en la zona. Esto decidió a los británicos a formalizar su relación con los Estados de la Tregua, Bahrein, Omán y Kuwait, quienes dejaron el manejo de sus relaciones con el resto del mundo a cargo del gobierno de Londres.

15 La Primera Guerra Mundial, que determinó el fin del Imperio Otomano y la independencia de algunos estados de la Península Arábiga, no alteró la relación entre Gran Bretaña y los Estados de la Tregua. Londres controlaba el poder del gobernante Abd al-Aziz en el nuevo reino de Arabia Saudita desde las costas sur y sureste de la península. Comenzaba además el desarrollo de las rutas aéreas y, en Medio Oriente, los aeródromos del Golfo junto a los de Egipto, Palestina e Irak, jugaban parte importante en tal sentido.

16 Durante el período entre guerras, Inglaterra concentró toda su atención en Egipto e Irak (donde ya se explotaban algunos yacimientos petrolíferos). Finalizada la Segunda Guerra Mundial, la relación entre los países árabes cambió definitivamente. En 1945 se creó la Liga de Estados Arabes con la participación de aquellos que gozaban de cierta independencia.

17 Al iniciarse la década del 60 se sabía que los yacimientos petrolíferos de Medio oriente estaban entre los más importantes del mundo. Estados Unidos se unió a Inglaterra para mantener el control de los estados del Golfo. En ellos, casi el 100 % de los ingresos provenían de este recurso.

18 La creciente influencia de Abd al-Nasser en el mundo árabe determinó que Gran Bretaña comenzara a dar mayor participación local en los gobiernos de algunos estados del protectorado. En 1968 decidió retirar toda la fuerza militar de la región. En ese mismo año se creó, como una rama de la O.P.E.P., la O.P.A.E.P. integrada exclusivamente por los estados árabes exportadores de crudo.

19 En 1971, cuando Gran Bretaña se retiró definitivamente, comenzó la explotación de pozos a gran escala en Abu Dhabi. Adquirió entonces gran importancia el establecimiento claro de las fronteras en el interior de los territorios. Se crean en ese año, por influencia británica, los Emiratos Arabes Unidos sin la participación de Qatar ni Bahrein.

20 Apenas formado, el nuevo Estado debió enfrentar un conflicto con Irán quien, aduciendo razones históricas, acupó las islas Abu Mussa, Tunb al-Cubra y Tunb al-Sughra sobre el estrecho de Ormuz. Durante la primer década, la producción de petróleo mostró un continuo crecimiento (fundamentalmente en los tres emiratos más importantes: Abu Dhabi con el 79% del total, Dubayy y Sharjah) a la vez que aumentaba la participación nacional en el control de la explotación.

21 Cuando en 1973 los países productores de petróleo, a traves de la O.P.E.P., decidieron subir el precio del barril un 70 % y reducir el suministro un 5 %, comenzó una nueva era en las relaciones con el mundo industrializado. Los resultados de esta política fueron explosivos. Del irrisorio precio de $1,5 el barril de crudo de principio de los sesenta, se pasó en 1973 a $10 y entre 1979 y 1980 a $ 34. La tasa de crecimiento anual de la década del 70 en los Emiratos fue superior al 10 % a causa de las ganancias derivadas.

22 Este estado de cosas produjo dos efectos inmediatos: el rápido crecimiento de ciudades con modernísimas autopistas, oleoductos y bancos, así como la llegada de un gran caudal de inmigrantes atraídos por las posibilidades económicas de la región. Poco quedó de los antiguos pueblos dedicados a la pesca o a la recolección de perlas de la costa.

23 La década del 80 comenzó con la guerra entre Irán e Irak. Aunque los Emiratos mantuvieron una aparente neutralidad, brindaron apoyo económico a Irak a los efectos de evitar una virtual iranización de la región. Al terminar el conflicto, los Emiratos Arabes eran el tercer productor de petróleo de Oriente Medio después de Arabia Saudita y Libia.

24 Si bien a partir de 1981 el gobierno ha intentado fortalecer otras áreas de la industria, las diferencias tecnológicas con otros países y el limitado mercado interno no permiten vislumbrar una diversificación industrial de tal magnitud que disminuya la gran dependencia de la producción de petróleo.

25 El país ha integrado el movimiento de los No Alineados y ha brindado apoyo a las reivindicaciones palestinas. A fines de 1986 se establecieron relaciones diplomáticas con la desaparecida Unión Soviética y la República Popular de Benín. En 1987 se reanudaron las relaciones con Egipto que habían sido rotas desde los acuerdos de Camp David con Israel.

26 Durante la Guerra del Golfo, los Emiratos contribuyeron en la lucha contra Irak. Una vez finalizado el conflicto la política de diversificación de la economía pareció encaminarse con algo más de fuerza al abrirse a más de 260 compañías extranjeras el puerto libre de Jabel Alí.

27 En marzo de 1991 el Consejo de Cooperación del Golfo firmó con Estados Unidos un acuerdo para preservar la seguridad en la región que incluye una estrategia militar común y mecanismos para evitar la proliferación de armas, entre otros puntos.

28 En 1992 por mediación de Siria, Irán restringió las reivindicaciones que mantenía sobre las islas del estrecho de Ormuz ocupadas desde la década del 70. Teherán pretende la soberanía sobre Abu Mussa y ha permitido el regreso de los residentes árabes expulsados. El conflicto se encuentra, por presión de los Emiratos, bajo arbitraje internacional.

29 En lo interno, las sucesivas olas inmigratorias han formado una población sumamente heterogénea. Según datos de 1993, la población árabe en el país es apenas la cuarta parte del total y, de ella, algo más de la mitad viene de otros países (principalmente Egipto). El resto lo conforman inmigrantes de Blangadesh, Pakistán, Sri Lanka, Irán y otros estados asiáticos o africanos.

30 Todo parece indicar que el fundamentalismo islámico aumentó su influencia en los Emiratos entre 1993 y 1996. El jeque Zaid, presidente de la unión, dio a entender en diversas oportunidades --como en un discurso realizado al finalizar el Ramadán de 1993-- que existía preocupación en medios oficiales por la extensión del "integrismo" musulmán. En febrero de 1994, Zaid decidió extender la "ley islámica" a numerosos casos de delitos hasta entonces juzgados por tribunales civiles.

31 En 1995 tuvieron lugar nuevos contactos para tratar de solucionar el diferendo con Irán por las islas en litigio en el estrecho de Ormuz que, al igual que en años anteriores, no dieron mayores resultados. Mientras tanto, el Departamento de Estado estadounidense declaró en marzo de 1996 que los derechos humanos seguían siendo coartados en los Emiratos.

 

 

 

5.gif (35 bytes)
600.gif (62 bytes)
5.gif (35 bytes)
Sinopsis | Historia | Estadísticas | Mapa |

ARRIBA

5.gif (35 bytes)
600.gif (62 bytes)
5.gif (35 bytes)
600.gif (845 bytes)

Portada | Países  | Temas | Actualización | Búsqueda | Correo

© Instituto del Tercer Mundo. Juan Jackson 1136. Tel. (598-2) 49 61 92. Fax: (598-2) 41 92 22
  e-mail: item@chasque.apc.org