Guia del Mundo - Portada
PortadaPaísesTemasActualizaciónBúsquedaCorreo
5.gif (35 bytes)
600.gif (62 bytes)
5.gif (35 bytes)

Rep. Checa
Ceska Republika

Sinopsis | Historia | Estadísticas | Mapa |

  
5.gif (35 bytes)
Historia

BOHEMIA Y MORAVIA (la actual República Checa) y Eslovaquia constituyen una región que tuvo una historia común hasta 1993. No se conoce con exactitud el origen de los primeros pobladores del Danubio (Danube) Medio, más allá de las marcas dejadas por los boii, una tribu céltica de donde proviene la denominación latina de Bohemia. Los celtas fueron desplazados, sin grandes conflictos, por los germanos y luego por los eslavos, en el siglo VI, mientras los germanos siguieron emigrando hacia el sur.

2 Bosques y montañas protegían a sus habitantes, pero las tierras bajas, que se extendían al norte del Danubio, fueron invadidas varias veces por los ávaros. Los eslavos resistieron esa presión cuando tuvieron jefes, como el comerciante franco Samo, capaces de unir sus tribus. En el siglo VIII, Bohemia recuperó su relativa tranquilidad después que Carlomagno derrotó a los ávaros.

3 Al comienzo del siglo IX, existían tres centros políticos potenciales: la llanura del Nitra, la cuenca del Bajo Morava y la Bohemia central. Los eslavos de Bohemia, llamados checos, ganaron una posición dominante en la mayor parte de la región, que permaneció en paz (y ajena incluso a las misiones religiosas) excepto cuando la invadió Carlomagno en el año 805.

4 La cuenca del Morava, importante vía comercial entre los mares Báltico y Adriático, fue dominada por príncipes checos. El primero fue Mojmir I, quien extendió sus dominios hasta el Nitra. El sucesor, Rostislav I, institucionalizó el Estado y consolidó las relaciones políticas con el Imperio Franco de Oriente, como un medio para preservar su soberanía.

5 Los francos enviaron las primeras misiones al Nitra y a Bohemia, pero Rostislav no aceptó la enseñanza en latín y pidió a Bizancio la presencia de predicadores en lengua eslava. En el año 863 llegaron, al frente de un grupo de religiosos griegos, los monjes Constantino y Metodio, que elaboraron el primer alfabeto eslavo y tradujeron los textos sagrados.

6 Metodio obtuvo el reconocimiento de Roma por su trabajo en Moravia y en Panonia, que formaron una provincia eclesiástica vinculada al arzobispado de Sirmium. Debido al éxito de su misión, Metodio se convirtió en enemigo de los jerarcas religiosos francos, que lo capturaron y lo tuvieron prisionero hasta el año 873, cuando pudo retornar a Moravia.

7 Rostislav fue el fundador de la Gran Moravia, al unificar por primera vez los territorios habitados por los eslavos en la región. Eslovaquia, delimitada por el arco norte de los Cárpatos y el Morava, se integró naturalmente a la Gran Moravia. Además del tronco eslavo común, los pueblos checos y eslovacos seguían teniendo fuertes vínculos familiares.

8 La competencia religiosa entre el latín y el eslavo se mantuvo en todo el período de expansión del principado de Bohemia. A la muerte de Metodio, en el año 885, su viejo enemigo, el obispo franco Wiching, se fortaleció en Moravia. Wiching desplazó a los discípulos de Metodio y consiguió que el nuevo Papa prohibiese la liturgia en eslavo.

9 Unos años más tarde, la expansión checa entró en conflicto con el reino de Germania. El rey Arnulfo envió una expedición militar a Moravia en el 892 y se alió después con los magiares para vencer al principado. Entre los años 905 y 908 la Gran Moravia sufrió varias ocupaciones extranjeras, hasta que Mojmir II pudo llegar a un acuerdo con Arnulfo.

10 En el siglo X, el fortalecimiento de Germania y la restauración del Sacro Imperio Romano hicieron perder a Bohemia la mayoría de sus posesiones. Con el ascenso de Bfetislav I, en 1034, el principado recuperó una parte de Moravia e invadió Polonia, en 1039, pero el rey germano Enrique III lo hizo retroceder y la corona húngara se quedó con Eslovaquia.

11 Para preservar su independencia, Bohemia tuvo que intervenir activamente en las campañas del Sacro Imperio Romano. De esta manera, los príncipes de Bohemia llegaron a ser coronados reyes por ambas partes. Los altibajos de la relación con el imperio, sufridos a fines del siglo XII, fueron superados con la Bula de Oro de Sicilia, en 1212.

12 A comienzos del siglo XIII, la Iglesia se separó del Estado y los señores feudales comenzaron a exigir mayor participación política. Al mismo tiempo, la población aumentó considerablemente por la inmigración germana que, a través de incentivos para fundar nuevas urbes y explotar la minería, desarrolló una nueva clase de comerciantes y empresarios.

13 Durante la dinastía de los Przemysl, hasta 1306, Bohemia dominó sobre parte de Austria y de los Alpes e incluso compartió el rey con Polonia. Con el ascenso de los Luxemburgo, en 1310, Bohemia y el Sacro Imperio quedaron unidos en 1455, al ser coronado emperador Carlos I. Convertida en capital del reino y del imperio, Praga alcanzó entonces su máximo esplendor.

14 La reforma religiosa cobró fuerza en el siglo XIV, por la gran corrupción del clero, y se radicalizó con el fuerte liderazgo del padre Juan Hus, desde la capilla de Bethlehem, en Praga. Excomulgado por el Papa, Juan Hus fue juzgado luego por herejía y rebelión en el Consejo de Constanza. Hus murió en la pira en 1415, luego de negarse a firmar la abjuración.

15 La indignación por la ejecución de Hus dio origen al movimiento husista en Bohemia y Moravia. Los germanos siguieron fieles a Roma; a las diferencias religiosas se sumó la cuestión étnica y estimuló el conflicto político. El Sacro Imperio, aliado con príncipes germanos, lanzó varias campañas militares sobre Bohemia, pero fueron rechazadas por los husistas.

16 La división religiosa impidió por largos años la unión política de Bohemia con las antiguas posesiones. Vladislav II reinaba sobre Bohemia desde 1471, pero Moravia, Silesia y Lusacia respondían a Matías de Hungría. Sólo después de la muerte de Matías, en 1490, Vladislav II fue elegido rey de Hungría y de esta forma se logró la reunificación.

17 Cuando los reyes residían en Budapest, la Dieta formada por la nobleza y los magnates de las ciudades adquirió un poder equivalente al de la corte real. Los grandes señores, con el apoyo de la baja nobleza, tenían la mayoría, si se trataba de limitar privilegios de los distritos reales, los burgos, o de tomar medidas contra las clases más bajas.

18 La muerte de Luis II, hijo de Vladislav II, en 1526, abrió el camino para la dinastía de los Habsburgo. Ferdinando I, cuñado de Luis, obtuvo el trono con concesiones a los señores. Sin embargo, el triunfo de Austria contra la Sociedad Protestante Schmalkaldica, en 1547, le permitió a Ferdinando imponer la sucesión hereditaria a Bohemia y sus estados.

19 El gobierno de la Casa de Austria fortaleció la Contrarreforma en toda la región, Eslovaquia inclusive, porque los Habsburgo la mantuvieron en su poder cuando Hungría fue invadida por el Imperio Otomano, en 1526. La mayoría de los eslovacos había adherido al calvinismo y, al igual que los checos protestantes, utilizaban el eslavo en su liturgia.

20 Rodolfo II (1576-1612) trasladó la sede del imperio a Praga y ésta volvió a ser uno de los centros políticos y culturales más importantes del continente. La formación católica de Rodolfo permitió a sus partidarios ascender a las mayores jerarquías del reino, pero esto desató la rebelión de la mayoría de confesión reformada y el rey fue depuesto en 1611.

21 Después de una tormentosa sucesión, Ferdinando II de Estiria, con el apoyo de Maximiliano I de Bavaria, derrotó a los protestantes y les impuso un régimen severísimo. La Dieta perdió la iniciativa de legislar y quedó reducida a aprobar los pedidos del rey. La lengua germana se agregó al uso tradicional del checo y se autorizó solamente la fe católica.

22 Moravia no se involucró como Bohemia en la lucha contra los Habsburgo y sufrió menos los efectos de las luchas civiles y religiosas. En Moravia también hubo menores roces entre germanos y eslavos y la tolerancia religiosa permitió un florecimiento del protestantismo en el estado, que subsistió como territorio separado de la corona austríaca hasta 1848.

23 A pesar de la hegemonía germana y la prohibición de actividades políticas, los checos conservaron su identidad étnica, su idioma y su cultura. Algo análogo había sucedido en los condados húngaros habitados por los eslovacos. Esta fue la base del renacimiento nacionalista, a comienzos del siglo XIX, que fortaleció la tradicional relación entre los dos pueblos.

24 Checos y eslovacos, junto con los republicanos germanos, participaron en la tentativa de acabar con el absolutismo en medio de la ola revolucionaria de 1848 en Europa. En 1867, el imperio fue subdividido en dos: Austria, donde la mayoría germana dominaba a checos, polacos y otras nacionalidades, y Hungría, donde los magiares sometieron a los eslovacos.

25 En Bohemia, los Jóvenes Checos, una disidencia radical del nacionalismo, crearon una esperanza de cambio a fines del siglo, que se frustró nuevamente ante la resistencia germana. Desde entonces, el electorado comenzó a efectuar opciones ideológicas: en el medio obrero y urbano el Partido Socialdemócrata y en el campo el Partido Agrario o Republicano.

26 La caída del Imperio Austro-Húngaro en la Primera Guerra Mundial provocó por fin el reconocimiento de la República de Checoeslovaquia. Los límites del nuevo estado, establecidos en 1919 por las potencias triunfantes, incluyeron partes de Polonia, de Hungría y los Sudetes, con unos tres millones de alemanes, todas fuentes de potenciales conflictos.

27 Los líderes checos y eslovacos encomendaron a una Asamblea Nacional la elaboración de una Constitución. La asamblea optó por un sistema parlamentario estricto, en donde el presidente y su gabinete respondían ante las dos cámaras legislativas, y estableció por primera vez, entre los derechos ciudadanos, el voto y la electividad de la mujer.

28 La socialdemocracia perdió en 1920 la mayoría que obtuvo en las primeras elecciones. Su ala izquierda creó el Partido Comunista, en 1921, afiliado al Komintern. El Partido Republicano tuvo la mayoría en los gobiernos posteriores, mientras la minoría alemana de los Sudetes se organizó para defender sus propios derechos.

29 La depresión mundial del 30 afectó más a los Sudetes, por ser la región más industrializada, y agudizó el nacionalismo alemán que, con el ascenso de Hitler en el 33, adquirió la forma de separatismo. La cesión de los Sudetes a Alemania, decidida por Inglaterra, Francia e Italia en 1938, preanunció la ocupación de Checoeslovaquia en 1939.

30 Durante la Segunda Guerra Mundial, las tropas nazis "SS" implantaron un régimen de terror y enfrentaron una fuerte resistencia nacional, liderada por los comunistas en la última etapa. Tras la derrota de Hitler, Checoeslovaquia recuperó las fronteras establecidas en 1919, mientras que la población alemana fue casi toda expulsada del país.

31 El Partido Comunista de Checoeslovaquia (PCCH) obtuvo 38% de los votos en las elecciones de 1946 y aumentó a 51% en las de 1948. En junio de ese año, el gobierno del PCCH proclamó la República Popular y adoptó el modelo económico-social similar al soviético. Checoeslovaquia se integró asimismo al sistema de alianzas constituido por la URSS, el Consejo de Asistencia Económica Mutua (CAME) y el Pacto de Varsovia.

32 En 1960, la República Popular de Checoeslovaquia adoptó la denominación de Socialista. En esos mismos años, los intelectuales y artistas comenzaron a manifestar cada vez más abiertamente su oposición al régimen imperante en el país.

33 A comienzos de 1968, la elección de Alexander Dubcek como secretario del PCCH y de Ludwik Svoboda a la Presidencia del país significó la puesta en marcha de un programa de descentralización de la economía y afirmación de la soberanía nacional con amplio respaldo popular.

34 El viraje político fue el punto culminante de un proceso iniciado con la década, cuando fueron rehabilitados dirigentes eslovacos expulsados del PCCH en los años 50. A ello se sumó la lucha de los eslovacos por su autonomía, aún más restringida por la nueva Constitución socialista, y las huelgas estudiantiles de 1967, que acabaron con el liderazgo de Antonin Novotny en el PCCH.

35 La URSS y demás miembros del Pacto de Varsovia entendieron que las reformas en Checoeslovaquia constituían una amenaza para la integridad del campo socialista y, en agosto de 1968, tropas soviéticas intervinieron en el país. Los dirigentes de la llamada Primavera de Praga fueron expulsados del PCCH y se restableció el alineamiento político con la URSS.

36 En 1977, se divulgó fuera del país un manifiesto llamado Carta 77, en el que se denunciaba la falta de derechos civiles en Checoeslovaquia. A pesar de las medidas de represión, el movimiento se fue ampliando y en 1985 reclamó la disolución de la OTAN y del Pacto de Varsovia, así como el retiro de los misiles y las tropas soviéticas instalados en su territorio.

37 El proceso de reformas iniciado en la URSS, a partir del nombramiento de Mijail Gorbachov como primer secretario del PCUS, desencadenó cambios en Checoeslovaquia. En 1989, a pesar de la represión, las protestas antigubernamentales siguieron y precipitaron la crisis del régimen.

38 El gobierno tuvo que negociar con el Foro Cívico, unión de varios grupos de oposición. El Parlamento aprobó, entre diversas reformas, la eliminación del papel dirigente del PCCH. En medio de revisiones y reorganizaciones, el PCCH condenó la intervención soviética de 1968. A fines de 1989, se formó un gobierno provisional con mayoría no comunista.

39 En diciembre de 1989, el Foro Cívico denunció una redistribución ministerial y acusó al PCCH de colocar a sus miembros en puestos clave. Unas 200 mil personas se reunieron en Praga para reclamar mayor presencia de figuras opositoras en el gabinete. Gustáv Husák renunció a la presidencia de la federación y fue sustituido por el dramaturgo Vaclav Havel, quien decretó de forma inmediata una amnistía para presos políticos y convocó a elecciones para junio de 1990.

40 A fines de 1989 los gobiernos soviético y checoeslovaco acordaron las pautas para retirar los 70 mil miembros del Ejército Rojo estacionados en el país. Un año antes la URSS había comenzado a sacar del territorio checoeslovaco sus misiles nucleares. La posición de Havel fue cambiando ante los sucesos europeos de fines de la década de 1980 y principio de la de 1990. Como líder de Carta 77 había exigido la desaparición de los dos bloques militares que se repartían el continente. Pero con la desaparición del Pacto de Varsovia y el peligro de las guerras nacionalistas como las de Yugoslavia, el presidente solicitó, en octubre de 1991, junto con sus colegas húngaro y polaco, una forma de asociación con la alianza atlántica.

41 Las elecciones de junio de 1990 le dieron 46% de los votos al Foro Cívico Público, contra 13% obtenido por los comunistas. Havel fue confirmado en la presidencia y se proclamó la República Federativa Checa y Eslovaca. Poco después, el presidente apoyó públicamente la idea de Francois Mitterrand de formar una confederación europea que incluyera a los países del este. En setiembre del mismo año, la república se integró al Banco Mundial y al FMI.

42 Las reformas adoptadas por el nuevo gobierno no lograron resultados inmediatos. La falta de inversores hizo imposible lograr una privatización de industrias a gran escala, por lo que se decidió fortalecer la venta de acciones a trabajadores y pequeños capitalistas. Entre el primer trimestre de 1990 y marzo de 1991 la producción industrial bajó un 12%, afectando a la construcción y a la industria textil. En marzo de 1991 los desocupados llegaban a 185 mil y se calculaba que para fines de ese mismo año sobrepasarían el medio millón.

43 Luego de las elecciones en las repúblicas, el Foro se dividió en Partido Cívico Democrático, autoproclamado "de derecha, con un programa conservador", y el Movimiento Cívico. En Eslovaquia el Partido Público contra la Violencia se dividió en dos grupos antagónicos, el más importante de los cuales (Movimiento por una Eslovaquia Democrática) convocó a "combatir la orientación de derecha" que estaba tomando el país.

44 En las elecciones legislativas de junio, el Partido Cívico Democrático, checo, y el Movimiento por una Eslovaquia Democrática obtuvieron la mayoría en sus respectivas repúblicas. Los mayores perdedores fueron los democristianos del primer ministro Jan Canogursky, mientras que los comunistas checos y ex comunistas eslovacos mejoraron sus posiciones.

45 Al frustrarse las negociaciones en torno al estatuto de una nueva federación, los dirigentes checos y eslovacos, reunidos en la ciudad de Brno, Moravia, admitieron que la escisión era inevitable.

46 El presidente federal checoslovaco, Vaclav Havel, anunció su renuncia al cargo, el 17 de julio de 1992, luego de la declaración de soberanía de Eslovaquia, por la Asamblea Nacional de esta república.

47 La división, calificada por el ex-presidente Havel -en su despedida- como "una decisión democrática y pacífica" de los pueblos checo y eslovaco, significó la desaparición de Checoeslovaquia del mapa político, para dar lugar a la República Checa, con su capital Praga (Praha), y la República de Eslovaquia, con su capital Bratislava

48 El país adoptó la economía de mercado con resultados menos negativos que otras ex repúblicas socialistas. Con respecto al resto de la región, la liberación de precios y la introducción de impuestos al consumo tuvieron efectos inflacionarios limitados: el alza de los precios fue de 17% en 1993. El desempleo se mantuvo en 2,5% y la renta per cápita siguió siendo una de las más altas de Europa Oriental.

49 La República Checa se convirtió, en marzo de 1994, en la undécima signataria de la Asociación para la Paz, un organismo surgido de la OTAN para incluir progresivamente a los países del desaparecido bloque socialista en la alianza atlántica.

50 En el plano interno, Klaus prosiguió su política de privatización de vastos sectores de la economía. El endeudamiento del país siguió siendo inferior al de otros países ex comunistas de la región, mientras que la inversión extranjera fue una de las más altas. Por su parte, algunos especialistas estiman que el nivel de desempleo --3,5% de la población activa--, excepcionalmente bajo para la región, podría aumentar sensiblemente al ponerse en práctica los proyectos de Klaus para reestructurar la industria pesada.

51 En 1995, el primer ministro liberal introdujo el pago de matrícula en las universidades. El sistema bancario registró un exceso de depósitos, muchos de los cuales provendrían de actividades económicas ilegales. El ex director de la agencia para la privatización, Jaroslav Lizner, que había sido arrestado en 1994, acusado de haber aceptado "comisiones ocultas", fue condenado a siete años de prisión. Ese mismo año, la República Checa se convirtió en el primer miembro ex comunista de la OCDE. En junio de 1996, el importante avance electoral de los socialdemócratas dejó a Klaus sin mayoría absoluta en el Parlamento, pese a lo cual logró mantenerse en el cargo y formar un nuevo gobierno.

52 Varias fuentes señalaron un aumento de la violencia racista contra los gitanos. Según el Ministerio del Interior, los ataques contra los cíngaros no serían más numerosos, pero sí más violentos que antes y contarían con el apoyo abierto de un alto porcentaje de la población.

 

 

 

5.gif (35 bytes)
600.gif (62 bytes)
5.gif (35 bytes)
Sinopsis | Historia | Estadísticas | Mapa |

ARRIBA

5.gif (35 bytes)
600.gif (62 bytes)
5.gif (35 bytes)
600.gif (845 bytes)

Portada | Países  | Temas | Actualización | Búsqueda | Correo

© Instituto del Tercer Mundo. Juan Jackson 1136. Tel. (598-2) 49 61 92. Fax: (598-2) 41 92 22
  e-mail: item@chasque.apc.org