Guia del Mundo - Portada
PortadaPaísesTemasActualizaciónBúsquedaCorreo
5.gif (35 bytes)
600.gif (62 bytes)
5.gif (35 bytes)
Brasil
Brasil

Sinopsis | Historia | Estadísticas | Mapa |

  
5.gif (35 bytes)
Historia

LOS HABITANTES DEL ACTUAL BRASIL sumaban, a comienzos del siglo XVI, entre dos y cinco millones de personas, pertenecientes básicamente a los troncos lingüísticos tupí guaraní, caribe y arawak. Algunos de ellos se organizaban en grupos de cazadores y recolectores. Otros pueblos practicaban también la agricultura y la arqueologia demuestra que eran hábiles tejedores o artistas dotados de gran sensibilidad. En algunos casos, la cultura de los que más tarde se denominarían genéricamente indios ya había pasado por su apogeo cuando llegaron los europeos.

2 El navegante Pedro Alvarez Cabral llegó a la Bahía de Todos los Santos en 1500, pero varios años antes Portugal ya se había asegurado derechos sobre esas tierras: el Tratado de Tordesillas (1494), concertado entre España y Portugal, había corrido hacia el oeste la línea que dividía los futuros imperios coloniales, a fin de que incluyera una mayor proporción de tierras para los lusitanos en el Nuevo Mundo.

3 Los colonizadores impusieron su dominio a las poblaciones indígenas e implantaron un sistema de factorías costeras desde donde comerciaban el palo brasil, madera utilizada para teñidos en las fábricas textiles europeas. El peligro de que los franceses se apoderaran del Brasil precipitó su colonización definitiva. El palo brasil fue sustituido por el azúcar, explotado al comienzo por mano de obra indígena.

4 Habituados a convivir en sociedades no clasistas, donde no existía la apropiación del trabajo ajeno, los indígenas resistieron sistemáticamente la esclavitud. Por otro lado, su gran sensibilidad a las enfermedades trasmitidas por los europeos reforzó todavía más la decisión portuguesa de emplear mano de obra africana en los trabajos agrícolas realizados en la colonia.

5 Se calcula que entre los años 1532 y 1585 se introdujeron en Brasil tres millones y medio de esclavos. Inglaterra fue el principal beneficiario de este tráfico.

6 Miles de africanos, desafiando el sistema colonial esclavista, huyeron de las plantaciones de la costa, buscando refugio en la espesura de las selvas. Allí se congregaron africanos, indígenas y mestizos en guerras permanentes contra las expediciones militares coloniales, formando poblados a los que se denominó con la voz africana de "quilombo", o también "mokambo". En el nordeste brasileño fueron famosos los quilombos de Palmares (1630-1695) y en ellos la figura de Zumbí trascendió a la historia como líder de esa lucha legendaria. Hasta la actualidad, el movimiento antirracista brasileño ha conmemorado el 20 de noviembre, día de la muerte en combate de Zumbí, como Día de la Conciencia Negra.

7 Además de haber marcado definitivamente la configuración étnica de Brasil, la contribución africana en la construcción del país fue decisiva. Sin embargo, eso no significó el fin del apresamiento de indígenas, pues quienes no podían comprar esclavos promovían las incursiones de los "bandeirantes" en territorios en ese entonces españoles, en particular a las misiones jesuíticas de Guaíra, donde losguaraníe ya estaban relativamente inmunizados a las enfermedades y habituados a formas de trabajo agrícola colectivo. Fueron cacerías humanas tan devastadoras que obligaron a trasladar las misiones cada vez más al sur, hasta su última ubicación, en los Siete Pueblos del actual estado de Río Grande del Sur.

8 La incorporación de Portugal al reino español, en 1580, tuvo consecuencias importantes en Brasil. Por un lado, se borraron las fronteras interiores y se hizo inoperante la división de Tordesillas, pues todas las tierras de América del Sur eran en ese entonces españolas; con eso se facilitó la penetración cada vez mayor de los bandeirantes hacia el interior. Por otra parte, Brasil se vio inmerso en la guerra de independencia que los holandeses mantenían con España. Por herencias dinásticas, los Países Bajos y Flandes también pasaron a la corona española. Entre 1630 y 1654, los holandeses afirmaron su dominio en Pernambuco, después de un intento de conquistar Bahía y sólo fueron expulsados por el esfuerzo común de indígenas, africanos y portugueses.

9 La posterior separación de España y Portugal no pudo resucitar el meridiano de Tordesillas, definitivamente superado por los hechos, como línea de demarcación de los dos imperios. La crisis del azúcar obligó a buscar medios sustitutivos. En 1696, los bandeirantes, en una de sus incursiones, encontraron los primeros filones de oro en lo que hoy es Minas Gerais. En el siglo XVIII se alcanzó el mayor índice de productividad del metal. El ciclo del azúcar fue sustituido por el ciclo del oro. En cierta medida, la expansión de la economía exportadora benefició a la clase dominante local, la que manifestó su deseo -que posteriormente desarrolló como proyecto político- cada vez más fuerte de prescindir de la intermediación de Portugal en su comercio con Europa. Hacia fines del siglo XVIII surgieron los primeros movimientos independentistas en la colonia, los cuales fueron rápidamente aplastados por el poder metropolitano. El mayor símbolo de libertad de los brasileños, el alférez Tiradentes, fue ejecutado en 1792 por su destacada participación en la llamada Conjuración Minera, tres años antes.

10 La invasión napoleónica a la península ibérica, ocurrida en 1808, determinó la decisión del rey de Portugal, don Juan VI, de trasladar la corte a Brasil, lo que colocó a este país en situación de semiindependencia. La metrópoli dejaba de ser su intermediario, y Brasil pasaba a comerciar directamente con su principal cliente: Gran Bretaña. El primer ministro inglés, W. Pitt, había dicho sobre Brasil: el imperio de América del Sur y la Gran Bretaña quedarían ligados eternamente, haciendo estas dos potencias un comercio exclusivo. Así, la burguesía comercial brasileña se veía beneficiada, en detrimento del sector comercial ligado al monopolio portugués. En 1821, la revolución de Oporto, en Portugal, intentó restablecer el viejo sistema colonial monopolista. El rey partió hacia la metrópoli, y la burguesía comercial brasileña que no estaba dispuesta a perder todo el terreno ganado declaró independiente al Brasil, con el beneplácito de Gran Bretaña. Brasil pasó a ser imperio, y el príncipe regente se coronó como emperador Pedro I.

11 Durante el Imperio (1822-1889), Brasil consolidó su unidad nacional y amplió las fronteras abiertas por los bandeirantes de los siglos XVII y XVIII. Ese crecimiento territorial estuvo dado por la incorporación de la provincia Cisplatina (más tarde independizada como República Oriental del Uruguay, en 1828, con lo que se fijó definitivamente la frontera del sur); la guerra de La Triple Alianza contra Paraguay, en la que Brasil se quedó con 90.000 km2 de su territorio (ver La Triple Alianza); y, a fines de siglo, la anexión del Acre
boliviano.

12 La economía permaneció atada al latifundio, la exportación de productos agrícolas tropicales y la explotación del trabajo esclavo que fue abolido muy tardíamente en 1888. Este último hecho aceleró la caída del régimen monárquico, aunque no modificó sustancialmente las condiciones políticas y sociales de los negros, a quienes en la práctica se les negó la libertad política al prohibirse el voto de los analfabetos.

13 El cultivo del café representó, durante un largo período, la actividad económica predominante. El régimen oligárquico basado en esa economía se modificó muy poco con el advenimiento de la república y fue cuestionado por innumerables levantamientos y revoluciones armadas. Las rebeliones gaúchas del sur, como la Guerra de los Farrapos (1835-1845), la revuelta federalista de 1893 o el levantamiento de Santo Angelo, fueron movimientos regionales, que contaron con la participación de combatientes de los países del Río de la Plata.

14 En 1930 un golpe de Estado proclama presidente e Getulio Vargas. La <<revolución del 30>> marca el fin del predominio de los terratenientes, cuyo poderío había sido corroído por la crisis mundial de 1929, que arrasó con la economía del café.

15 El <<trabalhismo>> (laborismo) de Getulio Vargas inauguró el modelo de sustitución de importaciones dando prioridad a la producción industrial propia y, durante la Segunda Guerra Mundial, a la siderúrgica. Vargas gobernó dictatorialmente con el Estado Novo desde 1937 a 1945, y en 1950 volvió al poder como presidente constitucional. Marcó su accionar político con dos constantes: el nacionalismo y la defensa reformista de los intereses de los trabajadores.

16 En 1953 se estableció el monopolio estatal del petróleo, con la creación de la Petrobrás. Varias leyes sociales fueron promulgadas en esta etapa. Vargas se suicidó en agosto de 1954, dejando una carta testamento en la cual acusó a <<fuerzas oscuras>> (en alusión al imperialismo y sus aliados internos) de no permitirle gobernar de acuerdo con aspiraciones populares y nacionales.

17 Promoviendo una política de carácter desarrollista, el gobierno de Juscelino Kubitschek (1956-1961) permitió la penetración de empresas trasnacionales, concediéndoles privilegios excepcionales. Durante su administración se construyó Brasilia, con la pretensión de fijar el marco de una nueva etapa del proceso de desarrollo económico del país. Hacia allí fue trasladada la capital federal, en 1960, hasta entonces ubicada en Río de Janeiro. El sucesor de Kubitschek, Janio Quadros, esbozó alteraciones en la política exterior, pero en circunstancias confusas renunció después de siete meses de gobierno.

18 En setiembre de 1961 asumió la presidencia el vicepresidente João Goulart, líder del Partido Trabalhista y heredero político de Getulio Vargas. Su ascenso al cargo fue rechazado por los altos mandos militares pero apoyado por un movimiento cívico-militar en defensa de la legalidad liderado por el entonces gobernador de Río Grande del Sur, Leonel Brizola. Como salida conciliatoria a la crisis se adoptó el régimen parlamentario con Tancredo Neves como primer ministro. En enero de 1963, después de un plebiscito nacional, se restableció el presidencialismo. Goulart intentó poner en práctica medidas como la reforma agraria y la reglamentación de la transferencia de dividendos de empresas extranjeras al exterior, pero fue derrocado el 1&ordm; de abril de 1964 por un golpe militar apoyado por los Estados Unidos.

19 El nuevo gobierno promulgó el Acto Institucional N&ordm; 1, que abolió la Constitución liberal de 1946, permitió la proscripción de mandatos parlamentarios y la suspensión de derechos políticos. Las detenciones se sucedieron en todo el país e importantes líderes políticos como João Goulart, Leonel Brizola, Miguel Arraes y otros más tarde también Juscelino Kubitschek tomaron el camino del exilio o pasaron a la clandestinidad.

20 El Alto Comando Revolucionario designó presidente al general Humberto de Alencar Castello Branco, que debía gobernar hasta la finalización del período constitucional, pero su mandato fue prorrogado hasta 1967. En las elecciones de algunos gobiernos estaduales, celebradas en octubre de 1965, la oposición venció en Río de Janeiro y en Minas Gerais. Como represalia, fue dictado el Acto Institucional N&ordm; 2, que estableció la elección del presidente de la República por un colegio electoral controlado y declaró disueltos los partidos políticos existentes, creando un sistema bipartidario integrado por la Arena (Alianza Renovadora Nacional), oficialista y necesariamente mayoritaria, y el MDB (Movimiento Democrático Brasileño), de oposición pero sin ninguna posibilidad de llegar al poder.

21 En enero de 1967 entró en vigor una nueva Constitución de carácter autoritario, y dos meses después el general Arthur da Costa e Silva asumía la presidencia de la República. En diciembre de 1968, ante el avance de la oposición popular, fue dictado el Acto Institucional N&ordm; 5, que otorgó poderes autocráticos absolutos al régimen militar. Costa e Silva fue sustituido en agosto de 1969 por una Junta Militar, que gobernó hasta octubre, cuando el general Emilio Garrastazú Médici, ex jefe del Servicio Nacional de Información (SNI), fue designado presidente de la República. El gobierno de Médici se caracterizó por la extremada violencia en la represión a los movimientos de oposición legal e ilegal, al mismo tiempo que la política económica estimulaba la euforia consumista de la clase media. En 1974 asumió el poder el también general Ernesto Geisel, quien decretó el fin del monopolio estatal en la explotación del petróleo, firmó un discutido acuerdo nuclear con Alemania Occidental y amplió las facilidades concedidas al capital extranjero. La industria bélica colocó a Brasil en quinto lugar entre los mayores exportadores mundiales de armamento..

22 Durante el gobierno de Geisel se inició la estrategia de distensión lenta y gradual de la vida política, mediante la cual se realizaron avances en el proceso democrático. En 1974 y 1978, a pesar de la censura en los medios de propaganda, el MDB conquistó éxitos electorales significativos. Al término de su mandato, Geisel entregó el poder al general João Baptista Figueiredo, también ex-jefe del SNI.

23 Figueiredo asumió en marzo de 1979, anunciando el propósito de culminar la apertura política. Al mes siguiente, una huelga de 180.000 metalúrgicos en San Pablo, dirigida por Luiz Inacio da Silva (Lula), finalizó sin represión, por un compromiso negociado entre el Ministerio de Trabajo y los sindicatos. En noviembre de 1979, el Congreso aprobó un proyecto de amnistía mucho más amplia que la que originalmente pretendía el Ejecutivo. Como consecuencia de ello, los presos políticos fueron liberados y pudieron regresar los exiliados.

24 En el campo económico-financiero, los sucesivos gobiernos militares aplicaron una política monetarista cuyos efectos se hicieron sentir agudamente bajo el gobierno de Figueiredo. El país se endeudó en escala alarmante. Así, a comienzos de la década del 80, Brasil pasó de país importador a país exportador de ahorro, vertido al exterior para el pago de intereses sobre una deuda externa calculada en 100 mil millones de dólares.

25 La desigualdad social se agudizó aún más. Según datos oficiales, sobre una población de más de 130 millones de habitantes, en 1985 existían 6 millones de desocupados y 13 millones de subempleados, sólo en las ciudades. De acuerdo a declaraciones de los técnicos del Ministerio de Trabajo, formuladas en julio de 1985 ni siquiera un crecimiento de 7% anual, durante dos décadas, cambiará la situación de esa población.

26 Ese contexto explosivo llevaría al régimen militar a la derrota. Las elecciones de 1983 reflejaron el enorme descontento popular y resultaron una victoria de la oposición.
El gobierno central sólo triunfó en doce estados, mientras que la oposición venció en 10, entre ellos los más importantes económicamente como San Pablo, Río de Janeiro y Minas Gerais que representan 59% de la población y 75% del PIB.

27 La suerte del régimen militar estaba prácticamente echada. El gobernador de Minas Gerais, Tancredo de Almeida Neves, fue el gran articulador del frente de oposición al régimen. Fracasada la campaña popular pro elecciones directas en 1984, la oposición pudo triunfar en el Colegio Electoral gracias a la división del partido oficialista. Tancredo Neves fue designado presidente y José Sarney hasta pocas semanas antes presidente del partido de gobierno vicepresidente. Tancredo anunció planes para instaurar un nuevo orden social: la Nueva República.

28 Se trataba de asentar las bases de la democracia política en Brasil y corregir algunas distorsiones del desarrollo reciente del país. En ese marco, la reforma agraria, la renegociación de la deuda externa y la recuperación del crecimiento económico fueron considerados los medios más eficaces para la plena democratización y modernización del país. En vísperas de asumir el cargo, la tarde del 14 de marzo de 1985, Tancredo Neves debió ser hospitalizado de urgencia y sometido a una intervención quirúrgica. José Sarney tomó posesión del cargo en su lugar, como presidente interino, y asumió definitivamente el poder al morir Neves, el 21 de abril de 1985. En el campo político-partidario, el presidente Sarney legalizó los partidos comunistas y otras organizaciones de izquierda, algunas proscriptas de la vida nacional desde hacía 20 o incluso 40 años. Por otra parte, el proceso de redemocratización cobró contornos aún más definidos con la aprobación de las elecciones directas para presidente de la República y prefectos de las capitales, además de la convocatoria de la Asamblea Nacional Constituyente para enero de 1987 y el reconocimiento del derecho al voto de los analfabetos.

29 Sarney decretó la moratoria de la deuda externa en 1986, junto con el lanzamiento del Plan Cruzado con el que se pretendió combatir la inflación. Los resultados del plan, a corto plazo, fueron positivos, provocando un auge del consumo y del crecimiento económico. Esa prosperidad momentánea coincidió con las elecciones parlamentarias de noviembre de 1986, en las cuales el PMDB obtuvo una victoria abrumadora. El Congreso que resultó electo tenía el cometido de redactar una nueva Constitución que inaugurase el retorno a un régimen democrático. La Constituyente estableció el mandato de José Sarney en cinco años, después de grandes presiones del Ejecutivo tendentes a neutralizar la corriente que deseaba cumplir con el compromiso de Tancredo Neves, de reducir el mandato a cuatro años.

30 Pero el Plan Cruzado no podía sostenerse sin un combate contra la gran especulación y sin poner coto a las presiones del sector financiero. Dos días después de las elecciones llegó a su fin la congelación de precios y la inflación volvió a dispararse a cifras de dos dígitos mensuales. Las metas de la anunciada reforma agraria fueron reducidas poco a poco.

31 En las elecciones municipales de 1988 creció el caudal electoral de los partidos de izquierda y centro izquierda (PDT, PT y PSDB) a costa del PMDB.

32 La violencia contra las organizaciones sociales de base continuó una vez reinstaurada la democracia. En diciembre de 1988, el asesinato de Chico Mendes hizo pública a nivel internacional esta situación. Mendes era el líder del movimiento que nuclea a los seringueiros (extractores del caucho) y a grupos indígenas de la Amazonia en lucha por la preservación de la selva y su derecho a vivir y a trabajar en ella.

33 En noviembre y diciembre de 1989 se realizaron las primeras elecciones directas para la presidencia de la República en 29 años. Cerca de 80 millones de electores concurrieron a las urnas. En la primera vuelta los más votados fueron Fernando Collor de Mello, candidato de las fuerzas conservadoras, y Luiz Inacio Lula da Silva, líder del Partido de los Trabajadores. Collor de Mello, un político joven que hizo su carrera a la sombra del régimen militar, resultó electo en la segunda vuelta con 42,75% de los votos válidos contra 37,86% de su oponente.

34 Al asumir el cargo el 16 de marzo de 1990, Collor de Mello anunció el Plan Brasil Nuevo, un intento de contener la espiral inflacionaria a través de la confiscación del 80% de los activos financieros que circulaban en la economía del país.

35 Collor adoptó el modelo neoliberal de apertura de la economía, con la privatización de empresas estatales y la reducción de las barreras arancelarias para el ingreso de productos extranjeros. Pero fracasó en el control de la inflación y en detener la recesión y el desempleo.

36 Junto al complejo panorama económico, el gobierno debió enfrentar una crítica situación social y un aumento notorio de la violencia. En Río de Janeiro, más de 350 niños de la calle fueron asesinados en 1991. La comisión parlamentaria creada para investigar estos hechos calculó en más de 5.000 los menores muertos de esa forma en el país en tres años. La misma comisión denunció que la persecución de niños sin hogar calculados en siete millones por el Centro Brasileño de Infancia y Adolescencia era ejercida por grupos parapoliciales financiados por comerciantes.

37 Al mismo tiempo, las poblaciones indígenas son amenazadas constantemente por el progreso, que ha producido epidemias, el desgaste o la pérdida de sus recursos naturales, la contaminación y el deterioro sistemático de su calidad de vida. Muertes por enfermedades, asesinatos y otras agresiones cometidas por buscadores de metales y la policía, así como la tendencia a evitar tener hijos por sentirse amenazados y altísimas tasas de suicidio, están exterminando las poblaciones indígenas brasileñas.

38 La desaparición de las culturas indígenas está asociada con la acelerada destrucción de la selva tropical, con el fin de explotar su riqueza minera y maderera, para transformarla en áreas de pastoreo o para la minería, en particular la del oro, que envenena los ríos con mercurio. Esta política de depredación no permite la regeneración de los recursos naturales, lo que conduce inevitablemente a su agotamiento.
La denominada <<Amazonia Legal>> es un área considerada estratégica por el ejército, que inició en 1995 una inversión de varios miles de millones de dólares para su monitoreo electrónico. Justificada por el combate al narcotráfico y el control ecológico, la presencia militar también busca defender las fronteras y afianzar la soberanía sobre un área <<vacía>> a la que muchos brasileños creen ser codiciada por Estados Unidos.

39 En setiembre de 1991, miles de personas pertenecientes al Movimiento de los Sin Tierra de Brasil (MST), organizaron una marcha en el estado de Río Grande del Sur, en el que existen 150 mil familias de trabajadores rurales sin tierra y nueve millones de hectáreas improductivas. La protesta exigía además de asentamientos para trabajar que se emplearan los 4.700 millones de cruzeiros destinados a la reforma agraria aprobada ese año, de los cuales hasta ese momento, se habían utilizado sólo 800.

40 A fines de setiembre de 1991, se devaluó la moneda en 20% en sólo dos días, agudizando la espiral inflacionaria, que ese año aumentó los precios 400%. La suba de los tipos de interés bancario, cercanos al mil por ciento anual, provocó despidos masivos en el sector industrial, que sólo en San Pablo, el principal centro manufacturero dejaron sin trabajo a más de un millón de personas.

41 En mayo de 1992 se formó una Comisión Investigadora Parlamentaria con el objeto de estudiar la corrupción dentro del gobierno, a través del tráfico de influencias, a cambio de depósitos en cuentas personales del presidente.

42 Las manifestaciones populares contra la corrupción y la aparición de pruebas que implicaban a nuevas figuras en las maniobras, llevaron a todos los partidos a votar en favor del juicio político del presidente.

43 En el mes de setiembre, el Congreso aprobó licenciar al presidente para permitir su procesamiento. La presidencia fue asumida interinamente por el vicepresidente Itamar Franco. En diciembre de 1992 el Senado encontró culpable a Collor por <<delito de responsabilidad>> y lo condenó a perder su mandato y la suspensión de sus derechos políticos hasta el año 2000. Franco asumió definitivamente el cargo.

44 Franco fue apoyado por un amplio grupo de partidos, pero careció de una orientación política definida. El presidente intentó imprimir a su gestión una imagen de austeridad y ética en el manejo de los negocios públicos. Luego de varios cambios en el Ministerio de Hacienda, fue designado como titular Fernando Henrique Cardoso.

46 Los cambios de gobierno no alteraron el cuadro social de Brasil, marcado por la miseria y la violencia creciente. Según datos de la Comisión Pastoral de la Tierra, en 1992 había 15.042 trabajadores rurales esclavos, el triple de lo registrado en el año anterior. Según el organismo federal de estadística, unos 4 millones de habitantes de la zona rural trabajan en condiciones de semi esclavitud. La demarcación de 20 millones de hectáreas para nuevas zonas indígenas, iniciada durante el gobierno de Collor, palió pero no resolvió la situación de los indígenas.

47 En las ciudades, la violencia adquirió niveles impresionantes. La institución policial está desacreditada, pues muchos de sus miembros son cómplices o participan directamente del crimen organizado.

48 Tres episodios son ilustrativos del grado de esta violencia. A fines de 1992, 111 reclusos del presidio de Carandiru, San Pablo, fueron muertos por la Policía Militar, que ingresó al local para reprimir una disputa entre grupos de presos. Exámenes posteriores determinaron que 85 de los reclusos fueron ejecutados luego de haberse rendido. En julio de 1993, miembros de la P.M. mataron a balazos a 8 niños de la calle, mientras dormían en la escalinata de la Iglesia de la Candelaria, en Rio de Janeiro. Al mes siguiente, 50 hombres ingresaron a la favela de Vigario Geral y mataron a 21 personas inocentes para vengar la muerte de cuatro policías militares caídos en un enfrentamiento con narcotraficantes.

49 La indignación pública por estos hechos tuvo como respuesta algunas medidas oficiales. En Rio de Janeiro, por primera vez una jueza condenó a prisión a los jefes del jogo do bicho, una lotería ilegal con décadas de existencia y que mantiene vinculaciones con el narcotráfico. En San Pablo, un investigador de la Policía recibió la mayor pena de prisión (516 años) por haber provocado la muerte de 18 presos asfixiados en una celda de comisaría en 1992.

50 La Acción Ciudadana Contra el Hambre y por la Vida, iniciada en abril de 1993 a impulso del sociólogo Herbert de Souza, organizó en todo el país decenas de miles de comités autónomos que recolectaban y distribuían alimentos y procuraban fuentes de trabajo. Este movimiento involucró a dos millones de personas, en su mayoría amas de casa y miembros de entidades religiosas y sindicales. Hasta agosto de 1994, cuatro millones de familias habían recibido ayuda alimentaria.

45 A fines de 1993 Cardoso presentó el Plan Real de estabilización de la economía, que terminó con los ajustes monetarios automáticos e implantó una nueva unidad, llamada Real, en julio de 1994. El éxito antiinflacionario del plan convirtió a Cardoso en el candidato más popular de las elecciones presidenciales del 3 de octubre, derrotando en la primera vuelta a Luiz Inacio (Lula) da Silva, del PT, que hasta poco antes aparecía en las encuestas como favorito.

51 La economía continuó siendo la principal preocupación de Cardoso en los primeros meses de su gobierno. Se inició un proceso de privatización de empresas estatales, incluyendo parte de las actividades de Petrobrás y de las telecomunicaciones, pero la recesión económica comenzó a acompañar la estabilización y se registró un aumento del desempleo, la conflictividad sindical urbana, de la delincuencia y las ocupaciones de tierras por campesinos pobres.

51 En setiembre de 1995 el presidente anunció un Plan Plurianual de gobierno con inversiones de US$ 153.390 millones, concentradas especialmente en la infraestructura económica. La meta era un crecimiento del PNB de 4,5% en 1996 y de 5% en los años siguientes, contra el 4% previsto para 1995. Sólo el crecimiento económico permitiría, a juicio de Cardoso, una mejor distribución del ingreso. Según estadísticas divulgadas en agosto, 10% de la poblacion brasileña concentraba 48% de los ingresos, cuatro veces más de lo que gana la mitad más pobre del país. Estos números colocaban a Brasil entre los países más inequitativos del mundo.

52 Después de un largo y complejo debate, el parlamento aprobó en los primeros meses de 1997 una reforma constitucional que permite la reelección presidencial. A pesar de las denuncias que implicaban a dos gobernadores y un ministro en la compra de los votos de cinco diputados -a razón de 200 mil dólares cada uno-, la enmienda fue aprobada en junio. Los partidos que apoyaban al gobierno apostaron la supervivencia de su alianza y la continuidad del programa económico a la reelección de Cardoso, que era considerada como muy factible por las encuestas de opinión realizadas durante 1996 y a comienzos de 1997.

 

 

 

5.gif (35 bytes)
600.gif (62 bytes)
5.gif (35 bytes)
Sinopsis | Historia | Estadísticas | Mapa |

ARRIBA

5.gif (35 bytes)
600.gif (62 bytes)
5.gif (35 bytes)
600.gif (845 bytes)

Portada | Países  | Temas | Actualización | Búsqueda | Correo

© Instituto del Tercer Mundo. Juan Jackson 1136. Tel. (598-2) 49 61 92. Fax: (598-2) 41 92 22
  e-mail: item@chasque.apc.org