Guia del Mundo - Portada
PortadaPaísesTemasActualizaciónBúsquedaCorreo
5.gif (35 bytes)
600.gif (62 bytes)
5.gif (35 bytes)

Australia
Australia

Sinopsis | Historia | Estadísticas | Mapa |

  
5.gif (35 bytes)
Historia

LOS PRIMEROS PUEBLOS que habitaron Australia hace aproximadamente 50.000 años llegaron desde el sudeste asiático, pero no es posible definir con precisión si conformaban en el momento de su arribo al continente un grupo racial homogéneo.

2Estos pueblos denominados "aborígenes" por los europeos, desarrollaron 260 lenguas distintas, expresión de otras tantas culturas. Tenían no obstante rasgos comunes, como el ser recolectores y cazadores seminómadas. Su vida cotidiana se relacionaba con el proceso universal por medio de una serie de ritos fundamentales realizados con el fin de favorecer fenómenos tales como la sucesión de las estaciones y la obtención de alimentos.

3 La tierra era propiedad comunitaria y la sociedad aborigen no tenía más estratificación que la proveniente del prestigio alcanzado en la realización de los ritos religiosos.

4 En el año 1606, el español Vaez de Torres exploró el estrecho que hoy lleva su nombre entre Australia y Papúa-Nueva Guinea. Tres años más tarde el también español Fernández de Quirós fue el primer europeo en reconocer el territorio australiano. Sin embargo, la colonización no comenzó hasta después de los viajes realizados por el británico James Cook, avanzado el siglo XVIII.

5 En 1788 llegaron los primeros británicos que establecieron una colonia penitenciaria en Botany Bay. A partir de allí comenzó un proceso de agresión sistemática al modo de vida y las costumbres de los aborígenes con dos objetivos fundamentales: apoderarse de las tierras más ricas ocupadas por estos pueblos y obtener abundante mano de obra esclava.

6 Los colonos se instalaron en las zonas costeras y luego se desplazaron hacia el interior. Actuaron como si el territorio estuviera deshabitado y se atribuyeron la propiedad de la tierra sin tener en cuenta que la legislación internacional y británica de la época consagraba los derechos de los aborígenes a estos territorios, por lo menos hasta que los mismos fueran explícitamente derogados, lo que habitualmente exigía llegar a acuerdos con ellos.

7 Las guerras por la posesión de la tierra costaron la vida al 80% de los aborígenes. Entre las medidas tomadas para solucionar el llamado "problema aborigen", figuraron los fusilamientos, los envenenamientos de familias enteras y la instalacion en reservas dirigidas por británicos.

8 En 1830 sumaban más de 58.000 los reclusos destinados a Australia, en su mayor parte ladrones, marineros desertores y opositores irlandeses, que tenían que trabajar para los terratenientes europeos.

9 Australia servía de válvula de escape para las tensiones sociales generadas por el violento avance industrializador en Gran Bretaña. La mayor parte de la riqueza acumulada regresaba a Inglaterra y aportaba un importante volumen de capitales. Por último, Australia representaba para el comercio británico un punto estratégico en el control de las comunicaciones marítimas.

10 La sociedad australiana de la época estuvo marcada por un fuerte autoritarismo, originado en la función de centro penitenciario del territorio. El gobierno local se limitaba a un militar de alto grado designado por la corona para vigilar a la población carcelaria y encargarse de la defensa frente a posibles ataques de otras potencias europeas.

11 La religión aborigen, basada en un fuerte vínculo espiritual entre el ser humano y la tierra, representaba un obstáculo para los propósitos coloniales. Por tal motivo fue sistemáticamente desvalorizada y perseguida, al igual que todas las lenguas nativas. Los aborígenes perdieron primero sus territorios más ricos en recursos naturales. Los europeos se apoderaron de las zonas de pesca y las tierras más aptas para el cultivo y el pastoreo. Puestas a disposición de los colonizadores, estas tierras fueron luego pobladas de ganado lanar, para abastecer la dinámica industria textil inglesa de abundantes materias primas y a su mano de obra de productos alimenticios de bajo costo.

12 El desarrollo de la ganadería y la aparición de importantes yacimientos de oro y otros metales valiosos dieron, entre 1830 y 1860, impulso a la economía de la isla. Las posibilidades de un enriquecimiento acelerado incentivaron la ocupación de tierras por parte de los europeos. A medida que fracasaba su resistencia, los aborígenes fueron marginados hacia las zonas más inhóspitas del territorio.

13 Durante mucho tiempo, la vida rural de Australia fue periódicamente sacudida por las guerrillas aborígenes que, en su afán por recuperar sus tierras, lucharon contra los colonizadores e intentaron obstaculizar su producción.

14 Una vez derrotados, los aborígenes eran obligados a poner como firma una marca debajo de "contratos de trabajo" redactados en inglés, idioma que no comprendían. Estos contratos los convertían en trabajadores sin sueldo, esclavos y esclavas domésticas o concubinas, sujetos todos a medidas disciplinarias sumamente severas.

15 Mientras tanto en las ciudades comenzaba a insinuarse la aparición de un movimiento obrero de gran iniciativa y poder de convocatoria. Desde mediados del siglo XIX, los sindicatos australianos obtuvieron victorias y concesiones que el proletariado de Europa estaba muy lejos de obtener.

16 A fines del siglo XIX, el proceso de urbanización de la isla fue coronado por un desarrollo industrial acelerado, en especial en Sydney y Melbourne, que adquirieron las características de grandes centros urbanos.

17 Las sucesivas oleadas de inmigrantes cambiaron también la fisonomía de la sociedad australiana. Provenientes de Inglaterra, gran cantidad de hombres y mujeres encontraron en los campos de Australia la posibilidad de un rápido ascenso social debido al bajo costo de la tierra y a la buena colocación en el mercado mundial de sus productos, especialmente la lana.

18 Así se conformó una amplia clase media rural y una rica burguesía industrial en el medio urbano, que transformaron la vida del país. Los gobiernos liberales que dominaron la escena política del país entre 1860 y 1900 aceleraron esta transformación política, social y económica.guí0

19 Luego de un trabajoso proceso de consolidación, en el año 1901, las seis colonias británicas (Nueva Gales del Sur, Victoria, Australia Meridional, Australia Occidental, Queensland y Tasmania) se constituyeron en estados independientes y conformaron el llamado Commonwealth de Australia. Los territorios de Australia del Norte y el de la capital no se unieron al Commonwealth hasta el año 1911.

20 Un largo período de prosperidad permitió financiar una serie de reformas sociales. Australia fue en esos años una sociedad bastante abierta, que permitía a algunos sectores el ascenso social y aprobó antes que la mayoría de los países europeos leyes de protección a los trabajadores. Junto con Aotearoa, fue uno de los dos primeros países del mundo en consagrar el derecho al voto para las mujeres, en el año 1902.

21 La Segunda Guerra Mundial debilitó los lazos entre Gran Bretaña y Australia. La antigua metrópoli no fue capaz de garantizar la seguridad de sus ex dominios ante el peligro del avance japonés. Estados Unidos se desempeñó desde entonces como garante de la seguridad de la región.

22 La guerra de Corea (1950-1953) trajo un alza considerable de los precios de la lana y contribuyó a consolidar el despegue económico del país. Al mismo tiempo, evitó que la diferencia entre la prosperidad del medio urbano y el relativo estancamiento que presentaba el medio rural fuera grande.

23 En el marco internacional de la Guerra Fría, en 1951 se firmó ANZUS, un tratado de asistencia militar entre Australia, Aotearoa y Estados Unidos, por el cual se pretendía garantizar la seguridad de los intereses norteamericanos y de sus aliados en la región. Esta alianza comprometió a los australianos en conflictos como el de Vietnam, con el consecuente deterioro de su imagen internacional y el surgimiento dentro del país de un importante movimiento antibélico.

24 Japón se convirtió en el principal comprador de los minerales del subsuelo australiano y, en la década de 1960, financió la búsqueda de carbón en dicho territorio. El hallazgo de grandes yacimientos permitió abastecer a la industria local y a la inmensa industria nipona.

25 El Partido Laborista fue durante los años sesenta, vocero de las reivindicaciones de distintos grupos aborígenes, contribuyendo a la difusión de sus reclamaciones y a la sensibilización de la opinión pública al respecto. En 1967 se realizó un plebiscito, apoyado por los laboristas, en el cual la mayoría se expresó en favor del reconocimiento de los derechos ciudadanos de los aborígenes y por trasladar a la órbita del gobierno federal toda la problemática aborigen. Pero todavía no han logrado que se reconozcan los derechos sobre sus tierras.

26 Existen en Australia 200.000 aborígenes con diversas lenguas. Dos tercios de ellos ya no viven en tribus y ocupan zonas suburbanas. Para la Australia moderna son, sin lugar a dudas, ciudadanos de segunda categoría. Una minoría sigue habitando zonas hostiles al europeo, como el desierto central o las selvas del norte del país, conservando sus tradiciones religiosas y sociales.

27 Las empresas interesadas en la explotación de los recursos minerales (oro, uranio, bauxita, hierro y diamantes), lanzaron en 1983 una campaña para convencer a la población de que la defensa de los derechos territoriales de los aborígenes comprometía la economía del país. Como consecuencia, el gobierno olvidó la promesa de una ley federal sobre los derechos territoriales.

28 Ante la presión de las compañías mineras, los aborígenes se vieron obligados, en la mayoría de los casos, a firmar acuerdos, aún sabiendo que esto dañaría sus lugares sagrados, el medio ambiente y sus formas de vida tradicionales.

29 Aunque la situación de los aborígenes era similar en todo el país, las condiciones de vida variaban de un estado a otro. El Territorio del Norte, por ejemplo, poseía una legislación que, comparativamente, podía calificarse de avanzada, en lo que respecta a los derechos de los aborígenes. Mientras que Tasmania comenzó a estudiar iniciativas tendentes a amparar algunos derechos de los aborígenes y combatir más decididamente la discriminación.

30 Según organismos locales e internacionales de defensa de los derechos humanos, durante 1987 se registró un promedio de dos muertes de aborígenes presos por mes, lo que en relación con el número de presos, equivalía a la muerte de cien prisioneros de ascendencia europea en el mismo período.

31 En 1981 la población aborigen presa en Australia era de 775 por cada 100.000 habitantes. Entre la población de origen europeo la proporción era de 67 cada100.000. En Queensland, al noroeste del país, los aborígenes eran solamente el 2% de los habitantes y constituían el 35% de la población carcelaria y en Australia Occidental siendo el 2% de los habitantes conformaban el 44% de los presos.guí0

32 Ante esta situación el gobierno federal creó una Comisión Real, encargada de investigar las muertes de aborígenes presos. Luego de varios años de trabajo e investigaciones, la comisión presentó un informe provisional que no establecía con claridad cuáles eran las causas reales de estos hechos, ni quiénes eran los responsables. Este informe fue criticado por los voceros de diversos grupos aborígenes que lo calificaron de "burla" hacia todos los ciudadanos del país.

33 En el aspecto sanitario también era clara la desventaja de los aborígenes con respecto al resto de la población. Padecían enfermedades casi desaparecidas entre los habitantes de origen europeo y sobre las que existía una inmunización total.

34 A pesar de coincidir con Aotearoa en la oposición a las pruebas nucleares británicas y francesas en la región, el virtual retiro de aquélla del ANZUS motivó un serio replanteo del gobierno australiano acerca de su papel en las alianzas y en la política de la región. En este marco, Estados Unidos inició una negociación con Australia por nuevos acuerdos para mantener militares armados en el país y su centro de telecomunicaciones, de gran importancia estratégica.

35 En el plano externo, el país ha tenido que enfrentar las consecuencias de los cambios operados en los últimos años. Desde el punto de vista económico, el cierre de los mercados agrícolas de Europa y Estados Unidos, representó un serio desafío para Australia.

36 En 1989 Australia propuso crear la Cooperación Económica de Asia y el Pacífico (APEC). Al mismo tiempo, pretendió convertirse en portavoz de los países exportadores de alimentos y a tal efecto impulsó la creación del llamado "Grupo de Cairns", en la Ronda Uruguay del GATT.

37 En 1989, datos proporcionados por investigaciones de la Universidad Nacional Australiana revelaron que 1% de los australianos poseía más de 20% de las riquezas del país y que 13% de los hogares vivían por debajo del límite de pobreza.

38 La crisis económica y social continuó profundizándose y en 1991 los desocupados llegaron a sumar más de un millón, por lo que se convirtieron en una presión permanente para el gobierno laborista de Bob Hawke. Este debió soportar una fuerte oposición de los otros partidos políticos y de una parte significativa del laborismo.

39 Hawke había asumido el gobierno en 1983, después de desempeñarse durante once años como presidente de la ACTU (confederación de sindicatos del país), lo cual le brindó en el momento de iniciar su mandato un inmenso respaldo popular.

40 Apoyándose en el sector más conservador de su partido, Hawke emprendió a fines de la década de 1980 una serie de reformas encaminadas a liberalizar la economía, incluyendo un acelerado proceso de privatización de empresas públicas.

41 El descontento de la población, la oposición que desde dentro del propio laborismo recibía el gobierno y la lucha por el liderazgo del partido entre Hawke y su ex ministro de economía Paul Keating, aumentaron en 1991. En diciembre, el Partido Laborista realizó elecciones internas con el fin de zanjar los conflictos y renovar la imagen del gobierno. Keating, obtuvo una ajustada victoria que lo convirtió en primer ministro.

42 A poco de asumir el cargo, Keating anunció la profundización de las medidas de liberalización económica impulsadas entre 1983 y junio de 1991, cuando era ministro de economía. La aplicación de estas medidas generó el rechazo de los sindicatos y la izquierda del Partido Laborista.

43 Durante 1992, el desempleo trepó a 11,1%. El gobierno aprobó una legislación para aumentar el empleo, que reducía en 27% el ingreso de inmigrantes al país. Esto generó tensiones con Aotearoa.

44 En las elecciones generales celebradas en 1993, los laboristas obtuvieron un ajustado triunfo, con 50,5% de los votos. Una de las promesas electorales de Keating fue dar prioridad a la problemática aborigen.

45 Una decisión judicial reconoció a los aborígenes el derecho a pedir la devolución de sus tierras. No obstante, el gobierno presentó un paquete de medidas que protegían la explotación minera y el pastoreo -que se venían practicando en tierras reivindicadas por los aborígenes. La decisión convalidaba los títulos de propiedad emitidos entre 1975 y 1993 y creaba asimismo un tribunal para fijar las indemnizaciones que se pagarían a los propietarios de las tierras en cuestión. El Consejo de Tierras Aborígenes se opuso a estas medidas de gobierno y acusó a Keating de traicionar sus promesas electorales.

46 El gobierno se abocó a desarrollar lazos con los países del Pacífico Asiático, especialmente al "Puente de la Amistad Tahi-Laos", construido y financiado por Australia sobre el río Mekong. Con mayor dificultad continuaron los acercamientos con Camboya, Corea del Norte, Vietnam, Indonesia, Malasia y China.

47 Entre los planes de desarrollo aprobados en 1994 se incluyeron más de US$ 500 millones para las áreas aborígenes, en donde la expectativa de vida es 17 años inferior al resto del país. En un año caracterizado por la condena de numerosos políticos y empresarios por corrupción, las altas temperaturas provocaron un incendio que quemó 500.000 hectáreas de bosques.

48 El debate sobre la independencia se agudizó  en 1995 cuando el primer ministsro Keating anunció que Sir William Deane, un juez de la Suprema Corte, reemplazaría a Bill Hayden como gobernador general. Los planes de Keating incluían  el reemplazo de este cargo por el de presidente (por primera vez en la historia del país) antes del año 2001. El plan de privatización del gobierno prosiguió con la venta de las aerolíneas Qantas y Australian National Line.

49 Las pruebas nucleares realizadas por Francia en el atolón de Mururoa provocaron protestas populares en toda Australia. El gobierno de Keating y el de Chirac se enfrentaron duramente y rompieron relaciones diplomáticas. La delegación australiana que viajó a Europa con el ministro de asuntos de las Islas del Pacífico no encontró eco en el gobierno británico, que se negó a enfrentarse con Francia. Esta determinación de Gran Bretaña reforzó la postura independentista.

50  En las elecciones generales de marzo de 1996 John Howard, al frente del Partido Liberal, venció a su predecesor laborista.

 

 

 

5.gif (35 bytes)
600.gif (62 bytes)
5.gif (35 bytes)
Sinopsis | Historia | Estadísticas | Mapa |

ARRIBA

5.gif (35 bytes)
600.gif (62 bytes)
5.gif (35 bytes)
600.gif (845 bytes)

Portada | Países  | Temas | Actualización | Búsqueda | Correo

© Instituto del Tercer Mundo. Juan Jackson 1136. Tel. (598-2) 49 61 92. Fax: (598-2) 41 92 22
  e-mail: item@chasque.apc.org