Guia del Mundo - Portada
PortadaPaísesTemasActualizaciónBúsquedaCorreo
5.gif (35 bytes)
600.gif (62 bytes)
5.gif (35 bytes)

Aotearoa
Aotearoa (New Zealand)

Sinopsis | Historia | Estadísticas | Mapa |

  
Historia

AOTERAROA, "LA TIERRA DE LA LARGA NUBE BLANCA",   fue poblada alrededor del siglo IX, por los maoríes que llegaron allí provenientes de la Polinesia. A lo largo de los años desarrollaron en las islas una cultura original, que alcanzó un nivel considerable en la elaboración de tejidos, la construcción de viviendas, canoas y la práctica de la horticultura. El medio ambiente era respetado, porque los maoríes se consideraban a si mismos guardianes de las reservas naturales para las futuras generaciones.

2 En 1642, Abel Tasman, un holandés, llegó a South Island, la más grande de las dos islas principales de Aotearoa. No obstante, la resistencia de la población indígena le impidió desembarcar. Recién en 1769 el británico James Cook realizó un reconocimiento de las costas de las dos islas más importantes, abriendo de esa forma las puertas para el proceso de colonización del país que Abel Tasman había bautizado "Nueva Zelandia". Pero los primeros europeos que se establecieron en las islas fueron balleneros, marinos y comerciantes, además de unos pocos desertores de la marina y fugitivos de las cárceles australianas.

3 La colonización se aceleró a comienzos del siglo XIX, con la llegada de inmigrantes y misioneros británicos. Su presencia trajo a las islas nuevas enfermedades, valores y creencias, que alteraron profundamente la vida de los maoríes. El cristianismo debilitó las tradiciones que daban sustento y cohesión a la sociedad tribal y la introducción de prácticas comerciales por parte de los europeos afectó seriamente las bases materiales de la vida maorí.

4 En 1840 se proclamó formalmente la anexión de Nueva Zelandia a la Corona británica como colonia. Las dos grandes islas se ocuparon bajo formas jurídicas diferentes. South Island por el supuesto derecho que otorga el "descubrimiento" y North Island a través del Tratado de Waitangi, firmado en 1840 por los jefes maoríes y representantes del gobierno inglés. Según el texto del tratado, los jefes maoríes aceptaban la presencia de los colonos ingleses y la instalación de un gobierno por parte de la corona. A cambio, los maoríes se aseguraban el respeto irrestricto de su soberanía como nación.

5 Sin embargo, a poco de firmado el tratado comenzó un proceso muy violento de expropiación de los territorios maoríes. Las llamadas "guerras de la tierra", que enfrentaron a maoríes y europeos, fueron en esencia guerras de soberanía y de defensa de los derechos a la tierra, los bosques, las pesquerías y otros taonga (tesoros).

6 La inmigración masiva provocó la incorporación gradual de territorios maoríes. La magnitud de sus pérdidas se hizo más clara si se considera que de los 27 millones de hectáreas que poseían en 1840, ahora tienen poco más de un millón.

7 Mientras el norte, el país estaba convulsionado por las guerras, el sur vivió una etapa de prosperidad debido al descubrimiento de oro en su territorio. Este hallazgo provocó un flujo masivo de inmigrantes británicos, chinos y australianos que dinamizaron notablemente la economía de la región.

8 A partir de 1840 se aceleró el proceso de colonización. Los pakeha (no maoríes) conquistaron para sí el derecho al usufructo de la pesca, privando de esta forma a los aborígenes de una de sus actividades claves.

9 La oposición maorí a estas medidas tomó nuevas fuerzas a fines del siglo pasado, con la organización de petitorios, delegaciones y la presentación de sus reclamos ante tribunales locales y aun frente a la corona británica, exigiéndose el cumplimiento irrestricto del Tratado de Waitangi. Los resultados de estas iniciativas fueron nulos. Las tierras de los maoríes, fueron utilizadas para la explotación agropecuaria, que había comenzado a jugar un papel preponderante no solamente en la vida de los colonizadores sino también en la metrópolis. Con la aparición de las primeras cámaras frigoríficas, que hacían posible los envíos a larga distancia se abrieron nuevos mercados para la producción intensiva de lácteos y carnes. Con precios en alza durante veinte años, estos productos fueron la base del gran desarrollo económico del país.

10 Para los maoríes, la dominación británica implicó además el comienzo de un exterminio cultural, mediante la implantación arbitraria de lenguaje, religión y costumbres europeas.

11 A fines de siglo, el gobierno liberal que dominaba la escena política, fue el primero del mundo en consagrar, en el año 1893, el sufragio femenino y adoptar medidas de protección a los derechos del proletariado de origen británico que crecía junto con las ciudades y numerosas industrias.

12 Fue recién en el siglo XX que aparecieron en el país nuevos movimientos políticos capaces de disputar el poder a los liberales, que se habían convertido en un partido político coherente y organizado luego de 20 años en el poder. El Partido Laborista, con un amplio respaldo de la clase trabajadora y de la clase media urbana, se transfromó en una de las principales fuerzas políticas del país.

13 Durante la década de 1930 las reclamaciones maoríes vuelven a cobrar fuerza, gracias a la alianza entre los grupos indígenas y el Partido Laborista, que contando con este apoyo alcanzó el poder por primera vez en 1935. Pero todavía no existía reconocimiento legislativo al Tratado de Waitangi.

14 La Segunda Guerra Mundial marcó el comienzo de una nueva etapa para el país. La incapacidad británica durante la Segunda Guerra Mundial, para garantizar la seguridad de su ex colonia empujó a Aotearoa hacia la creciente influencia estadounidense, que mediante una serie de alianzas políticas y militares consolidó su presencia en la región. En las décadas de 1950 y 1960 Aotearoa, sintió los costos de esa relación, en especial al verse comprometida en conflictos como el de Vietnam, que marcaron profundamente la vida política del país.

15 La legislación de los años cincuenta expulsó a muchos maoríes de sus tierras, llevándolos durante la década siguiente a una creciente urbanización. Este proceso significó un contacto mayor con las formas de vida e instituciones pakeha y más acceso al sistema educativo no maorí.

16 En la década de 1970, Aotearoa intentó diversificar su producción y tener acceso a otros mercados además del inglés y norteamericano. El desempleo aumentó y la inflación alcanzó niveles sin precedentes debido al fracaso del programa de diversificación, al alza del precio del petróleo y a los importantes préstamos solicitados para financiar grandes proyectos. En 1975 el valor de las exportaciones primarias disminuyó sustancialmente. Esta disminución, conjuntamente con los préstamos del exterior incrementaron la deuda externa del país. Luego de doce años en la oposición, el Partido Liberal asumió el poder desde 1972 hasta su derrota en las elecciones de 1975 a manos del Partido Nacional (conservador). El nuevo gobierno cerró las puertas del país a la inmigración, a la cual utilizó de chivo expiatorio para la desocupación.

17 La creciente militancia maorí permitió que en 1975 se formara el Tribunal de Waitangi para investigar los reclamos relativos al Tratado del mismo nombre. En 1986 el gobierno laborista lo facultó para recibir demandas que databan de 1840. El Tribunal no tiene la facultad de obligar a la Corona, de manera que hacia 1992, menos del 15% de las recomendaciones del Tribunal habían sido aplicadas.

18 A mediados de la década de 1980 los laboristas recuperaron el poder e iniciaron una política de liberalización de la economía que incluyó la privatización de numerosas empresas públicas, lo cual apartó del laborismo a muchos de sus tradicionales adherentes.

19 Una ley de 1987 prohibió la entrada de armas o embarcaciones nucleares a los puertos del país, cuestionando la presencia militar de Francia y Estados Unidos que utilizaban el Pacífico Sur como terreno de pruebas para armas atómicas. Esta decisión eliminó los tratados de defensa entre Estados Unidos y Aotearoa. En 1996 el primer ministro Jim Bolger intentó reforzar los debilitados vínculos con Estados Unidos.

20 El Partido Nacional ganó las elecciones de octubre de 1990, pero el cambio en el equipo gobernante no alteró el modelo económico del país. Hubo un aumento de las privatizaciones, se desmanteló aun más el proteccionismo, y se realizaron importantes recortes a los recursos para salud, educación y los aportes a los beneficios sociales. El resultado fue la reducción de la inflación pero también se registró un aumento en el desempleo.

21 La caída de la popularidad del gobierno nacionalista no se reflejó en los resultados electorales de 1993, cuando el Partido Nacional (PN) obtuvo 50 de las 99 bancas en el parlamento y Jim Bolger fue reelecto como primer ministro. El Partido Laborista (PL), principal fuerza de la oposición, conquistó 45 escaños. La recién fundada Alianza -coalición de centro-izquierda que nucleaba al Partido Democrático de Nueva Zelandia, el Nuevo Partido Laborista, el Partido Verde de Aotearoa, Mana Motuhake o Aotearoa (maorí) y el Partido Liberal- logró 2 bancas y el nuevo NZFP también conquistó 2. 

22 Aotearoa logró el primer superávit presupuestal en 17 años en 1994; la moneda se robusteció, descendió el desempleo y la inflación se estableció en 2%.  

23 Entre 1994 y 1995, el gobierno de Bolger firmó acuerdos con los Tainui de la isla Norte, aceptando compensar económicamente y con algunas tierras -15.400 hectáreas- a quienes reclamaban su derecho sobre territorios colonizados en el siglo pasado. Estos acuerdos fueron ratificados por la reina Isabell II de Inglaterra, quien incluso se disculpó por la pérdida de vidas durante la colonización de las islas.

24 Si bien los índices generales de desempleo continuaron descendiendo hasta el 6% durante 1995 de acuerdo a datos oficiales, las cifras relativas a jóvenes, maoríes e inmigrantes de otras islas del Pacífico Sur continuan siendo elevadas. Casi el 10% de la población recibe subsidios del Estado y, de cara a las elecciones de octubre de 1996 -en las que se elegió el primer parlamento con representación proporcional-, la discusión se centró en la pérdida de recursos para salud y educación ocurrida en los últimos años y no en el crecimiento económico.

25 El firme rechazo del gobierno a las pruebas atómicas francesas en el atolón de Moruroa, contribuyó a fortalecer la posición de Bolger. Sin embargo, el nuevo sistema de gobierno obligó al PN a buscar alianzas electorales, frente al crecimiento de la oposición.         

 

 

5.gif (35 bytes)
600.gif (62 bytes)
5.gif (35 bytes)
Sinopsis | Historia | Estadísticas | Mapa |

ARRIBA

5.gif (35 bytes)
600.gif (845 bytes)

Portada | Países  | Temas | Actualización | Búsqueda | Correo

© Instituto del Tercer Mundo. Juan Jackson 1136. Tel. (598-2) 49 61 92. Fax: (598-2) 41 92 22
  e-mail: item@chasque.apc.org