MÉTODOS DEFINITIVOS

En la mujer la esterilización se llama LIGADURA DE TROMPAS y en el hombre, VASECTOMÍA.

Son métodos de última elección, apropiados para aquellas parejas que tengan ya hijos e hijas y que estén completamente seguras que no quieren tener más descendencia.

Se necesita hacer una intervención quirúrgica por un médico/a en un centro sanitario.

LA VASECTOMÍA es una operación sencilla y no tiene efectos secundarios sobre Ia capacidad sexual: el hombre sigue teniendo el deseo sexual, Ia erección y Ia eyaculación igual que antes. En la operación se hace un corte en el tubo que lleva los espermatozoides del testículo. De esta forma, se impide el paso de los espermatozoides al cuerpo de la mujer, el óvulo no es fecundado y no se produce el embarazo.

LA LIGADURA DE TROMPAS es también una intervención quirúrgica, pero es necesario hacerla en un hospital porque requiere de anestesia. Con este método, el ciclo hormonal continua su ritmo habitual en las reglas mensuales. El deseo sexual y los relaciones sexuales siguen igual, con Ia ventaja de tener la seguridad de no quedarte embarazada.

Estos métodos tienen una eficacia total si están bien hechos, pero son definitivos. No protegen contra las enfermedades de transmisión sexual ni el SIDA.