CAPITULO IX: ORGANOS LOCALES DEL PODER POPULAR

Art. 100.
  1. El territorio nacional, para los fines político-administrativos, se divide en provincias y municipios; el número, los límites y la denominación de los cuales establece la ley.

  2. La ley puede establecer, además, otras divisiones.

Art. 101.
Las Asambleas de Delegados del Poder Popular constituídas en las demarcaciones político-administrativas, en que, conforme a ley, se divide el territorio nacional, son los órganos superiores locales del Poder del Estado.

Art. 102.
  1. Las Asambleas de Delegados del Poder Popular están investidas de la más alta autoridad para el ejerecicio de las funciones estatales en sus demarcaciones respectivas. Para ello, en cuanto les concierne, ejercen gobierno y, a través de los órganos que constituyen, dirigen entidades económicas, de producción y de servicios que les están directamente subordinadas y desarrollan las actividades requeridas para satisfacer necesidades asiten ciales, económicas, culturales, educacionales y recreativas de la colectividad del territorio a que se extiende la jurisdicción de cada una.

  2. Ayudan, además, al desarrollo de las actividades y al cumplimiento de los planes de las unidades establecidas en su territorio que no les están subordinadas.

Art. 103.
Para el ejercicio de sus funciones, las Asambleas Locales del Poder Popular se apoyan en la iniciativa y amplia participación de la población y actúan en estrecha coordinación con las organizaciones sociales y de masas.

Art. 104.
Los órganos locales del Poder Popular, en la medida que les corresponde y conforme a la ley, participan en la elaboración y posterior ejecución y control del Plan Unico de Desarrollo Económico-Social que adopta el Estado.

Art. 105.
Dentro de los límites de su competencia, las Asambleas Provinciales y Municipales del Poder Popular:

  1. Cumplen y hacen cumplir las leyes y disposiciones de carácter general que emanen de los órganos superiores del Estado;

  2. adoptan acuerdos y dictan disposiciones;

  3. revocan, suspenden o modifican, según los casos, los acuerdos y disposiciones de los órganos subordinados a ellas, que infrinjan la Constitución, las leyes, los decretos-leyes, los decretos, los reglamentos o las resolucion es dictadas por los órganos superiores del Poder del Estado, o que afecten los intereses de otras comunidades, o los generales del país;

  4. elijen a su Comité Ejecutivo y determinan la organización, funcionamiento y tareas de éste conforme a la ley;

  5. revocan el mandato de los miembros de los respectivos Comités Ejecutivos;

  6. determinan la organización, funcionamiento y tareas de las direcciones administrativas por ramas de actividades económico-sociales;

  7. designan, sustituyen y destituyen a los jefes de sus direcciones administrativas;

  8. forman y disuelven comisiones de trabajo;

  9. eligen y revocan, conforme a lo dispuesto en la ley, a los jueces de los Tribunales Populares de sus demarcaciones respectivas;

  10. conocen y evalúan los informes de rendición de cuenta que les presentan sus Comités Ejecutivos, los órganos judiciales y las asambleas de jerarquía inmediata inferior y apotan las decisiones pertinentes sobre ell os;

  11. trabajan por el fortalecimiento de la legalidad socialista, el mantenimiento del orden interior y el reforzamiento de la capacidad defensiva del país;

  12. ejercen las demás atribuciones que la Constitución y las leyes les asignan.

Art. 106.
  1. El segundo domingo siguiente a la elección de todos los delegados a la Asamblea Municipal del Poder Popular, ésta se reúne por derecho propio bajo la presidencia del delegado de más edad para la verificaci& oacute;n de la validez de la elección de los delegados, y una vez hecha esta verificación, elige al Comité Ejecutivo y a los delegados a las Asambleas provinciales. En esta sesión actúan como secretarios los dos delegad os más jóvenes.

  2. Las demás Asambleas locales se constituyen, en la misma forma, en la oportunidad que señala la ley.

Art. 107.
Las sesiones ordinarias y extraordinarias de las Asambleas Locales del Poder Popular se celebran ante el pueblo. Sólo cuando se trate en ellas de asuntos referidos a secretos de Estado o al decoro de las personas podrá la A samblea acordar celebrarlas a puertas cerradas.

Art. 108.
En las sesiones de las Asambleas Locales del Poder Popular se requiere para su validez la presencia de más de la mitad del número total de sus integrantes. Sus acuerdos se adoptan por mayoría simple de votos.

Art. 109.
Las direcciones administrativas están subordinadas a su respectiva Asamblea, al Comité Ejeutivo de ésta y al órgano de jerarquía superior de la rama administrativa correspondiente.

Art. 110.
  1. Las comisiones permanentes de trabajo organizadas por ramas de producción y de los servicios o por esfera de actividades, auxilian a las Asambleas y su Comités Ejecutivos en sus respectivas actividades y en el control de las direcciones administrativas y de las empresas locales.

  2. Las comisiones de carácter temporal cumplen las tareas específicas que les son asignadas dentro del término que se les señale.

Art. 111.
  1. Las Asambleas se renovarán periódicamente, cada dos años y medio, que es el término de duración del mandato de los delegados.

  2. Este término sólo podrá extenderse por decisión de la Asamblea Nacional del Poder Popular, en los casos señalados en el artículo 70.

Art. 112.
El mandato de los delegados es revocable únicamente por sus electores, los que pueden ejercer esta facultad en cualquier momento, mediante el procedimiento que la ley establece. Esta determina, asimimo, los casos y el procedimient o para sustituír a los delegados cuando estén impedidos de desempañar sus funciones.

Art. 113.
Los delegados cumplen el mandato que les han conferido sus electores en interés de toda la comunidad y están obligados a:

  1. dar a conocer a la Asamblea las opiniones, necesidades y dificultades que les transmitan sus electores;

  2. informar a éstos sobre la política que sigue la Asamblea y las medidas adoptadas para la solución de las necesidades planteadas por la población o las dificultades que se presenten para resolverlas;

  3. rendir cuenta, periódicamente, de gestión personal a sus electores y a la Asamblea a que pertenezcan.

Art. 114.
  1. El Comité Ejecutivo es el órgano colegiado elegido por las Asambleas Provinciales y Municipales del Poder Popular para que cumplan las funciones que la Constitución y las leyes le atribuyen y las tareas que las As ambleas le encomiendan.

  2. El Comité Ejecutivo está integrado por los miembros que determina la ley. Estos eligen, con la ratificación de la Asamblea, un Presidente, un Vicepresidente y un Secretario que, a su vez, lo son de la propia Asamblea.

Art. 115.
La elección de los miembros de los Comités Ejecutivos de las Asambleas Municipales y Proviciales debe recaer en delegados de la propia Asamblea.

Art. 116.
Son atribuciones de los Comités Ejecutivos:

  1. convocar las sesiones ordinarias y extraordinarias de la Asamblea;

  2. publicar y ejecutar los acuerdos adoptados por la Asamblea;

  3. suspender la ejecución de cualquier disposición emanada de las Asambleas Locales del Poder Popular de jerarquía inmediantamente inferior, cuando viole la Constitución, las leyes u otras disposiciones dictadas por los &o acute;rganos superiores del Poder del Estado, o que afecte los intereses de otras comunidades, o los generales del país;

  4. revocar en los mismos casos a que se refiere el inciso anterior, las disposiciones, acuerdos y resoluciones de los Comités Ejecutivos de las Asambleas Locales del Poder Popular de jerarquía inmediatamente inferior en los perío dos en que no se halle reunida la Asamblea a que pertenezca el mismo;

  5. conocer, evaluar y adoptar las decisiones pertinentes sobre los informes de rendición de cuenta que les presenten los respectivos Comités Ejecutivos de la jerarquía inmediata inferior;

  6. dirigir y controlar las direcciones administrativas y las empresas locales;

  7. desginar y sustituir fncionarios de las direcciones admministrativas y de las empresas locales;

  8. adoptar las medidas perinentes para ayudar al desarrollo de las actividades y al cumplimineto de los planes de las unidades establecidas en el territorio en el territorio de la respectiva Asamblea y que no están subordinadas a ésta;

  9. suspender y sustituir provicionalmente a los jefes de las direcciones administrativas y empresas locales, dando cuenta a la Asamblea para que ratifique o modifique la decisión.

Art. 117.
  1. Los períodos comprendidos entre las sesiones de la Asamblea, el Comité Ejecutivo asume las funciones de ésta señaladas en los incisos a), b), g), j) y k) del artículo 105.

  2. Los acuerdos y disposiciones de carácter general que adopte el Comité Ejecutivo en el ejercicio de dichas facultades, deben ser ratificados, modificados o dejados sin efecto, expresamente, por la Asamblea, en la primera sesi&oacut e;n que posteriormente celebre.

Art. 118.
El Comité Ejecutivo rinde cuenta, periódicamente, de su actividad a la respectiva Asamblea y al Comité Ejecutivo de jerarquía inmediata superior.

Art. 119.
El mandato confiado a los Comités Ejecutivos cesa al constituirse las nuevas Asambleas Provinciales y Municipales del Poder Popular, respectivamente.

Art. 120.
  1. Son atribuciones propias del Presidente de cada Comité Ejecutivo:

    1. convocar y presidir las sesiones de la Asamblea respectiva;

    2. velar por la aplicación del Reglamento de la Asamblea;

    3. convocar y presidir la reuniones del Comité Ejecutivo;

    4. organizar la actividad del Comité Ejecutivo.

  2. El Presidente del Comité Ejecutivo puede delegar en el Vicepresidente alguna de las funciones que le están atribuidas.

CAPITULO X: TRIBUNALES Y FISCALIA

Art. 121.
  1. La función de impartir justicia dimana del pueblo y es ejercia a nombre de éste por el Tribunal Supremo Popular y los demás tribunales que la ley instituye.

  2. La jurisdicción y competencia de los tribunales en sus distintos grados, se ajustará a la división político-administrativa del país y a las necesidades de la función judicial.

  3. La ley regula la organización de los tribunales; sus facultades y el modo de ejercerlas; los requisitos que deben reunir los jueces; la forma de elección de éstos; el tiempo de duración en los respectivos cargos; y e l procedimiento para la revocación.

Art. 122.
Los tribunales constituyen un sistema de órganos estatales, estructurados con independencia funcional de cualquier otro, y sólo subordinados, jerarquicamente, a la Asamblea Nacional del Poder Popular y al Consejo de Estado.

Art. 123.
La actividad de los tribunales tiene como principales objetivos:

  1. mantener y reforzar la legalidad socialista;

  2. salvaguardar el régimen económico, social y político establecido en esta Constitución;

  3. proteger la propiedad socialista, la personal de los ciudadanos y las demás que esta Constitución reconoce;

  4. amparar los derechos e intereses legítimos de los organismos estatales, y de las entidades económicas, sociales y de masas;

  5. amparar la vida, la libertad, la dignidad, el honor, el patrimonio, las relaciones familiares y demás derechos e intereses legítimos de los ciudadanos;

  6. prevenir las violaciones de la ley y las conductas antisociales, reprimir y reeducar a los que incurran en ellas y restablecer el imperio de las normas legales cuando se reclame contra su infracción;

  7. elevar la conciencia jurídica social en el sentido del estricto cumplimiento de la ley, formulando en sus decisiones los pronunciamientos oportunos para educar a los ciudadanos en la observacia consciente y voluntaria de sus deberes de leal tad a la patria, a la causa del socialismo y a las normas de convivencia socialistas.

Art. 124.
  1. El Tribunal Supremo Popular ejercer máxima autoridad judicial y sus decisiones en este orden son definitivas.

  2. A través de su Consejo de Gobierno ejerce la iniciativa legislativa y la potestad reglamentaria; toma decisiones y dicta normas de obligado cumplimiento por todos los tribunales populares y, sobre la base de la experiencia de éstos, imparte instrucciones de carácter obligatorio para establecer una práctica judicial uniforme en la inte rpretación y aplicación de la ley.

Art. 125.
Los jueces, en función de impartir justicia, son independientes y no deben obediencia más que a la ley.

Art. 126.
Los fallos y demás resoluciones firmes de los tribunales, dictados dentro de los límites de su competencia, son de ineludible cumplimiento por los organismos estatales, las entidades económicas y sociales y los ciudad anos, tanto por los directamente afectados por ellos, como por los que no teniendo interés directo en su ejecución vengan obligados a intervenir en la misma.

Art. 127.
  1. Todos los tribunales funcionan en forma colegiada.

  2. En la actividad de impartir justicia participan, con iguales deberes y derechos, jueces profesionales y jueces legos.

  3. El desempeño de las funciones judiciales encomendadas al juez lego, dada la importancia social de las mismas, deben tener prioridad.

Art. 128.
Los tribunales rinden cuenta de su gestión ante la Asamblea que los eligió, por lo menos una vez al año.

Art. 129.
La facultad de revocación de los jueces corresponde al órgano que los elige.

Art. 130.
  1. Corresponde a la Fiscalía General de la República, como objetivo primordial, el control de la legalidad socialista sobre la base de la vigilancia del estricto cumplimiento de la ley y demás disposiciones legales, por los organismos del Estado, entidades económicas y sociales, y por los ciudadanos.

  2. La ley determina la forma, extensión y oportunidad en que la Fiscalía ejerce las facultades al objeto expresado.

Art. 131.
  1. La Fiscalía General de la República constituye una unidad orgánica subordinada únicamente a la Asamblea Nacional del Poder Popular y al Consejo de Estado.

  2. Al Fiscal General de la República recibe instrucciones directas del Consejo de Estado.

  3. Al Fiscal General de la República corresponde la dirección y reglamentación de la actividad de la Fiscalía en todo el territorio nacional.

  4. El Fiscal General de la República es miembro del Consejo de Gobierno del Tribunal Supremo Popular.

  5. Los órganos de la Fiscalía están organizados verticalmente en toda la nación, están subordinados sólo a la Fiscalía General de la República y son independientes de todo órgano local.

Art. 132.
El Fiscal General de la República y los vicefiscales generales son elegidos y pueden ser revocados por la Asamblea Nacional del Poder Popular. La ley fija el término de la elección.

Art. 133.
El Fiscal General de la República rinde cuenta de su gestión a la Asamblea Nacional del Poder Popular por lo menos una vez al año.

CAPITULO XI: SISTEMA ELECTORAL

Art. 134.
En toda elección y en los referendos, el voto es libre, igual y secreto. Cada elector tiene derecho a un solo voto.

Art. 135.
Tienen derecho al voto todos los cubanos, hombres y mujeres, mayores de dieciseis años de edad, excepto:

  1. los incapacitados mentales, previa declaración judicial de su incapacidad;

  2. los inhabilitados judicialmente por causa de delito.

Art. 136.
  1. Tienen derecho a ser elegidos los ciudadanos cubanos, hombres y mujeres, que se hallen en el pleno goce de sus derechos políticos.

  2. Si la elección es para diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular, deben, además, ser mayores de dieciocho años de edad.

Art. 137.
Los miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y demás institutos armadaos tienen derecho a elegir y ser elegidos, igual que los demás ciudadanos.

Art. 138.
  1. La ley determina el número de delegados que deben integrar cada una de las Asambleas en proporción al número de habitantes de las respectivas demarcaciones político-administrativas en que se divide el terri torio nacional; y regula, asimismo, el procedimiento y la forma de la elección.

  2. Los delegados a las Asambleas Municipales se eligen por circunscripciones electorales previamente determinadas.

Art. 139.
Las Asambleas Municipales eligen, a través del voto secreto, a los delegados a las Asambleas Provinciales del Poder Popular.

Art. 140.
  1. Para que se considere elegido un delegado es necesario que haya obtenido más de la mitad del número de votos emitidos en la circunscripción electoral de que se trate.

  2. De no concurrir esta circunstancia, la ley regula la forma de proceder a la celebración de nuevas elecciones para decidir, entre los que hayan obtenido mayor votación, cual de ellos resulta electo.

CAPITULO XII: REFORMA CONSTITUCIONAL

Art. 141.
  1. Esta Constitución sólo puede ser reformada, total o parcialmente, por la Asamblea Nacional del Poder Popular mediante acuerdo adoptado, en votación nominal, por una mayoría no inferior a las dos terceras pa rtes del número total de sus integrantes.

  2. Si la reforma es total o se refiere a la integración y facultades de la Asamblea Nacional del Poder Popular o de su Consejo de Estado o a derechos y deberes consagrados en la Constitución, requiere, además, la ratificaci&oa cute;n por el voto favorable de la mayoría de los ciudadanos con derecho electoral, en referendo convocado al efecto por la propia Asamblea.

----------------------------