Previo Siguiente Arriba Título Contenido

TRATADO DE DEFENSA Y PROTECCIÓN DE NIÑOS Y ADOLESCENTES

Las conversaciones sobre la problemática de medio ambiente y desarrollo, parten del supuesto de que la cuestión central es la preservación de la vida de todas las especies. El modelo de desarrollo internacionalmente adoptado determina una desigualdad social y una degradación ambiental que repercuten directamente sobre la niñez y la juventud que viven una negación sistemática de sus derechos fundamentales.

Esta situación tiene como resultado un panorama vergonzoso en el que se encuentra la gran mayoría de los niños y adolescentes de todo el mundo. Según datos de UNICEF mueren diariamente 40000 niños de desnutrición y de enfermedades comunes, 150 millones de niños viven con problemas de salud crónicos y 100 millones cuyas edades oscilan entre los 6 y 11 años no van a la escuela. A esto deben sumarse los altos índices de violencia y explotación de niños a nivel laboral, entre los que figura el trabajo esclavo y la prostitución.

Es por lo tanto fundamental que el niño y el adolescente tengan garantizado el derecho a la vida con dignidad, al amor y cuidados básicos que incluyen: alimentación, amparo, debida atención a la salud, acceso a la educación y diversión.

Considerando que niños y el adolescentes son sujetos de derecho y también agentes de transformación de la sociedad, formando parte de la dinámica del proceso y no simplemente observadores pasivos de lo que ocurre en el mundo. Habida cuenta asimismo de que la responsabilidad por el desarrollo de niños y adolescentes cabe, simultáneamente, a nosotros adultos responsables, a la familia, a la sociedad y al Estado, proponemos un compromiso colectivo con la finalidad de:

1) Que se exija el cumplimiento de los derechos legales de niños y el adolescentes

2) Que esos derechos estén comprendidos en un acuerdo que todas las sociedades adopten y que esas prioridades sean mantenidas permanentemente.

3) Que las convenciones, declaraciones, estatutos y leyes de protección y defensa de los derechos niños y adolescentes nacionales e internacionales, sean cumplidos por sus respectivos signatarios y responsables.

4) Que las ONGs trabajen por el reconocimiento legal de los derechos de los niños en los países donde no existe actualmente legislación al respecto.

5) Que el tema niños y adolescentes sea incluido en los foros, debates y acuerdos, nacionales e internacionales, relacionados con el futuro del planeta Tierra.

6) Que las ONGs hagan un intercambio de experiencias para la protección y defensa del niño y del adolescente de tal forma que la cooperación y la solidaridad posibiliten la obtención de resultados concretos a favor de niños y jóvenes.

7) Que cada país destine fondos de su presupuesto proporcionales a la población de niños y jóvenes, a ser administrados por una comisión integrada por representantes del y de la sociedad civil.

NUESTRO COMPROMISO ES:

1) Divulgar este tratado En defensa y protección de los niños y adolescentes y buscar adhesiones, tanto a nivel nacional como internacional.

2) Definir acciones específicas para concretar las metas establecidas, con amplia participación de la sociedad civil y de las ONGs.

3) Encaminar, presionar y supervisar en forma permanente a los organismos competentes, para la viabilización y ejecución de las metas propuestas.

4) Garantizar el derecho de participación de los niños y adolescentes en los espacios de discusión y acción de las cuestiones que se refieren a ellos, especialmente en lo que tiene relación con el futuro del planeta, considerando su particular condición de persona en desarrollo.

5) Llevar a cabo reuniones anuales a nivel nacional entre las ONG signatarias de este tratado, para evaluar la evolución de los objetivos planteados.

6) Realizar dentro de 5 años, una reunión mundial de las ONG signatarias de este tratado, para una evaluación y la reformulación que pueda resultar necesaria

Previo Siguiente Arriba Título Contenido