Previo Siguiente Arriba Título Contenido

TRATADO SOBRE RECURSOS PESQUEROS

PREÁMBULO

Los recursos pesqueros son una fuente vital de alimento y contribuyen económicamente con los pueblos del mundo.

Los pescadores tradicionales, entre ellos los pescadores artesanales indígenas, de pequeña escala y trabajadores de la pesca están entre los más pobres, social, política y económicamente, constituyen los segmentos menos favorecidos de la sociedad.

Los pescadores de todo el mundo enfrentan la escasez de recursos, la pérdida de acceso a los mismos y la competencia de flotas industriales y de largo alcance.

Los recursos pesqueros sufren la destrucción de los ecosistemas por diversas razones, incluyendo la contaminación industrial y urbana, la pesca excesiva y tecnologías pesqueras destructivas e indiscriminadas.

Las organizaciones de pescadores artesanales y otras Organizaciones No Gubernamentales (ONGs) reconocen estos problemas y concuerdan en trabajar conjuntamente para alcanzar los siguientes objetivos:

a) preservar los pescadores y las comunidades pesqueras; y

b) conservar y proteger los ecosistemas acuáticos y el medio ambiente.

PRINCIPIOS

Teniendo en cuenta estas consideraciones, nosotros acordamos:

Pesca artesanal

Debe darse prioridad a la pesca artesanal, reconociendo su importancia como fuente de alimento para el consumo local, fuente de ingreso y empleo en zonas rurales. Es un medio para promover la estabilidad cultural de las comunidades, la conservación de los recursos y la protección ambiental de áreas marinas, costeras y de aguas interiores.

Adopción de Soluciones Ecológicamente Sustentables

La pesca debe ser conducida con bases ecológicas para garantizar los recursos para las actuales y futuras generaciones, en forma socialmente justa y que respete la diversidad cultural y biológica de los ecosistemas.

Principios Equitativos

Que el acceso a los recursos pesqueros reconozca las necesidades de las comunidades pesqueras y parta de principios equitativos y el respeto por el medio ambiente y no solamente por el poder político y la disponibilidad de tecnología y capital.

Enfoque ecosistémico

La pesca debe ser manejada dentro de una perspectiva ecosistémica, utilizando principios de manejo integrado, teniendo en consideración actividades antrópicas acuáticas y del medio ambiente, tales como: prácticas agrícolas, forestales, de acuicultura y de pesca inadecuadas; destrucción de ecosistemas acuáticos, contaminación de fuentes terrestres y marinas y desarrollo con fines turísticos, urbanos e industriales. El reconocimiento común de estos problemas y un acuerdo sobre cómo actuar para resolverlos, son el principal desafío a ser enfrentado por los esfuerzos cooperativos entre las ONGs de pescadores, ambientalistas y de desarrollo.

Participación

Una eficaz administración de la pesca y de otros factores que afectan los ambientes acuáticos deberán tener la total y significativa participación de todos los interesados, en especial de los pescadores, particularmente quienes poseen conocimientos y experiencia tradicionales, de ONGs de medio ambiente, de desarrollo y científicos.

La Mujer en la Pesca

Es fundamental reconocer y reforzar el papel fundamental de la mujer en la pesca y en el desarrollo integrado de la comunidad y que ella participe en todos los niveles de decisión que afectan esta cuestión.

Precaución

Se deben adoptar medidas de precaución en la toma de decisiones que afecten la pesca y los ambientes acuáticos, incluso la evaluación de impactos ambientales.

Pesca de Alta Mar

Los derechos y necesidades especiales de los Estados y comunidades pesqueras respecto de los stocks migratorios y especies altamente migratorias protegidas por la Convención de las Naciones Unidas sobre la Ley del Mar (UNCLOS) deberán ser reconocidos y la pesca de alta mar debe ser objeto de un régimen legalmente consolidado, considerando sus efectos tanto sobre los ecosistemas de alta mar cuanto de las aguas costeras adyacentes. Los criterios ambientales negociados para la pesca en alta mar deberán ser aplicados también a la pesca de stocks migratorios y especies altamente migratorias en zonas económicas exclusivas.

Derechos Básicos

Los derechos básicos, incluso los derechos humanos, tal como constan en las leyes, acuerdos y convenios nacionales e internacionales, deben ser observados para los pescadores, trabajadores de la pesca y todos los sectores y los criterios mínimos de las condiciones de trabajo deben ser establecidos, adoptados y aplicados. Es esencial el reconocimiento y la aplicación de los derechos básicos de los pescadores artesanales incluso, por ejemplo:

a) formar su propia organización, la cual pueda participar, por votación, en comisiones de planeamiento, decisiones de administración y planes de desarrollo de la pesca;

b) tener una zona marina y de aguas interiores reservadas exclusivamente para las actividades de la pesca artesanal;

c) tener acceso a crédito y a servicios sociales.

PLAN DE ACCIÓN

Reconocer la necesidad de una acción común para mejorar la calidad de vida de los pescadores artesanales y de los trabajadores de la pesca basado en principios establecidos en este tratado;

Reconocer que la pesca debe ser conducida usando un enfoque ecosistémico, nosotros recomendamos lo siguiente:

. que todas las tecnologías existentes que reducen la captura accidental y protegen los ecosistemas acuáticos sean puestas en práctica y que se incentivo el desarrollo de tecnologías selectivas;

. que restrinjan o eliminen todas las tecnologías perjudiciales para el medio ambiente acuático;

. la administración pesquera debe incorporar mecanismos de imposición y establecer formas de monitoreo;

. es necesario negociar un régimen internacional legalmente fortalecido para asegurar obediencia a la Resolución de las Naciones Unidas sobre Redes de Arrastre (Res. 46/215);

. reconocer las necesidades de fortalecer el conocimiento biológico de los ecosistemas, nosotros alentamos el apoyo de programas de investigación para aumentar el entendimiento de las relaciones entre organismos acuáticos y el medio ambiente y que determine rendimiento de captura ecológicamente apropiada. Tales programas deben comprender la cooperación de todos los pueblos y reconocer los métodos y conocimientos nativos y tradicionales;

. reconocer la necesidad de cooperación entre pescadores y ONGs de medio ambiente y de desarrollo, a través de mecanismos tales como intercambios de información, visitas y capacitación (por ejemplo, el establecimiento de programas para intercambio entre esas organizaciones que permita el mutuo entendimiento, y compartir medios técnicos), desarrollando o fortaleciendo organizaciones para facilitar la cooperación, articulando acciones políticas y cooperativas respecto a los principios, leyes, inversiones y ayuda nacional e internacional;

. reconocer que solamente un pequeño número de grupos pudo participar en los debates sobre pesca en el Foro Global de Río de Janeiro y que es necesaria una participación y un acuerdo más amplios sobre los principios arriba mencionados.

COMPROMISO DE LAS ONGs

Las organizaciones que firman este tratado concuerdan en trabajar conjuntamente, siguiendo los principios mencionados, para apoyar y fortalecer a las organizaciones de pescadores artesanales, grupos ambientales, ONGs de desarrollo y otros interesados, con miras a realizar una Conferencia Mundial sobre Pesca y Medio Ambiente, en Roma, en 1994. Esta conferencia será llevada a cabo una década después del Primer Encuentro Internacional de Pescadores Artesanales y Organizaciones de Apoyo que se realizara en 1984, simultáneamente con la Conferencia de la FAO.

Negociado en Río de Janeiro durante el Foro Global, junio de 1992.

Previo Siguiente Arriba Título Contenido