Seminario CLACSO-FLACSO
"La Agenda Internacional de América Latina a Inicios del Siglo XXI"
Santiago de Chile, 26 y 27 de octubre de 1999

Durante los días 26 y 27 de octubre de 1999 se llevó a cabo el seminario "La Agenda Internacional de América Latina a Inicios del Siglo XXI", organizado por CLACSO y FLACSO-Chile, cuyo propósito fue realizar un trabajo prospectivo sobre las perspectivas que en el campo de las relaciones internacionales deberá enfrentar América Latina a partir del milenio que se inicia. El seminario contó con la participación de especialistas de Argentina, Brasil, Colombia, Chile, Ecuador, Perú, Uruguay, además de profesionales sectoriales del Banco Mundial.
A continuación, presentamos una síntesis de cada una de las ponencias:
Luciano Tomassini, El escenario internacional de América Latina
Lincoln Bizzozero, "Perspectivas del regionalismo en la globalización: MERCOSUR-UE"
María Celia Toro, "La internacionalización de las policías: el caso de la DEA"
Francisco Rojas, Relacionamiento estratégico
"José Gómez, Globalización y los nuevos temas de la agenda internacional"
Gabriel Gaspar, "El caso de Cuba"
Gabriel Tokatlian, Análisis de Casos: desafíos a la gobernabilidad democrática "La situación de Colombia"
Alberto Adriantzen, "El caso peruano"
Mirna Alexander, "Visión de América Latina desde el Banco Mundial"
Sandra Cesilini, "El rol de la sociedad civil en los organismos financieros internacionales"
(Fotos del seminario)

Luciano Tomassini
En su exposición, el señor Tomassini hizo referencia fundamentalmente a tres temas relacionados con el escenario internacional de América Latina: El marco de la agenda, que está dado por la globalización; la agenda externa de cada país; y cómo opera cada país dentro del escenario internacional.

Para Tomassini, el escenario lo constituye la globalización. Este nuevo escenario no es uniformador, aunque por primera vez se vive en un sistema internacional homogéneo y con estados bien definidos. Es un escenario que no está garantizado por acuerdos firmados por las grandes potencias, sino que surgió de la espontaneidad de los hechos políticos y sociales, como fue por ejemplo la caída del Muro de Berlín. Es decir, un acontecimiento espontáneo que subraya el carácter del desorden que se vive actualmente, cuando se han acabado el enemigo común, se acabaron las ideologías, etc.

Este nuevo ambiente tiene como uno de sus protagonistas la revolución tecnológica y cultural, que sirve de gran ventilador cultural para difundir todo lo que se le ponga por delante. De acuerdo a este expositor, existe la percepción de la ausencia de un centro del sistema. Estados Unidos pero no genera el sentido de una pax britannica, y no existe ya más un eje Moscú-Washington que controlaba en el mundo.

Los ejemplos de descentralización son evidentes: India-Pakistán, los Balcanes. Frente a esta nueva realidad surgen las interrogantes, ¿qué posición ocupa América Latina en este proceso? ¿Nos vamos o nos quedamos lealmente? No obstante, no existe la alternativa del retiro, y la otra opción para latinoamérica es ser el buen alumno que defiende las maravillas capitalistas (sector privado, grandes corporaciones, grandes finanzas). Aunque tampoco es muy razonable ser leal a un sistema que distribuye desigualmente sus beneficios.

Tomassini sostuvo que América Latina debe manejar su propio proceso de integración, eintegrarse a la globalización, aunque sea de manera débil y precaria. Por lo demás, en América Latina también han desaparecido el límite entre los problemas (o agendas) externas e internas. Más aún, existe hoy en día un entrelazamiento y una diversificación de intereses nacionales (objetivos) que pasan por la coordinación con los eventos internacionales. Ejemplo de lo anterior es, la convicción, tanto en el ambiente interno como en el campo internacional, de que no se puede comerciar con los socios y violar los derechos humanos con absoluta tranquilidad de conciencia.

Para este expositor, la región esta en buenas condiciones para enfrentar su futuro, pues primera vez desde la crisis de 1930 y la constitución de los procesos de industrialización, América Latina vive una convergencia entre las orientaciones estratégicas de esta región y el resto del mundo, cuyos elementos son el triunfo de la democracia y el mercado. Estos dos elementos integran a una trilogía cuyo elemento restante es la sociedad.

Respecto a la agenda latinoamericana, Tomassini, señaló los siguientes temas como vitales para su conformación:
1. El volumen y la volatibilidad de los movimientos internacionales de capital. Al respecto convieme mirar hacia atrás, hacia la década perdida, hacia 1994 y el "efecto tequila", hacia 1997 y la crisis brasilera y de los "milagros asiáticos" para comprender los alcances de este fenómeno económico.
2. El comercio.
3. La lucha por la productividad y la competitividad internacional de las empresas, sociedades y políticas.
4. El esfuerzo fiscal por mejorar la educación y los recursos humanos.
5. El logro de un sistema de protección social oficial - sano y financiado - de salud y pensiones. Este es un problema en sociedades débiles y demandantes como son las de América Latina.
6. Sólidas condiciones para atraer inversión extranjera directa y no del tipo "golondrinas", para lo cual los gobiernos necesitan extremar la calidad de sus políticas con el fin de atraer en el corto plazo inversiones. También necesitan incentivar a mediano y largo plazo a los trabajadores y a la sociedad, lo que implica productividad y una sociedad formada.
7. El establecimiento de la sociedad de la información.
8. La capacidad de manejo de las relaciones exteriores, lo que implica tener una visión estratégica de país.

Unido a lo anterior, de acuerdo con Tomassini, es necesario tener políticas de integración regional, por ej., el regionalismo abierto, y una vinculación más lúcida, activa, financiada y privilegiada con los tres grandes bloques: APEC, UE, Occidente; complementar esa política exterior con políticas hacia el interior de los países, por ejemplo, en todo lo que dice relación con las PYMES, y mantener los equilibrios macroeconómicos y la salud fiscal.

En América Latina no existiría el ecuerdo social que permite equilibrar al mercado con la sociedad. Es necesario tener un Estado inteligente, regulador estratégico, que permita habérselas con el proceso de globalización y que equilibre a la sociedad con el mercado. El Estado debe establecer la mínima protección social. En este sentido, el principal desafío de la modernización del Estado es abrirse a la sociedad civil, algo que hizo con el sector privado.

Respecto de lo que debe ser la agenda de política exterior de los países de América Latina, Tomassini afirma que la agenda internacional del país es la del gobierno también. Toda política exterior requiere de un pacto social, y una reforma del Estado, lo que implica refundar la política, que está privatizada y por lo tanto desprestigiada.
Volver a índice de esta página


"Perspectivas del regionalismo en la globalización: MERCOSUR-UE"
Lincoln Bizzozero

En esta exposición el tema central fueron los regionalismos, y en especial la diferenciación cualitativa de los nuevos procesos regionales, que han modificado las agendas externas. Asimismo destacó del proceso de mundialización, que hace cada vez más notorio el impacto externo en las decisiones internas, es decir, el régimen externo incide en la formulación de políticas.

Una pregunta que nace frente a este fenómeno es, según Bizzozero, ¿hasta qué punto los regionalismos pueden ser filtros de la mundialización? En este marco destacó como hitos importantes en la relación entre el MERCOSUR-Unión Europea (UE) la firma del Acuerdo Marco Regional (1995), el cual estableció un punto de inflexión, que hay que colocar en el contexto de los intereses comunitarios por América Latina, ya que hay que tener presente que la Unión Europea apuntó fuertemente al Cono Sur. En relación con lo anterior, afirmó que la realidad política indica que que Europa necesita un interlocutor con un modelo institucional para así poder negociar, por ende, la firma del Protocolo de Ouro-Preto, implica la cercanía de la UE, sus intereses y la firma el Acuerdo Marco Regional. No obstante, las dificultades aparecen al momento de llevar a la realidad los objetivos estratégicos del Acuerdo.

Según Bizzozero, la mundialización y la relación UE-MERCOSUR se enlazan por medio de los siguientes temas:
1. La seguridad: Las dos regiones ven aspectos comunes en la cultura que implica facilitar la cooperación, pero los últimos hechos como Kosovo, la detención de Pinochet, generan divisiones estratégicas de seguridad.
2. la construcción de la mundialización: En el plano del comercio internacional se han obstruido los canales. Se llegó a la Cumbre del grupo de Río-UE sin tener un mandato de la Comisión hasta una semana antes, y los resultados no han sido muy visibles.
3. Si la Unión Europea va a tener un aliado estratégico como el MERCOSUR son fundamentales ciertos aspectos, tales como la convalidación institucional, es decir, que existan actores políticos y sociales.

Para el expositor, la situación actual de las relaciones entre ambos bloques se podría caracterizar como de compás de espera, pues existe un bloqueo que no permite movilizar. A futuro la relación entre los dos bloques se puede dar de las siguientes formas: coordinación de política públicas regionales; uso seguidos de los modelos; desde un regionalismo más contestatario y definiendo un pacto social complejo, con equilibrios difíciles pero duraderos. "Países andinos" Adrián Bonilla.

El eje de la ponencia del Sr. Bonilla fueron las políticas de relaciones exteriores de los países de la región andina, tanto como naciones individuales y como una comunidad de naciones. Su tesis es que las políticas exteriores andinas no son comunes sino sólo en algunos temas, y que el fenómeno de la globalización contribuye a esa descoordinación.

Contexto político

El expositor planteó que los Estados nacionales andinos están sometidos a distintas tensiones, pero todos tienden a la fragmentación, ej. Colombia, Perú y Ecuador, son países en los que las regiones cuestionan la centralidad. Los Estados andinos son Estados nacionales que siguen funcionando en un escenario crecientemente complejo y que no establecen relaciones de interdependencia.

Seguridad

Respecto a los temas de la seguridad, señaló que enajenan el conjunto de la agenda de política exterior: hipotecándola o enajenándola. Un caso evidente es el de Colombia, país en el cual los problemas de seguridad y sus derivados domésticos se proyectan hacia el exterior, por ejemplo hacia Perú. Por lo tanto, en el plano de las relaciones exteriores de los países de la región andina, y siempre de acuerdo a esta exposición, los problemas de seguridad han llevado a una militarización y securitización de la agenda.

Temas comunes

Adrián Bonilla afirmó que el tema común para la política exterior de las naciones andinas pasa por la política de Estados Unidos hacia la región y sus procupaciones: narcóticos, comercio exterior y liberalización, democracia y derechos humanos, mediombiente. La modalidad de acción de Estados Unidos es por medio de la bilateral con cada uno de los países andinos. De acuerdo con el expositor, no existe estructurada en ningún país andino una política exterior, y la política exterior de los países andinos es en general reactiva.

Escenarios multilaterales

Sobre la Comunidad Andina de Naciones, CAN, Bonilla afirmó que no funciona y no va a funcionar, pues no hay voluntad política y existen mejores perspectivas de integración, tales como el NAFTA, el MERCOSUR, acuerdos bilaterales, y sobrevive porque aún se mantiene la retórica de la comunidad, que en los países andinos no es una realidad, y las posibilidades de esta institución son políticas y no comerciales y es por esa vía que es necesario explorar su razón de ser.
Volver a índice de esta página


"La internacionalización de las policías: el caso de la DEA"
María Celia Toro

En esta exposición se revisó el fenómeno de la globalización desde la óptica de las acciones policiales. El ejemplo paradigmátco que se propone es el de las actividades de la policía antidrogas de Estados Unidos, la Drug Enforcement Agency ( DEA). Se afirmó en ella que uno de los resultados de la globalización ha sido la internacionalización de la policía, y que la policía es nacional, entonces la DEA se presenta en otras jurisdicciones de dos formas: o trabajando con otras polícías, o violando jurisdicciones.

De acuerdo a la expositora, la historia de la DEA, cuyo trabajo es impedir el ingreso de drogas a Estados Unidos, es la de creación de policías homólogas o de desacato de jurisdicciones nacionales. Celia Toro afirmó que desde los años 80, la expansión extraterritorial de las leyes de Estados Unidos contra la droga implicó la expansión de la DEA en el mundo y que la DEA deja de trabajar como policía modelo e instructora y se involucrándose en aspectos más operativos, violando así acuerdos y jurisdicciones nacionales, por ejemplo las mexicanas, y se vuelve una policía transnacional.

Específicamente en el caso mexicano, se trató de regular las actividades de la DEA, en el entendimiento que esta organización viola acuerdos y soberanías. Proyecciones del ABC "Chile y sus relaciones estratégicas".
Volver a índice de esta página


Francisco Rojas

Para comprender la posición de Chile, afirmó el expositor, se hace necesario redefinir y analizar qué se entiende por relacionamiento estratégico. Este proceso ocurre dentro del marco de la globalización e implica la imbricación de lo doméstico y lo internacional. Rojas afirmó que se debe entender que Chile es un ejemplo del free raider, es decir, de aquellos países que emprenden en solitario sus incursiones en el plano internacional, principalmente en lo que tiene que ver con las actividades económicas y comerciales.

Esta manera de operar en el escenario internacional se ha vuelto común en América Latina, en donde cada uno de los países busca tener un relacionamiento particular y esto atenta contra el establecimiento de políticas comunes. Los países corren solos y esto dificulta una postura multilateral, que se reduce, en términos prácticos, en una nula capacidad de gestión concertada. Esta actitud provoca: · La no existencia de capacidad multilateral. · Un bajo grado de acción transnacional. · Nula capacidad individual. Esta actitud de las naciones latinoamericanas es una expresión de las tendencias que en conducta internacional han generado el fin de la guerra fría y la globalización, que producen fenómenos de integración y de dispersión.

Desde esa perspectiva, América Latina aparece como una región heterogénea, en donde al no estar consolidados los procesos de democratización y de estabilización, tendencias centrífugas en una subregión pueden tener fuertes consecuencias en otras. Existe, además, en la región, según el expositor, una aceptación sin capacidad de negociación de los parámetros latinoamericanos. Por lo tanto, ¿existe capacidad para operar en común? Y si existe, ¿interesa?

Finalmente y relacionado con lo anterior, Rojas planteó que los términos de negociación implican la capacidad política y los recursos disponibles; implican, además, la redefinición de lo estratégico y la capacidad y calidad de los recursos aplicados, elementos todos que escasean en América Latina. Por lo tanto, para este expositor, el desarrollo conceptual y la aplicación real de un sentido de comunidad requiere de un liderazgo que señale una visión de futuro, un camino a ser recorrido, objetivos y metas a ser alcanzados y cursos de acción para el logro de dichas metas.
Volver a índice de esta página


"Globalización y los nuevos temas de la agenda internacional"
José Gómez

José Gómez sostuvo en su ponencia que la relación entre la globalización, democracia, DERECHOS HUMANOS es una relación tensa y conflictiva. Gómez sostiene que la noción de globalización está connotada ideológicamente, por ejemplo: se le entiende de manera neoliberal. No es un concepto unívoco: no se identifica a la globalización con la globalización económica, sino que es un juego de presiones y un complejo de tensiones, y es relaciones de poder, y flujo de materiales e inmateriales.

Abarca casi toda la economía, temas militares, política, cultural. Desde el punto vista de la comprensión de los propósitos de la globalización, entendidad por ejemplo como un fenómeno de praxis histórica, el expositor sostiene que la globalización no tiene un telos único. Dentro del contexto dado por este fenómeno, el Estado gana y pierde poderes según el modo en que se redefine drásticamente la soberanía.

Una manera de ver cómo los Estados comienzan a tener una soberanía precaria, afirma Gómez, es la relevancia histórica, práctica y conceptual que han adquirido los derechos humanos y su relevancia en los conflictos de fin de siglo, ej.: Kosovo rompe el pasado y abre el futuro: "guerra humanitaria"; caso Pinochet, ambos implican la desterritorialización, del derecho y la extraterritorialidad. Al estar incorporados al escenario internacional globalizado, sostuvo que los derechos humanos operan en el Derecho Internacional, donde se rigen por acuerdos, sanciones, estándares y monitoreos (de y desde el régimen internacional) y desde allí ejercen su fuerza que alcanza al interior de los Estados y su accionar internacional, y es desde esa perspectiva que el caso Pinochet es emblemático. No obstante, el problema de los derechos humanos en el escenario internacional es su implementación, es decir, cómo operarlos en los Estados, que son los que los violan y que los deben respetar. Los derechos humanos en el escenario internacional, es que llevan a la redefinición de adentro hacia fuera de la soberanía, y que adicionalmente ponen en tensión los sistemas internos y, a nivel global, al sistema internacional.

Para Gómez, la redemocratización de América Latina coincide con un retroceso en materias de derechos civiles, lo que hace emerger la importancia de los derechos humanos. La cuestión democrática opera o tiene sus límites territoriales y estatales; los derechos humanos y el mercado, en cambio, son globales. El resultado del choque de estos elementos, la cruza de los límites conceptuales y jurídicos genera problemas serios, tales como, por ejemplo, la deslegitimación de los Estados. La democracia y los derechos humanos son temas de la globalización, misma que las refuerza o debilita, y que deslegitima a los Estados, y lleva también a que algunos Estados se refuerzen y otros se desmoronen. La globalización implica una redefinición de la soberanía estatal, y también una redefinición de las relaciones entre grupos e individuos.
Volver a índice de esta página


"El caso de Cuba"
Gabriel Gaspar

Para Gabriel Gaspar el tema cubano se puede observar y comprender desde la óptica del proceso de transición de regímenes de partido único a uno de Estado de derecho. De este proceso, sostiene, en América Latina se pueden citar tres ejemplos, México, Cuba, Paraguay.

Al interior de Cuba, según el expositor, se puede observar la inmutabilidad del sistema de partido único; que no emerge en los últimos años una alternativa que se perfile con alguna opción de cambio; la no existencia de un brote social ni un movimiento que sea una alternativa, con liderazgos claros. La persistencia del consenso nacional en torno a la idea de nación. Al lado de todo esto existe un malestar pues la economía no logra recuperar los niveles previos a la crisis de 1993-1994. Esto último, se da en un contexto en que los mecanismos de cohesión social aparecen desgastados en su práctica cotidiana.

Un fenómeno nuevo, y que destacó Gaspar, es la aparición de la diferenciación social debido a la apertura graduada. Existen dos economías, la del dólar y la del peso. Es una desigualdad pequeña para los estándares latinoamericanos, pero chocante para los isleños y los sectores leales a la revolución (servicios públicos), y los otros (servicios, familias en EEUU) son desafectos. En este contexto, se sostiene la pregunta de si es posible que se estructure un camino de transición. De ser así, ¿quién lo lidera? Actualmente existe un liderazgo carismático. Las experiencias socialistas de transición muestran que un sector del Estado converge con uno de la sociedad.

Generalmente en las transiciones socialistas un sector importante de las burocracias queda fuera, por ejemplo, las FFAA negocian la transición y quedan fuera el partido y los sistemas de seguridad. Gaspar, en el ámbito internacional, existirían tres fenómenos importantes: la pérdida progresiva de fuerza del anticastrismo más radical, aunque su lobby persiste; el espacio que dejó este anticastrismo no ha sido hasta la fecha ni reemplazado ni ocupado por moderados; la consideración que Estados Unidos hace de su grado de amenaza: Cuba ya no es amenaza para EEUU en el hemisferio. Frente a la relación EEUU-Cuba hay dos tendencias dentro de la isla: la de los independentista y la de los anexionistas; al revés, los estadounidenses no presentan grandes variaciones respecto a Cuba, actitud, por ejemplo, de los candidatos a la Presidencia.

Vale decir, a fines de siglo, la relación más importante en el plano bilateral de Cuba, y que tiene por cierto, consecuencias en el plano global para ambos países, no ha sufrido ningún cambio de importancia y no es probable que en el corto plazo lo vaya a sufrir.
Volver a índice de esta página


Análisis de Casos: desafíos a la gobernabilidad democrática "La situación de Colombia"
Gabriel Tokatlian

De acuerdo a Tokatlian, hay tres elementos esenciales para entender la situación colombiana: 1. La globalización. 2. El crimen organizado y su establecimeinto como clase social. 3. La intervención internacional.

El expositor sostiene que el contexto que pone la globalización a las naciones se puede entender por medio de las oposiciones: integración/desintegración, inclusión/exclusión; además la globalización se puede entender como un proceso asincrónico y heterogéneo en sus efectos. Más aún, Tokatlian afirma que existen espacios políticos donde se da una globalización efectiva y positiva, y otros en los que proliferan los resultados negativos, como es el caso de Colombia. Es decir, existe una "globalización defectiva", que erosiona la soberanía, debilita las economías, implica la precariedad de los Estados.

La identificación de un caso nacional como un problema mayúsculo para la comunidad internacional. Colombía estaría entonces padeciendo de este tipo de globalización. El crimen organizado como clase social. Para Tokatlian el crimen organizado colombiano, especialmente el ligado al narcotráfico es, además de ser una agrupación cuyo fin es el delito, otra clase social. Es la manifestación de un poder disgregativo de las capacidades económicas y sociales, que pone de relieve las debilidades e injusticias de un Estado y su régimen imperante.

El expositor postuló que si se le puede ver como una criminalidad organizada, entonces se pueden observar tres fases: a. Predatoria, para imponerse; b. Parasitaria, fase en la que interactúa con el poder económico y político, logra consenso y apoyo de parte de la población; c. Simbiótica con las instituciones económicas y sociales. Colombia está padeciendo los efectos de la tercera fase, favorecido esto por los siguientes fenómenos: la existencia de la prohibición al consumo, el fenómeno de la globalización económica, tecnológica y financiera; en el campo interno: el proceso de tres años de acelerado crecimiento económico, rapaz e individualista, la precaridad del Estado, política armada, valores de lenidad y aceptación mafiosa en los ilícitos mafiosos, inoperancia de la justicia (99,5% de impunidad en los homicidios).

Si se la mira como una clase social, sostiene Tokatlian, podemos ver al crimen organizado como una clase plebeya en ascenso, que busca lo que todas las clases sociales: reconocimiento, poder económico y político. Para comprender este fenómeno del ascenso como clase de los delicuentos organizados, es necesario considerar que Colombia no es una democracia liberal, pues permite que ocurran fenómenos aberrantes como la desaparición forzada de personas, y que no existe protección de los derechos civiles, lo que estaría configurando un ambiente en el cual la violencia contra las personas es un hecho recurrente, y parte del paisaje social. El crimen organizado, en su empeño por legitimarse tanto financiera como socialmente, ha realizado inversiones en campos, fincas en el 42% de los municipios, y poseen 1/3 de las mejores tierras. Asimismo destacó que las aperturas económicas favorecen el ingreso a la legalidad del narcotráfico.

Tokatlian detalló que los delincuentes llegan a la política desde la economía. Asimismó, afirmó que la guerrra en Colombia es sin principios y por ende la paz va a ser sin honor, y todos los sectores de la élite, FFAA corroidas, la derecha autónoma de los partidos y con enlaces con la droga terrateniente; la guerrilla les saca impuestos y opera también como narcotraficante, y que la guerra civil es una guerra civil impuesta, extendida, degradada, y que va hacia la deshumanización. Otros datos que revelan lo dañino de esta guerra son expuestos por Tokatilan : · El 10% de los municipios han sido destruidos total e irrecuperablemente. ·

En Colombia ha habido 250.000 homicidios en casi una década (1980-1990) · 300.000 colombianos se han ido. · 1.500.000 desplazados entre 1985-1999. · El 10% de los guerrilleros, el 50% de los paramilitares en el Magdalena, y el 40% de los soldados son menores de 18 años. El tema de la intervención Por último, sostuvo que ya existe en Colombia intervención, aunque de tipo indirecta por parte de EEUU, que es de alcance militar y financiero. Adicionalmente, a esta actividad, los vecinos militarizan las fronteras, lo que también configura una forma de intervención. En términos políticos existiría una noción de la intervención como impuesta.
Volver a índice de esta página


"El caso peruano"
Alberto Adriantzen

Para Alberto Adriantzen la situación de Perú debe ser contemplada con un pesimismo moderado, pues este país ocupa un puesto de vanguardia al romper las reglas democráticas, introduciendo así un elemento de inquietud en la región andina. La influencia y el peso político y económico de EEUU se hace notar al momento de analizar las posibilidades de establecer un comercio libre con Perú.

En EEUU, señala Adriantzen, comienza a surgir un debate acerca de integrar la política al libre comercio, lo que indica una mirada integral y no solamente económica a la zona de libre comercio. Una actitud como ésta perjudicaría a Perú si su record de transgresiones al sistema democrático persiste. Un antecedente que es necesario tener en cuenta, según el expositor, es, que a nivel social, en la región andina ha ocurrido un agotamiento de los consensos básicos en el modelo y que tiene impacto en la región: ajuste, ingobernabilidad, impacto social que impide aunar agendas. El resultado lógico de esta desilusión, es la generación de una nueva agenda en la región. Elementos para entender la situación internacional de Perú

En su ponencia, Adriantzen reseñó los siguientes elementos que permiten comprender mejor la situación que en el plano de las relaciones internacionales maneja Perú, al menos a nivel regional: 1. La globalización, que lleva a resaltar la importancia de la diversidad de la región. 2. La tipología de los países de la región: Países con sonsolidación democrática; países con consolidación democrática incierta, entre los que se cuentan Perú, Colombia, Ecuador. 3. La relación Perú-EEUU.

Es crucial para el gobierno de Perú. EEUU apoya a Fujimori en el autogolpe (1991). Perú estaba en una situación parecida a la de Colombia. Desde 1992 hasta 1995, la relación con EEUU contempla la efectividad del régimen para combatir al terrorismo, su apertura económica y disciplina fiscal. En una segunda etapa, que se inicia en 1995, tiene como hitos la reelección de Fujimori y los acuerdos de paz con Ecuador. Esta etapa se caracteriza por el autogolpe de Fujimori que fue el más grave acontecimiento político en Latinoamérica durante los años 90.

EEUU se manifiesta hoy preocupado por Perú, a partir de las posibilidades y consecuencias que podría acarrear la reelección de Fujimori, los temas en cuestión tienen que ver con: Estado de derecho, es decir el correcto funcionamiento de los tres poderes del Estado y el Tribunal Constitucional; derechos humanos, el tema de las cárceles y su ubicación en alturas, con lo que se convierten en una forma de tortura, temas de libertad de prensa y de expresión. En 1999 en EEUU ya se empieza a criticar abiertamente las violaciones a los DERECHOS HUMANOS y otros derechos en Perú.

La reelección de Fujimori comienza a ser vista en Estados Unidos con preocupación, sobretodo por sus métodos. El Presidente Fujimori, se favorece en sus ambiciones políticas del control relativo sobre el problema de la droga, pese a que se ha comenzado a procesar coca, por lo que este logro político-policial podría entrar en cuestión, además que EEUU sospecha que los servicios de inteligencia están metidos involucrados en este tema.

Para Alberto Adriantzen EEUU es una especie de broker del modelo fujimorista; le pone los límites, y ejerce un control difuso sobre él, impidiendo de esta forma el paso de Perú al gansterismo político, en conjunto con otros actores, como ONGs, la CIDH, la SIP, etc. Según el expositor, una parte del futuro democrático de la región se juega en la tercera reelección de Fujimori. Existen, empero, otros temas en la agenda: deuda externa y su renegociación, la modificación del modelo, que en algún momento no sólo Perú sino todos los países de la región van a tener que tratar.
Volver a índice de esta página


"Visión de América Latina desde el Banco Mundial"
Mirna Alexander, Representande del Banco Mundial

En su exposición, Mirna Alaxander destacó que es necesario mencionar que se aprecian nuevas tendencias dentro de la estrategia del Banco para la cooperación. Sostuvo que se advierte con preocupación desde el Banco que se está perdiendo la lucha contra la pobreza en Asia y en América Latina.

La estrategia del Banco desde hace 10 años ha sido, según Alexander, en relación a la pobreza: 1. Promoción del crecimiento con calidad, sostenible, en busca de la creación de crecimiento y empleo; 2. Desarrollo humano: salud, educación; 3. Protección social. Se reconoce la vulnerabilidad de parte de la población, lo que implica la creación de redes de protección social.

Existen dos tendencias a revisar, que son el empowerment, y las actividades que están relacionadas con los temas del cambio y el rol de los poderes públicos, tales como el Poder Judicial, los impuestos, la regulación, las finanzas públicas, es decir, interesa el tema del reforzamiento del papel del Estado. El Banco Mundial y América Latina.

Destaca la expositora que América Latina tiene para el Banco características que dificultan la aplicación de sus estrategias.
1. La Desigualdad de distribución del ingreso, que es la peor de todo el planeta. La peor distribución de toda América Latina la posee Brasil, la mejor, Uruguay, Argentina y Costa Rica.
2. La democratización de América Latina, que actualmente abarca la casi totalidad de la región, y muchas de estas democratizaciones son nuevas y necesitan ser mejoradas.
3. La preponderancia de los pueblos indígenas, especialmente en México, Bolivia, Perú, Ecuador. Esta situación implica una brecha enorme entre los niveles promedio en los países en educación, salud e ingresos; como ejemplo, se hace notar que el promedio de escolaridad de una mujer indígena boliviana es de 2 años, la de un varón es de 4 años. Esta situación implica una marcada desigualdad de oportunidades.
4. Ha entrado la región en la globalización, que implica una competencia fuerte en economía, y que marca una tendencia hacia el uso intenso de la tecnología.

En América latina los países más avanzados en este tema son Argentina y Brasil. Otra de las preocupaciones del Banco en relación a América Latina es el tema de la deuda externa. Su existencia crea dependencia en el mercado global financiero, lo que implica una situación de vulnerabilidad de los países, por medio de, por ejemplo, los impactos externos económicos; en este contexto, los pobres sufren más.

Como pronóstico, y relacionado con las posibilidades de mejorar la situación general de América Latina, afirma Alexnader que para el 2000 la región podría crecer un 2% o un 3%, lo óptimo sería un 6% o 7%. Se espera un mejor crecimiento en Centroamérica y México. Además, del cono sur se espera que crezca y que disminuya el desempleo; Brasil, más o menos 1%, también se espera crecimiento es Colombia, Ecuador y Venezuela. El papel del Banco La misión del Banco es la de implementar estrategias para superar la pobreza. El Banco es sensible al capital social, a su potenciación (empowerment), a los sectores vulnerables, los cuales deben ser protegidos de los impactos sicológicos que provocan los cambios que conlleva la globalización.
Volver a índice de esta página


"El rol de la sociedad civil en los organismos financieros internacionales"
Sandra Cesilini

Unida a la exposición de Mirma Alexander estuvo la de Sandra Cesilini. Ella puso de relieve que la otra gran preocupación del Banco pasa por el tema de la integración de la sociedad civil, los gobienos y el sector privado para que en conjunto diseñen y ejecuten programas. La sociedad civil ha sufrido una evolución dentro del Banco. En los años '80 se hablaba de la sociedad civil pensando en las ONGs, que hacían lobby concentrado en Washington. Frente a ellas, el Banco mantenía un diálogo defensivo y reactivo. Recalca que antes se les ponía atención a las ONGs como entidades ejecutoras de proyectos, implementadores baratos y eficientes de proyectos y no se les hacía participar en los diálogos sobre las políticas del Banco.

Hizo notar también que desde hace unos cinco años comenzó una nueva etapa de diálogo constructivo al cual se han sumado otras entidades, además de las ONGs tanto del norte como del sur, tales como los sindicatos, organizaciones religiosas, etc. En relación a lo anterior, se destaca el hecho que en 1993, el 28% de las operaciones del Banco Mundial involucraban a algún tipo de organización civil; para 1999, el 60% de las operaciones incluyen algún tipo de participación de la sociedad civil, aunque es necesario ver el tipo y la calidad de ese involucramiento.

El nuevo enfoque del Banco, señaló la expositora, sumado a los nuevos instrumentos, como el Esquema Comprensivo para el Desarrollo, las estrategias de reducción de la pobreza, abren una nueva ruta para la relación con la sociedad civil.

Los desafíos

Para lograr una plena participación de la sociedad civil, afirmó Cesilini, es necesario un diálogo multiparticipativo, en el que estén incluidos el gobierno, la sociedad civil, el sector privado. El Banco quiere convertirse en un facilitador de esa relación. Otro desafío está en directa relación con los procesos de transición de poder y la voz de la sociedad civil en dichos procesos. Se afirma que es necesario diseñar y aplicar mecanismos internos en los Estados a fin de que opere la inclusión de la sociedad civil.

El Banco busca crear ambientes propicios para la sociedad civil, vale decir colaborar para crear marcos regulatorios, fiscales, institucionalizar los procesos de participación, mejorar el acceso a la información, capacitar a los pobres para que participen.

Para Cesilini una de las medidas que facilita la participación de la sociedad civil en la vida pública es la descentralización, que permite una mejor relación entre los pueblos y sus gobernantes, ya que la descentralización permite expresar las demandas y recibir buena información.

Los riesgos y los elementos negativos de la descentralización pasan por ejemplo por las posibles represiones locales, retención de impuestos. Hay costos y beneficios en la descentralización, por ejemplo, es una decisión cara, pero vale la pena reflexionar cuál es el costo y cuál es el beneficio para cada nación.
Volver a índice de esta página

 
 
 Visítenos en
Leopoldo Urrutia 1950, Ñuñoa, Santiago, Chile
Teléfonos: (562) 2257357 - 2259938
Fax: (562) 2741004
E-mail: flacso@flacso.cl
Sugerencias a ppardo@flacso.cl