ORGANIZACIONES SOCIALES

Sindicatos

En términos generales, la presencia de mujeres en el poder sindical ha sido excepcional. Si bien, como ocurre en toda la región, hay áreas de la actividad laboral donde la intervención de mujeres es masiva -la educación, la salud, la industria textil y de la confección-, la dirección gremial y sindical está en manos de varones. En la década de los 60 se crearon departamentos femeninos en diversos sindicatos y federaciones, sin que ello significara una mayor presencia en puestos de decisión.

Existen varias confederaciones sindicales: la Confederación de Trabajadores de Venezuela, CTV, la más fuerte y numerosa; la Confederación Unitaria de Trabajadores, CUTV; la Confederación de Sindicatos Autónomos, CODESA; y la Confederación General de Trabajadores, CGT. En 1990 la CTV eligió una mujer en su Comité Ejecutivo, Amarilis Valor, dirigenta del Sindicato Textil y de la Federación CENTRATEX. CODESA, organización vinculada a sectores cristianos, era dirigida por una mujer entre once miembros. La CUTV tenía tres mujeres entre sus quince directivos y la CGT, dos entre 24 dirigentes.

En la CTV, la presencia femenina es algo superior en las Federaciones Regionales que en el Comité Ejecutivo. Sin embargo, sólo una Federación Regional es presidida por una mujer. Esta Confederación creó recientemente un Departamento de la Mujer y la Familia, el que comienza a discutir el liderazgo sindical femenino. También se han iniciado cursos de formación para mujeres con presencia en directivas sindicales en el Instituto de Estudios Sindicales, INAESIN.

La Confederación Unitaria de Trabajadores de Venezuela, CUTV, constituyó un Departamento de Mujeres a fines de los 60. Ha conmemorado el 8 de Marzo y realizado numerosos Encuentros de la Mujer Trabajadora. Desde 1986 es un Departamento autónomo que tiene por objeto luchar por la igualdad de derechos de la mujer en general y de las trabajadoras en particular. Está formada por el Departamento Nacional y por comisiones femeninas de las centrales regionales y de centrales por rama de actividad económica. Ha participado en la lucha por reformas al Código Civil y de la Ley del Trabajo.

Asociaciones de Vecinos

Las Asociaciones de Vecinos, organizaciones ciudadanas autónomas de gran vitalidad, nacidas en los años 60, han efectuado campañas de opinión desde la década del 70. La crisis institucional local, la violación de ordenanzas municipales, los casos notorios de corrupción en diversos municipios, etc., han sido el impulso a la organización para presionar a los concejales y otros funcionarios. De hecho, el movimiento vecinal ha jugado un rol significativo en la reforma del sistema municipal. En 1977, la Federación de Asociaciones de Comunidades Urbanas (FACUR), que agrupa la mayor parte de las asociaciones vecinales de los sectores medios de Caracas, dirigió a los legisladores un diagnóstico y algunas proposiciones que se encuentran en la base de las reformas introducidas con el correr de los años, no sin una acción sostenida de las asociaciones.

En mayo de 1986, el Tercer Encuentro Nacional de Federaciones de Asociaciones de Vecinos acordó exigir la implantación de las reformas y la creación de los municipios autónomos con participación de la comunidad e impulsar un movimiento de opinión pública en favor de las reformas y la democratización municipal. La campaña se llamó "queremos elegir" y reunió cien mil firmas en apoyo a sus demandas. En 1989 la Coordinadora Nacional de Federaciones de Vecinos, CONFEVECINOS, elaboró un Proyecto de Reglamento sobre la Participación de la Comunidad.

Sólo en noviembre de 1990 se decretó el Reglamento Parcial Nº 1 de la Ley Orgánica de Régimen Municipal, donde se precisaron los mecanismos y condiciones para el funcionamiento de las Asociaciones de Vecinos.

La participación femenina en las Asociaciones de Vecinos es importante, muchas son presididas por mujeres, si bien no existen registros desagregados por sexo. En 1990 FACUR reportaba 180 asociaciones en Caracas y el área metropolitana, aunque sin información sobre sus asociados desagregados por sexo. Un estudio de una muestra de 15 asociaciones realizado en 1985 mostraba que en un tercio las mujeres superaban el 60%, en otro tercio, el 50%, en un quinto era mayor al 40%.

Organizaciones empresariales

En el ámbito empresarial también tienen una trayectoria las mujeres. En FEDECAMARAS, máximo organismo de los empresarios del país, de las 301 Cámaras que agrupaba en 1991, 14 -el 4,6%- eran presididas por mujeres.

MUJERES EN LAS DIRECTIVAS DE LAS PRINCIPALES

CONFEDERACIONES SINDICALES, 1990

Confederación

Ambos

Mujeres

/Total

 

sexos

 

%

Confederación de Trabajadores de Venezuela, CTV

17

1

5,9

Confederación Unitaria de Trabajadores de Venezuela, CUTV

15

3

20,0

Confederación de Sindicatos Autónomos, CODESA

11

1

9,1

Confederación General de Trabajadores, CGT

24

2

8,3

 

Fuentes: García, Evangelina, Op. Cit.

 

MUJERES EN LA DIRECCIÓN ORGÁNICA DE LA CONFEDERACIÓN

DE TRABAJADORES DE VENEZUELA, 1990

Organo

Ambos

Mujeres

/Total

 

sexos

 

%

Comité Ejecutivo

17

1

5,9

Federaciones Regionales

472

34

7,2

 

Fuentes: García, Evangelina, Op. Cit.