ORGANIZACIONES SOCIALES

El mundo social es rico en organizaciones de mujeres. Su clasificación es difícil, por cuanto las hay de diverso origen, tamaño, objetivo, intensidad de acción y continuidad. Algunas se reúnen en un momento determinado para realizar una acción específica o no tienen estructura, sino que sus integrantes actúan frente a problemas particulares. Aun cuando algunas tienen como objetivo organizar a las mujeres en la comunidad para acciones concretas, no las hay que tengan como tarea dinamizar el movimiento de mujeres propiamente tal.

El análisis de las organizaciones existentes da cuenta de grupos de origen gremial que se constituyen o bien para trabajar con las mujeres de una profesión determinada o para trabajar con la comunidad a partir de su gremio: la Alianza Panamericana de Mujeres Médicas (filial venezolana), Mujer y Comunicación, la Unión de Mujeres Ucevistas, la Federación Venezolana de Abogadas, FEVA, y la Federación Venezolana de Secretarias con las asociaciones que agrupa. En el ámbito sindical destacan el Departamento Femenino de la Central Unitaria de Trabajadores de Venezuela con las comisiones femeninas de sindicatos, federaciones y centrales regionales afiliadas a ella, el Departamento de la Mujer y la Familia de la Confederación de Trabajadores de Venezuela, el Area Mujer de la Confederación de Sindicatos Autónomos de Venezuela, CODESA, el Sector Mujer de la Confederación de Trabajadores de Venezuela, CGT y el Sindicato de Trabajadoras del Hogar - Distrito Federal y Estado de Miranda, SINTRAHOGAR. La CUTV realizó desde los años 70 Encuentros de la Mujer Trabajadora. Desde allí, la dirigenta Eumelia Hernández convocó año a año al Comité Pro-Conmemoración del 8 de Marzo, hasta 1985, cuando esta tarea fue asumida por la Coordinadora de Organizaciones No Gubernamentales de Mujeres, CONG. En su labor promueve las Comisiones Femeninas en los sindicatos y federaciones realizando actividades educativas, talleres, seminarios y cursos a nivel superior.

Otros grupos son de orientación feminista, como el Grupo de Teatro de Calle 8 de Marzo, la Liga Feminista de Maracaibo que dio origen a la Casa de la Mujer de Maracai y el Grupo Feminista Miércoles. En mayo de 1984 se creó la Revista de mujeres, La Mala Vida, dinamizadora del debate entre feministas y grupos de mujeres.

Dirigidas a la organización de las mujeres en la comunidad están Mujer y Comunidad, Amas de Casa en Acción, ACA y Mujer y Familia. Los Círculos Femeninos Populares nacieron en 1974 por iniciativa de mujeres de CESAP, adquiriendo luego autonomía como organización. En ellos participan mujeres de sectores populares o identificados con sus luchas a nivel local, estatal y nacional. Realizan actividades de formación, organización, solidaridad y autofinanciamiento. En 1986, tras una marcha, entregaron al Presidente de la República un Manifiesto de las Madres con reivindicaciones relativas a fuentes de trabajo, salarios, seguridad social, congelación de precios y protección al consumidor, comedores populares y escolares y guarderías infantiles. Desde 1989 se han expresado frente a la crisis económica y política del país y en 1992 elaboraron un documento manifestándose contra la corrupción en la justicia y por mayor participación femenina en la toma de decisiones. Estos grupos reciben el apoyo de la Red Todas Juntas.

En los partidos políticos, en los años sesenta se produjo el rescate de los departamentos femeninos como órganos de lucha electoral y como instrumentos de acción en favor de las mujeres dentro y fuera de ellos. En la actualidad existen la Comisión Asesora de Políticas hacia la Mujer del Movimiento al Socialismo, MAS, el Departamento de Participación de la Mujer del Movimiento Electoral del Pueblo, MEP, el Frente de Trabajo entre las Mujeres del Partido Comunista de Venezuela, PCV. Acción Democrática, AD y COPEI, tienen secciones femeninas

En 1975 tuvo lugar el Primer Congreso Venezolano de la Mujer, que propuso la creación de servicios de planificación familiar, módulos de servicio comunal y otros programas de carácter social para mejorar las condiciones de vida de las mujeres. En 1979, el Primer Encuentro de Feministas propuso Tribunales de Familia integrados por feministas, apoyar el proyecto de legalización del aborto, protestar por la iscriminación de las trabajadoras domésticas y organizar el Primer Encuentro Feminista Latinoamericano.

El Comité Luto Activo es una organización de familiares de asesinados por miembros de las Fuerzas Armadas y Policiales del país creada en 1981, que reclama justicia ante los organismos competentes, denuncia a la opinión pública los actos de violencia, apoya a los familiares de nuevos casos e informa a los organismos internacionales de derechos humanos.

También está presente en Venezuela la tradición de trabajo voluntario, la que da origen a otros sector de organizaciones femeninas con diversas orientaciones. Entre ellas están el Voluntariado de Hospitales, los numerosos Comités de Damas de organismos públicos y empresas del Estado y el Comité de Damas de FEDECAMARAS, que promueve la creación de Centros de Capacitación Industrial.

Existen otras organizaciones de mujeres con diversos objetivos específicos, como el Frente Continental de Mujeres contra la Intervención, Mejor TV, Movimiento de Mujeres de Mérida, el Grupo de Estudios Mujer y Medio Ambiente, GEMA, Mujeres por el Futuro, la Asociación Civil "La Mujer y el Quinto Centenario del Descubrimiento de América" y el Club Soroptimista Internacional de Caracas. La Unión de Mujeres Negras fue creada en 1989 para realizar un diagnóstico de la mujer negra en Venezuela, facilitar el intercambio de experiencias entre mujeres negras de diferentes regiones y desarrollar estrategias organizativas. Realizó en 1993 el Primer Encuentro Nacional de la Mujer Negra.

Varias de estas organizaciones forman parte de la Coordinadora de Organizaciones No Gubernamentales de Mujeres, CONG, que representa un etapa de gran significación en el desarrollo de una acción concertada de las mujeres como actor social colectivo. En 1986 articuló la acción en favor del proyecto de Ley Orgánica del Trabajo, reuniendo las firmas necesarias para apoyar la propuesta surgida de sus reuniones de trabajo ante el Congreso de la República.

En Venezuela se da una situación especial dada la articulación específica entre mujeres de partidos políticos, en cargos públicos y de las organizaciones sociales. Este hecho permitió la puesta en marcha en 1988 de una estrategia de acciones de presión para lograr mayor presencia de mujeres en las listas de candidatos: la conformación del movimiento "Mujeres Dirigentes Unidas", una declaración dirigida a los partidos políticos y visita a los candidatos presidenciales para plantear demandas, publicación de un manifiesto en la prensa nacional, foros y encuentros en todo el país, realización de una marcha unitaria y pluralista de mujeres dirigentas hasta el Congreso. Por su parte, mujeres de los partidos llevaron a cabo numerosas acciones de calle, foros, asambleas, encuentros, donde se planteaba a sus candidatos las demandas de las mujeres por el logro de la verdadera igualdad.

TIPOS DE ORGANIZACIONES SOCIALES

DE MUJERES, 1993

 

Gremial y sindical (1)

8

Derechos y Autoayuda

4

Género

3

Política

3

Cultural

3

Universitaria

1

Servicios de apoyo

3

Mujeres Negras

1

Voluntariado (2)

3

Otras

3

Total

32

 

 Notas:

(1) Se incluye las organizaciones de nivel nacional de las Centrales Sindicales. Sindicatos, Federaciones y Centrales Regionales también tienen Departamentos Femeninos.

(2) Los Comités de Damas del sector público superaban la veintena en 1989.

Fuentes: Unidad de Investigación de Venezuela, Proyecto Mujeres Latinoamericanas en Cifras, 1993. Mujer/Fempress. COFEAPRE, Despacho de la Ministra de Estado para la Promoción de la Mujer, II Congreso Venezolano de la Mujer, Carácas, 1992.