MORTALIDAD Y SUS CAUSAS

El descenso de la mortalidad desde los años cincuenta ha sido apreciable en Nicaragua, aunque aún se sitúe entre los países de niveles más altos. En el primer quinquenio de los cincuenta se estimaba una tasa del 23 por mil, la que había disminuido al 7 por mil en el primer quinquenio de los noventa.

Sin embargo, ese cambio ha sido mucho menor en el plano de su composición etaria: al iniciarse los noventa se estima que todavía un 38% de las muertes anuales corresponde a menores de cinco años. Las diferencias de composición entre los sexos no son tan marcadas como en otros países, salvo en las edades donde los hombres son afectados por las muertes violentas. En la década de los ochenta estas diferencias eran aún mayores.

La evolución de estas diferencias entre hombres y mujeres puede apreciarse mejor al examinar la composición por sexo de las muertes anuales. El incremento de la mortalidad masculina se aprecia en las edades jóvenes y maduras, marcadas por esa sobremortalidad masculina a causa de accidentes y violencia.

El cuadro epidemiológico que muestra el registro oficial de las principales causas de muerte para todas las edades presenta una distorsión importante: aparecen sobrerrepresentadas las causas referidas a los adultos y mayores, enfermedades circulatorias, tumores y accidentes, debido al enorme subregistro de las muertes de menores de cinco años, que suelen tener como causa las enfermedades infecciosas y parasitarias (hay que recordar que se calcula que el 38% de las muertes anuales corresponde a estos menores).

Se estima que lo que sucede en realidad es una polarización epidemiológica: como ocurre en otros países en desarrollo, su transición está pasando por el aumento de la mortalidad por causas degenerativas, antes que las infecciosas hayan disminuido significativamente, debido a las condiciones imperantes.

Al examinar los tumores como causa de muerte, puede apreciarse que mientras en las mujeres más de un tercio procede del aparato reproductivo, esa proporción sólo es del 14% en el caso de los hombres. Destacan los que afectan el cuello del útero, que representan más de un cuarto de las muertes por cáncer y que reflejan, a su vez, el deficiente estado de los servicios de salud de detección temprana del cáncer.

El examen de las principales causas de muerte en edades adultas permite comprobar mejor las diferencias que existen al respecto entre hombres y mujeres. En términos generales, las mujeres mueren más por enfermedades crónicas, en especial por cáncer, mientras los hombres lo hacen por traumatismos fatales, por accidentes o por violencia.

Entre los jóvenes de 15 a 34 años la diferencia más notable es la extraordinaria sobremortalidad masculina producida por traumatismos externos (accidentes, suicidios y violencia), que suponen cerca de la mitad de las muertes anuales entre los varones.

Entre los adultos de 35 a 49 años destaca la elevada mortalidad femenina por tumores malignos, que alcanza en 1992 a representar cerca del 30% de total de decesos femeninos, mientras supone el 7% en los masculinos. Los varones de estas edades mueren principalmente de enfermedades circulatorias, cirrosis y otras afecciones al hígado, accidentes y violencia.

Las estimaciones sobre mortalidad infantil arrojan cifras que sitúan a Nicaragua entre los países que presentan las tasas más elevadas en la región: para el período de 1982 a 1992 se calcula que mueren 60 niños por cada mil nacidos vivos.

En correspondencia con esta alta mortalidad infantil, todavía la mitad de esos decesos sucede en el período posneonatal, en circunstancias que es en esa etapa cuando la aplicación de medidas sanitarias básicas reduce notablemente dicha mortalidad.

En cuanto a las causas, puede apreciarse que se ha ido reduciendo el peso de las enfermedades infecciosas (intestinales y respiratorias). En países donde hay un sistema de salud eficaz, la importancia de los decesos perinatales tiene otra lectura que en países como Nicaragua, donde pueden estar asociados a la atención en el proceso obstétrico.

EVOLUCION DE LA MORTALIDAD

SEGUN SEXO Y EDAD

(Tasas por mil)      
Edad

1950-1955

1970-1975

1985-1990

 

Tasa

%

Tasa

%

Tasa

%

Mujeres

0-4

52,5

45,0

28,2

44,2

14,0

37,2

5-19

10,4

16,9

5,3

17,3

2,4

14,2

20-59

11,3

20,9

6,3

19,4

3,1

19,1

60 y más

72,4

17,2

52,3

19,1

37,7

29,5

Todas

21,9

100,0

12,1

100,0

6,4

100,0

Hombres

0-4

60,4

48,5

31,5

46,3

14,7

37,9

5-19

10,4

15,6

5,6

17,1

2,7

15,5

20-59

13,1

21,0

7,5

20,5

4,1

19,9

60 y más

82,7

14,9

60,0

16,1

45,1

26,6

Todas

24,4

100,0

13,3

100,0

7,3

100,0

 

Fuentes: CELADE, Boletín Demográfico, Año 26, N 51, Santiago de Chile, 1993. CELADE, Información no publicada.

 

PRINCIPALES CAUSAS DE MUERTE, POR SEXO,

TODAS LAS EDADES, 1992

(Tasas por cien mil)     
Causas

Hombres

Mujeres

 

Tasa (1)

%

Tasa (1)

%

/Total

     

%

Todas las causas

262,5

100,0

373,8

100,0

43,2

Causas mal definidas

13,4

5,1

15,4

4,1

48,4

Total por causas definidas

249,1

100,0

411,2

100,0

42,9

Enfermedades circulatorias

64,0

25,7

70,5

19,6

49,6

Tumores

32,5

13,0

24,6

6,9

58,9

Accidentes

20,0

8,0

76,1

21,2

22,1

Perinatales

23,6

9,5

36,4

10,1

41,2

Obstétricas

5,6

2,2

-

-

100,0

 

 Notas:

(1) Muertes registradas sobre población estimada.

Fuentes: MINSA-SINEVI, Registros 1992, Cuadro inédito. CELADE, Boletín Demográfico, Año 26, N 51, Santiago de Chile, 1993.

 

PRINCIPALES CAUSAS DE MUERTE POR CANCER

EN HOMBRES Y MUJERES, 1992

Causas

Hombres

Mujeres

 

N

%

N

%

/Total

     

%

Tumor de la mama

2

0,4

53

7,9

96,4

Tumor del cuello del útero

-

-

173

25,9

100,0

Tumor de la placenta y útero

-

-

2

0,3

100,0

Tumor de la próstata

64

13,7

-

-

-

Tumor del estómago

75

16,1

64

9,6

46,0

Leucemia y otros tumores del tejido linfático y órg. hematopoyéticos

79

17,0

55

8,3

41,0

Tumor de tráquea, bronquios, faringe

34

7,3

18

2,7

34,6

Tumor recto, porción rectosigmoidea y del ano

8

1,7

14

2,1

63,6

Otros tumores malignos y no bien especificados

204

43,8

288

43,2

58,5

Total de muertes por cáncer

466

100,0

667

100,0

38,9

Subtotal cáncer aparato reproductivo (1)

64

14,1

223

34,5

77,7

% respecto total de defunciones todas las causas

-

0,9

-

4,1

-

 

 Notas:

(1) Se refiere al subtotal de tumores en el aparato reproductivo entre los bien especificados.

Fuentes: MINSA-SINEVI, Registro para 1992, Cuadro inédito.

 

EVOLUCION DE LA MORTALIDAD INFANTIL

POR ZONA

(Tasas por mil nacidos vivos)   
Año

Total país

Urbana

Rural

1960

130

128

131

1963

124

121

127

1965

122

115

123

1968

119

103

123

1970

112

94

114

1972

104

83

111

1974

99

82

105

1982-1983

83

67

98

1982-1992

60

51

68

 

Fuentes: Behm y Robles, La mortalidad en la niñez en Centroamérica, Panamá y Belice, 1970-1985, CELADE, Costa Rica, 1988. INEC/FNUAP, ESDENIC 85: Factores sociales de riesgo para la sobrevida infantil en Nicaragua, Nicaragua, octubre de 1991. PROFAMILIA/CDC, Encuesta sobre Salud Familiar de Nicaragua 92-93, Nicaragua, noviembre de 1993.

 

EVOLUCION DE LA MORTALIDAD INFANTIL

(Porcentajes)   
Año

Mort. infantil

Mort. neonatal

Mort. posneonatal

 

(1)

(2)

(3)

1983

100,0

40,6

59,4

1985

100,0

45,2

54,8

1990

100,0

35,1

64,9

1992

100,0

52,7

47,3

 

 Notas:

(1) Defunciones de menores de 1 año.

(2) Defunciones de menores de 28 días.

(3) Defunciones de menores de 1 año pasados los 28 días de edad.

Fuentes: MINSA, Series Estadísticas Históricas, Cuadros inéditos.

 

PRINCIPALES CAUSAS DE MORTALIDAD INFANTIL,

1968-1992

(Porcentajes)    
 

1968-1969

1975

1983-1984

1992

Enfermedades infecciosas    
Total

51

51

34

25

Diarreas

47

32

29

22

Enfermedades respiratorias    
Total

14

24

10

13

Neumonía

8

6

  
Perinatales

-

4

29

43

 

Fuentes: Barberena, Angeles, Mortalidad por causas en Nicaragua, 1963-1976, inédito. OMS, Anuario de estadísticas sanitarias mundiales, Ginebra 1979. MINSA-SINEVI, Cuadros inéditos

PRINCIPALES CAUSAS DE MUERTE EN EDADES ADULTAS. POR SEXO, 1992
Fuentes: MINSA-SINEVI, Registros para 1992, Cuadro inédito. CELADE, Boletín Demográfico, Año 26, Nº51, Santiago de Chile, 1993