ESTRUCTURA DEL EMPLEO

La participación laboral de ambos sexos presenta diferencias en los distintos planos de la estructura ocupacional: ramas de actividad económica, categorías ocupacionales y grupos profesionales de ocupación.

En cuanto a la distribución según ramas de actividad, las mujeres se ocupan principalmente en la rama de servicios, registrándose mucho menos como trabajadoras de la industria y la agricultura. En 1991 la población ocupada femenina se empleaba un 68,9% en los servicios, un 18,9% en la industria y un 12,2% en la agricultura. Por el contrario, los hombres se ocupaban más repartidamente por las tres ramas: en 1991, un 42% en los servicios, un 24,2% en la industria y un 33,8% en la agricultura.

Con la crisis de los años ochenta descendió la participación de ambos sexos en la industria, pero aumentó el registro de las mujeres ocupadas en el agro. Entre 1979 y 1991, la proporción de mujeres ocupadas en la industria disminuyó del 22,5% al 18,9%, mientras la registrada en la agricultura aumentó del 5,9% al 12,2%.Más de la mitad de la población ocupada mexicana se emplea como asalariada, si bien lo hacen con mayor frecuencia las mujeres que los hombres: en 1991 eran asalariadas un 61,5% de las ocupadas, cifra que era del 52,5% en el caso de los ocupados varones. Las mujeres también se registran más como familiares no remunerados: en 1991 un 17,5% de las ocupadas, frente al 11,5% de los hombres.

En el resto de las formas de emplearse (como patrones y como trabajadores por cuenta propia) la proporción de ocupadas es menor que la de sus homólogos varones. Los patrones son un 10,3% de la población ocupada masculina y un 25,7% los cuentapropistas, cifras que son del 2,2% y 18,8% en el caso de la población ocupada femenina.

De esa forma, las mujeres son el 40% del total de familiares no remunerados y cerca del 34% de los asalariados, pero sólo el 24,2% de los cuentapropistas y el 8,6% de los patronos. La casi ausencia en el ámbito patronal se refiere a los obstáculos de género que las mujeres encuentran para acceder a los puestos de poder social. La débil presencia entre los cuentapropistas guarda relación con el desbalance que existe entre ambos sexos en el área rural, donde una buena parte de los campesinos se registra trabajando por cuenta propia.

Al examinar los grupos profesionales, puede apreciarse que las mujeres se ocupan sobre todo como empleadas y vendedoras (en 1991, un 37,4% del total de ocupadas) y como trabajadoras de servicios personales (23,3%), mientras los hombres lo hacen principalmente como trabajadores agrícolas (33,6%)y no agrícolas (32,8%).

Como sucede en el resto de América Latina, destaca en México la alta proporción de técnicos y profesionales que presenta la PEA femenina (13,7%), bastante mayor de la que aparece en la masculina (8,0%).

Así, las mujeres tienen una alta presencia en tres grupos profesionales: en 1991, eran el 56,7% del total de los trabajadores de servicios personales, el 51,5% de los empleados y vendedores y el 42,9% de los técnicos y profesionales. Por el contrario, tienen baja participación como gerentes y administradores (15,7%), trabajadores agrícolas (11,9%) y no agrícolas (15,9%).

Las diferencias de ocupación entre mujeres y hombres se hacen más evidentes cuando se individualiza cada una de las profesiones, sin reunirlas en grandes grupos. En la Encuesta de Empleo de 1991 se publica una desagregación de esos grandes conjuntos, si bien no a nivel individual.

Entre los Directores y Gerentes, se separan Directores de la Administración Pública y los gerentes de la empresa privada, para evidenciar que, en ambos casos, las mujeres tienen una baja participación. Entre los Técnicos y Profesionales, las mujeres tienen alta presencia entre los técnicos especialistas y baja entre los profesionales. Un ejemplo muy común es el caso de salud, donde la mayoría de los médicos son hombres, mientras las mujeres son la casi totalidad de las enfermeras.

Entre los empleados, las mujeres son mayoría en el grupo de los oficinistas (la mayoría como secretarias) y, entre los trabajadores urbanos, una participación mediana como obreros y baja como supervisores. En el caso de los trabajadores de Servicios Personales, las mujeres son la casi totalidad de las empleadas domésticas, mientras los hombres lo son de los vigilantes y otros empleados de protección.

POBLACION OCUPADA, SEGUN SEXO Y

RAMA DE ACTIVIDAD ECONOMICA, 1979-1991

(Porcentajes)    
 

1979

1991

Ambos sexos

Agricultura

33,8

26,8

Industria

26,6

22,6

Servicios

39,6

50,6

Total

100,0

100,0

Hombres

Agricultura

36,3

33,8

Industria

28,4

24,2

Servicios

34,3

42,0

Total

99,0

100,0

Mujeres

Agricultura

5,9

12,2

Industria

22,5

18,9

Servicios

71,6

68,9

Total

100,0

100,0

Mujeres/Total

Agricultura

nd

12,3

Industria

nd

25,4

Servicios

nd

42,2

Total

100,0

30,4

 

 Notas: Corresponde a la población de 12 y más años de edad.

Fuentes: SPP, Encuesta Continua sobre Ocupación 1979, Nivel Nacional, México, 1980. INEGI, Encuesta Nacional de Empleo 1991, México, 1993.

POBLACIÓN OCUPADA, POR SEXO
SEGÚN CATEGORÍA OCUPACIONAL, 1991

Fuente: INEGI, Encuesta Nacional de Empleo 1991, México. 1993.
COMPOSICIÓN POR SEXO DE LAS CATEGORÍAS OCUPACIONALES, 1991

 
Fuente: INEGI, Encuesta Nacional de Empleo, 1991, México 1993.

 

COMPOSICIÓN POR SEXO DE LOS GRUPOS OCUPACIONALES, 1991

 
Fuente: INEGI, Encuesta Nacional de Empleo 1991, México. 1993

 

POBLACION OCUPADA, POR SEXO

SEGUN GRUPO OCUPACIONAL, 1991

(Porcentajes)   
 

Ambos sexos

Mujeres

Hombres

Gerentes y administradores

2,0

1,0

2,4

Profesionales y técnicos

9,7

13,7

8,0

Empleados y vendedores

22,1

37,4

15,4

Trabajadores agrícolas

26,5

10,4

33,6

Trabajadores no agrícolas

27,2

14,2

32,8

Trabajadores servicios personales

12,5

23,3

7,8

Total

100,0

100,0

100,0

Nº (en miles)

30.534

9.277

21.257

 

 Notas: Corresponde a la población de 12 y más años de edad.

Fuentes: INEGI, Encuesta Nacional de Empleo 1991, México, 1993.

 

SEGMENTACION OCUPACIONAL FEMENINA,

1991

(Porcentajes de mujeres sobre el total)    
 

Alta

Media

Baja

Muy baja

 

(Más de 50%)

(30% a 50%)

(11% a 29%)

(10% y menos)

Directores y gerentes  

Directores públicos

 
   

Gerentes privados

 
Profesionales y técnicos

Técnicos Especialistas

 

Artistas profesionales

 
Empleados y vendedores

Oficinistas dependientes

Vendedores ambulantes

  
Agricultores  

Trabajadores agrícolas

Mayorales Operadores maq. agrícola

Trabajadores no agrícolas 

Obreros

Supervisores

 
Trabajadores servicios personales

Empleados domésticos

  

Protección y vigilancia

 

Fuente: INEGI, Encuesta Nacional de Empleo 1991, México, 1993.