ORGANIZACIONES DE DERECHOS HUMANOS

El largo conflicto político-militar, generó en Guatemala, al igual que en los demás países de la subregión afectados por la situación, organismos y grupos de defensa de los derechos humanos. A comienzos de los años setenta, se formó la Asociación de Familiares de Desaparecidos, que se disolvió en 1974, cuando fue asesinado su abogado y principal organizador.

Hacia fines de los setenta, nació la Comisión Nacional de Derechos Humanos, cuya fundadora está desaparecida desde 1980. Sectores cristianos formaron el Comité Pro Justicia y Paz y en 1984, las viudas y madres de estudiantes asesinados y desaparecidos de la Universidad de San Carlos formaron el Grupo de Apoyo Mutuo (GAM). También fue creado el Consejo de Comunidades Runujel Junam (CERJ) de comunidades indígenas y luego, la Coordinadora Nacional de Viudas de Guatemala (CONAVIGUA). En 1988 surgieron el Centro de Investigación, Estudios y Promoción de los Derechos Humanos (CIEPRODH) y el Instituto Guatemalteco de Estudios Legales y Derechos Humanos.

Como en todos los países que sufrieron dictaduras militares en América Latina, estos grupos y organizaciones presentan una alta composición femenina, sin que existan cifras fidedignas al respecto. Dirigentas y militantes de estos grupos han experimentado la persecución, detención y tortura por parte de las fuerzas militares o han desaparecido en manos de escuadrones de la muerte.