ORGANIZACIONES SOCIALES DE MUJERES

A diferencia de otros países de América Latina, en Ecuador no existe una trayectoria de lucha por la igualdad de derechos de las mujeres, aun cuando hubo importantes organizaciones femeninas en las luchas políticas y sociales, como la Alianza Femenina Ecuatoriana (AFE) en 1939, la Unión Nacional de Mujeres (UNME) en 1960 -que se conserva hasta hoy- y la Unión Revolucionaria de Mujeres del Ecuador (URME), del mismo período. En la década de los setenta aparecen los antecedentes más inmediatos de la organización de mujeres como un fenómeno social de importancia creciente, asociado a la redemocratización y a la crisis económica de los años ochenta.

Existen numerosas vertientes de organización femenina: programas gubernamentales, como la atención maternoinfantil a clubes de madres (Ministerio de Salud) o programas productivos del Ministerio de Agricultura; ONG de mujeres que promueven la organización en talleres y otros grupos de base; la acción voluntaria de beneficiencia de sectores medios que se desarrolla a contar de los años sesenta y cuenta actualmente con un Secretariado General; las mujeres profesionales y trabajadoras que forman numerosas asociaciones, comités y federaciones; las campesinas e indígenas en sus comunidades y también las mujeres negras con su quehacer cultural. También está la vertiente política que da origen, en 1984, al Frente Democrático de Mujeres y a Mujeres por la Democracia, que dinamizan el quehacer colectivo en los años posteriores.

Los sectores indígena, negro y sindical, cuentan actualmente con una importante participación de mujeres, han creado espacios específicos para ellas (Frentes y Grupos de Trabajadoras de varias Federaciones Sindicales y Sindicatos propiamente tales), y han incorporado en las demandas generales algunas de interés específico femenino. Las organizaciones de campesinas e indígenas se hicieron visibles en 1990 al participar activamente en la lucha por la tierra y mejores condiciones de vida.

Muchas de estas organizaciones se reúnen en coordinadoras, federaciones, uniones de segundo grado de tipo territorial o funcional. A su vez, se articulan con organismos no gubernamentales para abordar áreas de trabajo específico -violencia doméstica, educación popular, medio ambiente y comunicaciones- dando cuerpo a un movimiento social de mujeres.

En esta perspectiva se desarrollaron a contar de 1982 una serie de eventos con el Primer Encuentro de Mujeres Suburbanas (Ballenita, Guayas). En 1983 se llevaron a cabo el Primer Encuentro Cantonal de la Mujer Trabajadora, organizado por la Unión de Mujeres Trabajadoras de Quininde, (Esmeraldas) y el Primer Encuentro Nacional de Mujeres en Riobamba.

En 1984 la Unión Femenina del Pichincha (UFP) realizó en Guayaquil el Segundo Encuentro Nacional de Organizaciones Femeninas Populares. Un Segundo Encuentro Nacional de Mujeres se efectuó también en Guayaquil en 1985.

En 1986 el Centro de Acción de la Mujer (CAM-Guayaquil) organizó el Primer Taller Encuentro Nacional sobre Teoría Feminista, en Ballenita, en el que comenzó a gestarse la unidad de las mujeres sobre la base de un diagnóstico común, la vigencia de una cultura patriarcal en Ecuador con graves consecuencias políticas. También tuvieron su Primer Encuentro de Mujeres Trabajadoras las integrantes de la Federación Clasista de Trabajadores del Guayas (FECTLATG) y su Primer Encuentro de Mujeres Indígenas las integrantes de la Confederación Nacional Indígena Ecuatoriana (CONAIE). Estas últimas crearon la Dirigencia de la Mujer para optimizar la participación de las mujeres en las organizaciones.

Un Segundo Encuentro Taller Feminista tuvo lugar al año siguiente con presencia mayoritaria de mujeres de sectores populares, pobladoras y campesinas de diversas provincias. Hicieron aportes también grupos de mujeres negras e indígenas. Se evidenció allí un movimiento en plena emergencia, amplio y de gran diversidad. Las mujeres de la Central Ecuatoriana de Organizaciones Libres Sindicales (CEOLS) crearon paralelamente su Frente Nacional de la Mujer Trabajadora.

En 1987, la preparación del Día Internacional de la Mujer coincidió con un fuerte terremoto en el oriente ecuatoriano, cambiándose las actividades previstas por una gran marcha que dio visibilidad a cientos de mujeres que tomaron las calles de Quito para expresar su solidaridad con los afectados. Se constituyó entonces el grupo Acción por el Movimiento de Mujeres (AMM), en Quito y Guayaquil, siendo un hito que marcó los acontecimientos posteriores a dicho evento. Este movimiento expresa a organizaciones de diversas vertientes y sectores aglutinando miles de mujeres bajo propuestas de consenso.

En el marco de la campaña electoral de 1988, las mujeres fueron convocadas por la gran mayoría de los partidos políticos para crear secretarías femeninas, desarrollar programas e integrar sus listas a cargos de representación popular. Por primera vez en la historia del país una mujer postuló a la Vicepresidencia de la República. En este contexto, organizaciones de mujeres elaboraron un Programa Básico de las Mujeres que respondía no sólo a la coyuntura electoral, sino que constituía el punto de partida de su proyecto político, con el liderazgo de Acción por el Movimiento de Mujeres. Las propuestas traspasaron el ámbito político. También gestionaron la creación, en 1988, de la Comisión Parlamentaria para Asuntos de la Mujer, el Niño y la Familia. El gran aporte del movimiento feminista a este proceso se refleja en el Comité No Más Violencia contra la Mujer, que ha llevado a cabo numerosas acciones destinadas a que la sociedad elimine este flagelo.

Tras un período de decaimiento, en 1990 Mujeres por la Democracia hizo un llamado para la reactivación de Acción por el Movimiento de Mujeres. Nuevos encuentros se produjeron entonces. A fines de ese año, tras su participación en el levantamiento indígena, las mujeres indígenas realizaron el III Encuentro Nacional de Mujeres Indígenas con una participación masiva de dirigentas de todo el país.

TIPOS DE ORGANIZACIONES SOCIALES

DE MUJERES, 1991

Organizaciones sociales de mujeres

 

%

Políticas

2

3,2

Gremiales

19

30,6

Sindicales

6

9,7

Voluntariado

3

4,8

Populares (urbanas y campesinas)

15

24,2

Coordinadoras y redes (1)

11

17,7

Otras

6

9,7

Total

62

100,0

 

 Notas:

(1) Incluye organizaciones de segundo nivel: federaciones y uniones, coordinaciones y redes de organizaciones y ONGs.

Fuentes: CEPAL, Anuarios Estadísticos de América Latina y el Caribe, 1989, 1990, 1991, 1992, Santiago de Chile

 

COORDINADORAS Y REDES DE ONG Y

ORGANIZACIONES DE MUJERES, 1992

Acción por el Movimiento de Mujeres (AMM)

Sectores políticos desde el centro a la izquierda, constituido por mujeres a título individual, organizaciones de mujeres y ONG

Grupo de Mujeres y Medio Ambiente

Tierra Viva, CEPP, FUNDAC, Ciudad, Natura

Comité No Más Violencia contra la Mujer

AMM, Instituto Latinoamericano de Investigación Social (ILDIS), Centro Ecuatoriano para la Promoción y Acción de la Mujer (CEPAM), Centro de Planificación y Estudios Sociales (CEPLAES), Centro de Información y Apoyo a la Mujer (CIAM), organizaciones populares, de derechos humanos y otros ONG

Red de Mujeres en Comunicación

Comunicadoras que trabajan en medios masivos: prensa, radio, televisión

Red de Educación Popular Entre Mujeres (CEAAL)

Organizaciones de mujeres y ONG

 

Fuentes: FLACSO-Quito. CECIM-María Quilla-CEAAL, Directorio "Trabajando con mujeres en el Ecuador", Quito, 1990. ACDI-CEPLAES, Entre los límites y las rupturas. Las mujeres ecuatorianas en la década de los 80, Quito, 1992. UNIFEM-Red de Educación Popular entre Mujeres, Concurso Andino sobre Mujeres y Tecnologías Alimentarias, Quito, agosto 1992.