SUBEMPLEO

Las mujeres sufren de mayor subempleo que los hombres (midiendo el subempleo por el número de horas trabajadas y considerado en Chile como aquel trabajo que no alcanza las 35 horas por semana). En 1989 se encontraban subempleadas el 19% de las mujeres ocupadas, mientras esta proporción era sólo del 7% para el caso de los hombres.

Así, las mujeres llegan a ser mayoritarias en los grupos que trabajan menos horas. En la fuerza laboral que trabaja más de 35 horas semanales, la participación femenina más alta (cerca del 40%) se da en el otro extremo de la escala: el grupo de los que trabajan sesenta y más horas semanales.

Durante el gobierno militar fue creado un subempleo institucionalizado, mediante programas especiales de absorción de mano de obra: el Programa de Empleo Mínimo (PEM) y el Programa Ocupacional de Jefes de Hogar (POJH). Establecidos oficialmente con carácter provisional, con retribuciones que rodearon un tercio del salario mínimo, se mantuvieron prácticamente durante todo el régimen militar, desde 1974 hasta 1988, bajo la dirección del Ministerio del Interior. Su volumen fue altamente variable, entre un 2% y un 6% de la PEA, llegando a alcanzar los dos años de crisis, 1983 y 1984, un 13% y un 10% respectivamente.

La participación de las mujeres en estos programas creció rápidamente. El PEM fue creado en 1974 y en 1982 las mujeres ya eran mayoritarias (el 53%). En cuanto al POJH, constituido para paliar la crisis económica de 1982, no existen datos confiables desagregados por sexo, pero de acuerdo a expertos del Programa de Economía del Trabajo (PET), la presencia de las mujeres también tuvo una evolución similar.

La gran mayoría de las mujeres que accedió a estos programas no había tenido empleo anteriormente, mientras que los hombres eran principalmente cesantes (sólo un 25% no había trabajado antes).

POBLACION OCUPADA POR SEXO, SEGUN

HORAS SEMANALES TRABAJADAS, 1989

(Porcentajes)      
Horas semanales

Ambos sexos

Mujeres

Hombres

trabajadas      
Subempleo      
Menos de 15

2,7

4,3

2,0

15-29

4,0

7,8

2,3

30-34

4,0

7,2

2,5

Empleo      
35-43

29,1

27,9

29,7

44-47

21,0

25,6

19,1

48

31,5

22,4

35,6

49-54

9,2

7,5

10,0

55-59

2,4

1,7

2,7

60 y más

10,9

13,7

9,6

Total

100,0

100,0

100,0

 

Fuentes: INE, Encuesta Nacional de Empleo 1989, Santiago, Chile.

 

ADSCRITOS A PROGRAMAS ESPECIALES DE EMPLEO

(PEM Y POJH), POR SEXO, 1975-1988(1)

Año

PEM

Mujeres PEM

POJH

PEM+POJH

PEA

  

%

  

%

1975

72.695

nd

-

72.695

2,3

1976

157.836

18,4

-

157.836

5,0

1977

187.647

26,4

-

187.647

5,9

1978

145.792

28,6

-

145.792

4,2

1979

133.933

29,9

-

133.933

3,9

1980

190.763

35,8

-

190.763

5,2

1981

175.607

nd

-

175.607

4,9

1982

225.290

52,5

81.200

306.490

6,3

1983

341.578

nd

161.228

502.806

13,0

1984

170.915

nd

207.639

378.554

10,0

1985

105.646

nd

171.360

277.006

6,9

1986

61.410

nd

122.812

184.222

4,3

1987

22.245

nd

64.201

86.446

2,0

1988

3.521

nd

5.345

8.866

0,2

 

 Notas:

(1) PEM significa Programa de Empleo Mínimo, y POJH, Programa Ocupacional para Jefes de Hogar.

Fuentes: De 1975 a 1982: INE y M. del Interior. En Teitelboim, B., Indicadores económicos y sociales, PET, Santiago, 1985 y Morales, E., Políticas públicas y ámbito local. La experiencia chilena, en AA.VV. Descentralización del Estado, movimiento social y gestión local, ICI, FLACSO, CLACSO, Santiago, 1987. De 1985 a 1989: INE, Compendio Estadístico.

ADSCRITOS AL PEM SEGÚN OCUPACIÓN ANTERIOR, POR SEXO, 1982
Fuente: Universidad de Chile, Encuesta de Empleo de la Escuela de Economía, Santiago, 1982