FECUNDIDAD

El notable descenso de la fecundidad en Chile, desde el inicio de los años sesenta, cuando cada mujer tenía en promedio 5,3 hijos, hasta el comienzo de los noventa, en que el promedio estimado era de 2,7 hijos, fue la causa principal de la reducción del crecimiento de población. Los primeros datos del Censo de 1992 apuntan a que ese promedio incluso podría ser ahora un poco más bajo, en torno a 2,5 hijos por mujer.

Este descenso de la natalidad global ha tenido lugar reduciendo las diferencias que antes existían entre distintos sectores de la población femenina, si bien esas diferencias son todavía perceptibles: aún tienen más hijos las mujeres rurales y aquellas de niveles socioeconómicos y educativos bajos.

La reducción de las diferencias de fecundidad no sólo se aprecia según esos tres factores: la información disponible sobre las mujeres indígenas también indica esa reducción de las diferencias: en el quinquenio 80-85 cada mujer mapuche tenía en promedio 4,3 hijos durante su vida, mientras a nivel nacional las mujeres tenían un promedio de 2,8 hijos; en el quinquenio 85-90, esa diferencia se redujo a 3,9 y 2,7 hijos por mujer, respectivamente.

Esta caída de la fecundidad fue protagonizada por mujeres de todos los grupos de edades, aunque fue más pronunciada entre las de edades más avanzadas, desde los 35 años en adelante. Ello ha significado que la proporción de hijos nacidos se acumule en las edades anteriores, creciendo también el peso relativo del otro grupo de riesgo, el de las mujeres de edades más tempranas: a comienzos de los setenta, las mujeres de 15 a 19 años tenían un 11,6% del total de hijos, y al inicio de los noventa aportaban el 12,4% de los mismos.

En cuanto a la condición legal de los nacidos vivos, ésta fue registrada estadísticamente hasta 1981 en relación con el estado civil de la madre (hijos de casadas y de no casadas). A partir de 1982, asumieron la calificación -para las publicaciones estadísticas- de "hijos legítimos" e "hijos ilegítimos". Estos últimos eran a fines de los años ochenta, sobre un tercio del total de los nacidos vivos. Cabe destacar que el ligero aumento de la ilegitimidad durante los años ochenta, se concentra en las madres más jóvenes.

EVOLUCION DE LA FECUNDIDAD

 

1950

1960

1970

1975

1980

1985

1990

 

1955

1965

1975

1980

1985

1990

1995

Hijos por mujer (1)

5,1

5,3

3,6

2,9

2,8

2,7

2,7

Nacimientos anuales (miles)

239

298

274

255

281

301

309

 

 Notas:

(1) Tasa Global de Fecundidad.

Fuentes: CELADE, Boletín Demográfico, Año 21, Nº 41, Santiago, 1988.

 

EVOLUCION DE LA FECUNDIDAD

SEGUN FACTORES DIFERENCIALES

(Tasas globales de fecundidad)     
 

1960-65

1970-75

1975-80

1980-85

1985-90

Zona de residencia

Urbana

3,8

3,4

2,4

2,3

2,2

Rural

6,1

5,6

4,5

4,5

4,4

Nivel socioeconómico

Alto

3,2

2,5

2,1

nd

nd

Medio

3,5

2,7

2,4

nd

nd

Bajo no agríc.

5,9

4,1

3,2

nd

nd

Bajo agrícola

8,0

5,7

4,5

nd

nd

Resto

5,5

3,6

3,2

nd

nd

Años de estudio

Ninguno

7,9

nd

nd

nd

nd

1 - 3

7,3

5,1

3,5

nd

nd

4 - 6

5,6

4,2

3,2

nd

nd

7 - 9

4,3

3,2

2,8

nd

nd

10 - 12

3,4

2,5

2,5

nd

nd

13 y más

3,1

2,2

2,2

nd

nd

Composición étnica

Indígena

nd

nd

nd

4,3

3,9

Total país

5,3

3,6

2,9

2,8

2,7

 

Fuentes:

 

FECUNDIDAD, SEGUN GRUPOS DE EDAD,

1970-1995

(Tasas específicas por mil mujeres en edad fértil)      
 

1970-1975

1980-1985

1990-1995

Edad

Tasa

%

Tasa

%

Tasa

%

15-19

8,4

11,6

6,9

12,3

6,6

12,4

20-24

19,6

27,0

16,0

28,5

15,5

29,2

25-29

18,2

25,0

15,1

26,9

14,4

27,1

30-34

13,7

18,9

10,3

18,4

9,6

18,1

35-39

8,1

11,2

5,6

10,1

5,2

9,7

40-44

3,9

5,3

1,9

3,4

1,7

3,2

45-49

0,7

1,0

0,2

0,4

0,2

0,3

Total

100,0

100,0

100,0

 

Fuentes: CELADE, Boletín Demográfico, Año 21, Nº 41, Santiago, 1988.

 

PROPORCION DE NACIMIENTOS ILEGITIMOS

SEGUN EDAD DE LA MADRE, 1982-1988

(Porcentajes)    
Edad de la madre

1982

1984

1986

1988

Nacim. ilegítimos Nº

76.821

81.040

83.246

94.446

Todas las edades

30,0

32,2

32,1

33,5

10-14

73,5

78,7

82,6

83,4

15-19

49,5

54,4

55,5

59,4

20-24

31,6

34,9

34,4

36,2

25-29

22,2

23,3

24,1

24,4

30-34

22,1

23,0

23,9

24,8

35-39

24,7

25,4

26,2

29,8

40-44

27,4

28,0

29,2

30,6

45-49

25,5

27,5

23,8

58,3

50-y más

18,7

26,1

nd

29,3

 

Fuentes: INE, Anuarios de Demografía, 1982-1988.